El infortunado se encontraba frente a un depósito de licores cuando fue sorprendido

Lo ultimaron de un disparo en la cabeza tras resistirse al robo

14a
3 de abril, 2017 - 8:43 am
Wilson Alvarado / [email protected]

Junto a la víctima se encontraban cinco primos,  quienes fueron golpeados en la cabeza con las cachas de las armas que portaban los criminales. El cadáver fue llevado a la morgue

 Foto: Wilson Alvarado

San Francisco — Su última parranda. Lo que sería una noche de tragos y diversión terminó con la muerte de Carlos Humberto González González, de 35 años de edad, quien fue asesinado, ayer en la madrugada, de un disparo en la cabeza tras resistirse al robo de sus pertenencias.

González se encontraba bebiendo alcohol en casa de sus primos, ubicada en la calle 207 del barrio Primero de Mayo, parroquia Domitila Flores, del municipio San Francisco. Luego de varias horas en la ingesta de alcohol, decidieron salir a las 3:30 de la madrugada a comprar más ron en el depósito de licores Don Ramón, ubicado a escasas cuadras de la residencia, para seguir conmemorando, según la tradición wayúu, la muerte de un pariente.

Los hombres llegaron al depósito y cuando esperaban la entrega de su pedido fueron sorprendidos por dos sujetos, a bordo de una motocicleta, quienes le exigieron al grupo la entrega de las pertenencias.

González, a quienes familiares describieron como «perreroso» cuando estaba bebido, puso resistencia y comenzó a discutir con los asaltantes. La acción desencadenó la furia de los criminales, quienes sin duda alguna sacaron de sus cinturas un arma de fuego y le dispararon a González en la cabeza, dejándolo sin vida en el sitio.

Los criminales, no conforme con la muerte, se bajaron de la unidad y golpearon a los primos de González en la cabeza con las cachas de las armas y huyeron de la zona sin dejar rastro alguno.

Los deudos al caer la luz del día montaron el cuerpo que quedó boca arriba sobre un charco de sangre y lo trasladaron al Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de la localidad, en donde funcionarios de la policía científica recogieron el cuerpo y lo trasladaron a la morgue de la localidad para la necropsia correspondiente.

La víctima, quien era el menor de tres hermanos, vivía en el barrio Juventud.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente