Tres años no han sido suficientes para que los organismos policiales investiguen y den una respueta

1095 días de incertidumbre, 26280 horas de desconsuelo: Todo es incierto sobre Grecia

15a copia
7 de junio, 2017 - 4:08 pm
Mayerlin Barboza / [email protected]

 Grecia Colmenares no alcanzó a iniciar sus estudios universitarios. Fue raptada al poco tiempo de haber terminado su bachillerato, durante el cual siempre fue la joven popular en su liceo, a la que todos envidiaban y criticaban. Su actitud arrogante la hacía ser la cúspide de las críticas

Foto: Agencias

Maracaibo — Su exhuberante y voluptuoso cuerpo, ojos claros, piel blanca y  cabello largo y negro no han deslumbrado más.

1095 días han transcucrido hasta hoy, desde que Grecia Colmenares, quien ahora tendría 21 años, se esfumó de la mirada de todos. Una vez que fue raptada en su casa en el sector Gallo Verde, parroquia Cecilio Acosta, el 7 de junio de 2014 por un grupo de presuntos Cicpc. Nadie jamás supo de su paradero, solo quedó una esperanza común: que aparezca con vida.

Respecto a la autoridad, el silencio es la característica predominante. Adjetivar este caso como una investigación «encangrejada» es la mejor manera de explicar el estatus que se la ha dado.

Ni el Ministerio Público, ni el Grupo Antiextorsión y Secuestro (GAES), Secretaria de Seguridad y Orden Público y Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalíctias (CICPC), han sabido o han querido emitir una respuesta.

¿Está viva o está muerta?, es la interrogante latente en la colectividad, pese a que la gran mayoría especula y apuesta a que un cadáver que no ha sido hallado, es lo que queda de Colmenares.

Ni su sonrisa, ni su cadáver

Que la asesinaron, es lo que todos presumen. Dos osamentas halladas en dos municipios de la entidad zuliana, refirieron para el momento una posible respuesta «positiva» en la investigación, sin embargo luego de estudios antropológicos y criminalísticos, resultó que los huesos no correspondían a la joven.

La primera se encontró el 27 de octubre de 2015 (un año y cuatro meses después de su rapto), en La Cañada de Urdaneta, se presumió que se tratara de Grecia por el pelaje largo, negro y brillante, que aún colgaba del cráneo. Mientras que la segunda se halló  en una zona enmontada de  la población de Casigua El Cubo, en el Sur del Lago.

Amistades que fueron la soga en su cuello

Pese a que su madre, Aura Castillo siempre negó los nexos amistosos que ella mantenía con líderes delincuenciales, detectives, policías y demás funcionarios aseguraron con veracidad que el círculo social de Grecia, estaba manchado por el hampa.

Se le vinculó a Hugo Enrique González, alias «El kike», evadido de la Cárcel Nacional de Tocorón y también con Alberto Enrique Quintero Hernández, conocido como «El Pájaro», con quien según el comisario Heberto Alfonso Olano, director del CICPC para la fecha, ésta planificó el homicidio contra Naín Álvarez, funcionario del CICPC asesinado el 17 de mayo de 2014 (20 días antes de su rapto).

Este crimen habría sido presuntamente el hecho con el cual ella firmaría su oscuro destino. Se rumoró que a manera de  venganza por este homicidio fue que la secuestraron y aparentemente la asesinaron.

Funcionarios: Los primeros sospechosos

De parte de las fiscalía, los primeros en investigar fueron los funcionarios de la policía científica que habían sido señalados por los testigos. De hecho, quien investigó el caso fue el despacho de Derechos Fundamentales que se encarga de «investigar los homicidios, lesiones, privación ilegítima de libertad, tortura, abuso de autoridad y desapariciones forzosas, cometidos por funcionarios del Estado».

Un detective de apellido Puerta fue uno de los principales investigados. Presuntamente la camioneta blanca, 4Runner, placas VCS-04X a bordo de la cual secuestraron a Grecia, apareció en su vivienda, ubicada en un prestigiosa complejo residencial de la metrópolis marabina. Sin embargo, tras haber sido sometido a experticias, en el vehículo no se hallaron rastros de cabello, ni de sudor, ni ningún otro indicio que lo involucrara con el flagelo.

A instancias nacionales

Hasta un llamado al presidente Nicolás Maduro, se elevó de boca de los padres de Colmenares.

El 18 de noviembre de 2014 (a poco más de cinco meses de la desaparición), Luis Colmenares, padre de la víctima viajó hasta Caracas para pedir apoyo a la Fiscalía General de la República y a la Defensoría del Pueblo, de allí el resultado fue la designación de un Fiscal con competencia nacional, quien tampoco pudo dar respuestas a la familia Colmenares Castillo, sobre el paradero de su hija.

Lo cierto hasta la fecha, es que nadie sabe si Grecia aún sonríe y camina con su característicos «tumbao» o si fue asesinada por su captores.

Su madre mantiene la esperanza latente de que la joven vive, mientras que el resto rumora que podría estar muerta. A tres años de su desaparición, las respuestas siguen siendo inciertas, su caso un «cangrejo detectivesco» y su paradero un total y tormentoso misterio.

Incertidumbre total

1) El 7 de junio de 2014 fue raptada en su casa en Gallo Verde, fue embarcada forzosamente en una camioneta 4Runner blanca y jamás volvió.

2) Un año y cuatro meses después de su rapto,  apareció una osamenta y se creyó que le correspondía.

3) Ni los organismos nacionales, han podido descifrar el misterio.

15a2 silueta

Palabras clave
,

Comente