Movidas de cargos y sentencias arbitrarias necesitan explicación

QUÉ PASA con la justicia: Conmociona el Poder Judicial del Zulia

15A
19 de noviembre, 2017 - 10:05 am
Jefry Machado/[email protected]

La sentencia del caso de Paúl Moreno ha generado una controversia entre el gremio del derecho penal. Una «movida de mata» se ha venido suscitando dentro del poder judicial. ¿Por qué tanto en destaparse la olla?Foto: Referencial

Maracaibo — Se destapó la olla. El poder judicial en el estado Zulia está conmocionado luego de darse a conocer la sentencia dictada  al responsable del arrollamiento de Paul Moreno.

Hecho que salpicó la honestidad de los entes responsables e inmediatamente se relacionó con el barajeo de los cargos que se vivió dentro de la entidad en los últimos años, y las piezas incógnitas del rompecabezas se empezaron a armar luego del hecho que se presenció.

El pasado viernes, la sentencia sorpresa emitida por el Juez Sexto de Control para Omar Barrios, a quien le fue dictada una medida cautelar de un año y siete meses de casa por cárcel, dictamen que revirtió la decisión del Ministerio Público, organismo que había catalogado como el acto de homicidio intencional y, ahora se sustenta en un homicidio culposo, es el desenlace judicial que ha generado un escándalo judicial en la región.

 ¿Cómo pasó?

Después de seis meses de espera por el desenlace del caso de Paúl Moreno Camacho, los resultados sacudió todos los controles en el Zulia, lo que ocasionó un sinfín de interrogantes en entre el gremio del poder judicial, Ministerio Público, fiscales superiores, fiscales ordinarios, abogados y estudiantes de derecho, ya que no encontraban explicación alguna por la pena y la sentencia dictada para Omar Barrios.

Estructura removida

«La autoridad de personalidades del poder se entrevió en tela de juicio, desde que el fiscal superior, Richard Linares, quien renunció a su cargo y se fue a los EEUU, dejó en la región  varios casos que cuestionaban su autoridad», según manifestó una fuente ligada al ejercicio penal, quien prefirió mantenerse bajo el anonimato.

Al parecer, el gremio en ejercicio necesita las respuestas a sus interrogantes ante los sorpresivos traslados de los jueces.  Imelda Rincón, ex jueza rectora penal del Zulia, quien fue destituida y sufrió un golpe a su jerarquía al ser enviada a Cabimas como juez ordinaria. Otra removida de cargo que representó un verdadero golpe contra su autoridad fue la de Adán Vivas, juez reconocido y respetado por sus 35 años de trayectoria, quien pasó a ser juez superior en el Zulia, para luego ser juez ordinario en el estado Trujillo.

Estas «movidas de matas» y las decisiones judiciales de dudosa confianza en los veredictos han generado una estampida de dudas que se espera que sean aclaradas por algún órgano gubernamental.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente