Señalado de traficar con 2.262 kilos de marihuana

Ángel Hernández: «Me acusaron de narcotraficante y soy inocente»

visitas
26 de agosto, 2016 - 9:53 am
Delsy Fernández / [email protected] / Génesis Rosario / gé[email protected]

Aunque recibió libertad plena por insuficiencia en las pruebas que pretendían incriminarlo tuvo trabas para disfrutar de ella. Sus bienes permanecen congelados

Foto: Génesis Rosario

Maracaibo — Ángel Ovidio Hernández Contreras (49) visitó QUÉ PASA en compañía de su abogado, para limpiar su imagen. Fue acusado de traficar con 1.223 kilogramos de marihuana en el balneario playa San Remo del municipio Maracaibo y otros 1.029 kilos para un total de 2.262 kilogramos.

Hernández Contreras pasó 11 meses preso en la Comunidad Penitenciaria de Coro por el supuesto «proceso de investigación» que determinó su inocencia por no contar con las pruebas que lo responsabilizaran con los delitos de asociación para delinquir y tráfico agravado de sustancias psicotrópicas.

Asegura que la decisión fue emitida por la ahora destituida fiscal 24º del Ministerio Público, María Alejandra Perdomo, tras haber relacionado a Hernández —a través de unas llamadas telefónicas— con su sobrino político Deivis Rivas (24), quien conducía un vehículo rústico el 12 de abril del pasado año en el que transportaba 1.016 panelas de marihuana con un peso de 1.029 kilogramos.

«Deivis era mi sobrino político y el hecho de que estuviera metido en cosas malas no significa que yo estaba al tanto de esa situación y mucho menos que estuviera involucrado en esos delitos». Aseguró el afectado, quien en estos momentos, tras comprobar su inocencia, disfruta de su libertad plena.

Aclaratoria

La víctima explicó que el pasado 12 de abril del año pasado, su sobrino conducía una camioneta en la que transportaba la cantidad de marihuana antes mencionada, por una vía pública del estado Trujillo, cuando fue avistado por funcionarios policiales iniciándose una persecución que culminó en un vuelco cobrando la vida de Rivas. Los uniformados encontraron el alijo dentro del vehículo envuelto en bolsas plásticas de color negro. Situación similar a lo que ocurrió el 28 de febrero del mismo año en la playa San Remo en donde se incautaron en dos camionetas los primeros 1.233 kilogramos del mismo estupefaciente en el que probablemente Rivas también estuvo involucrado.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente