Accidente enluta poblado de San Antonio en Colón

Su primo la mató de un disparo en la cabeza

sucesos-cpbez-alfredo
24 de marzo, 2017 - 9:48 am
Edwin Urdaneta [email protected]

La familia no presentará cargos en contra del responsable, sin embargo, la policía científica analiza experticias y cumple las indagatorias respecto al caso
Foto: Referencial

Sur del Lago — Su propio primo, de 13 años, llegó  jugueteando con la escopeta de seguridad al interior de la sala de la finca La Trinidad, ubicada en el poblado rural de San Antonio, parroquia Urribarrí de Colón. Los amenazaba, entre risas, diciéndoles: «Quietos». Lo que jamás imaginó era que el arma estaba cargada.

El grupo de estudios de adolescentes, pasó del silencio al llanto toda vez que un disparo accionado accidentalmente, impactó uno de los parietales de Luzmary del Carmen Sangroni Ramírez (13), a quien el fulminante impacto le segó la vida al instante.

La sangre quedó esparcida en el lugar, salpicando los cuadernos y lápices de aquella tarde de estudio que terminó teñida en desgracia. Todos corrieron. Gritaban, saltaban. «¡La mataste!», le cayeron encima, a darle golpes. Todo fue angustia y desesperación entre los primos de la familia. Ni hablar de la dramática escena de su madre al verla sin responder.

Una comisión del eje de investigación de homicidios del CICPC, base San Carlos, acudió a efectuar las experticias y levantar la inerte humanidad de la chica.

Sus hermanos contaron a QUÉ PASA, a las afueras de la morgue del Hospital Santa Bárbara, que Lusmary era entusiasta. «Estudiaba modelaje en Mérida, fue reina del Carnaval en el liceo Leandro Alberto Fernández, ubicado en Caño Blanco, donde estudiaba octavo grado y sobresalía con buenas calificaciones». Además, «quería ser Miss Venezuela», dijo un cuñado, funcionario policial del CPBEZ.

La joven vivía en la parcela donde se produce plátanos junto a sus padres y un hermano menor. Por parte de padre y madre tenía diez hermanos. En la institución educativa decretaron duelo. El caso pasó a manos del órgano detectivesco local. La familia está consciente de que se trató de un accidente. No levantarán mayores cargos, aunque iniciará un proceso de investigación y seguimiento.

En el municipio zuliano de Colón, en los últimos dos años han ocurrido tres incidentes similares, uno en el sector Chupulún de Santa Bárbara de Zulia y otro en el sector Medio Cuarto de la también parroquia foránea Urribarrí, éste último caso también por la mala manipulación de una escopeta.

Comente