La inocente fue velada en la casa de sus padres biológicos

Valeria fue asesinada porque se orinaba

sucesos
3 de agosto, 2016 - 10:41 am
Haroldo Manzanilla / [email protected] / Nervin Torres / [email protected]

Fuentes policiales informaron que Valeria vivía con sus tíos, quienes la adoptaron a los pocos meses de nacida, debido a que su progenitora no tenía cómo mantenerla

Foto: Nervin Torres

Miranda — Valeria Luisana Ortiz (5), la niña que ingresó sin vida el pasado lunes al Hospital Dr. Hugo Parra León en Los Puertos de Altagracia, sufría de los riñones, razón por la cual se orinaba constantemente. Sus tíos ante la inocente e inconsciente acción la asesinaron a palazos.

Al parecer, su «madre de crianza», una tía identificada como Amarelis Apone González (40), junto a otros tíos no les agradaba la enfermedad de la pequeña, según vecinos de la barriada donde ocurrió el crimen, a la niña la golpeaban brutalmente cada vez que la menor realizaba la necesidad fisiológica.

La última y atroz golpiza se pasó de los limites. Los golpes que recibió la menor hizo que la niña ingresara al centro asistencial con politraumatismos generalizados, según el parte médico de guardia.

Fuentes policiales informaron que Valeria vivía con sus tíos, quienes la adoptaron a los pocos meses de nacida, debido a que su progenitora no tenía cómo mantenerla.

El esposo de Apone, un hombre identificado como Henry José Ortíz Peña (42), era testigo de los maltratos que sufría la inocente y nunca hizo algo para detener la bestialidad.

Todos fueron detenidos por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GBN), y trasladados hasta la sede del CICPC, donde permanecen recluidos y puestos a la orden del Ministerio Publico (MP), para que enfrenten los cargos previstos en la ley.

Comente