Padre e hijo se caen «a plomo limpio» contra delincuentes

1319_ultima abrir
20 de julio, 2014 - 2:21 pm
Redacción Diario Qué Pasa

El viernes en la noche, Ángel de Jesús Villasmil Soto y su hijo Ángel Villasmil Sánchez, se enfrentaron a «motosicarios» que abrieron fuego contra ellos cuando se disponían a comprar unas medicinas en una farmacia cercana al materno de San Francisco. Padre e hijo no dudaron en defenderse, sin embargo, el sexagenario falleció producto del intercambio de disparos, mientras que su hijo resultó herido. Por el caso, supuestamente hay una tercera persona lesionada.

San Francisco — La noche de este viernes, cuando Ángel de Jesús Villasmil Soto (63), y su hijo Ángel Villasmil Sánchez, se disponían a comprar unas medicinas en una farmacia ubicada cerca del materno de San Francisco, fueron sorprendidos por dos hombres armados que se desplazaban en una motocicleta.

Los «motosicarios» empezaron a dispararles a los hombres, sin embargo, padre e hijo estaban armados e iniciaron un intenso tiroteo que duró varios minutos; Villasmil Soto recibió varios impactos de bala en su cuerpo, quedando sin signos vitales en el sitio.

En el tiroteo un tercero resultó herido, pero se desconoce su identidad. Testigos del hecho comentaron que se trató de un hombre que estaba en un cajero automático, retirando dinero y que recibió un disparo.

El hombre asesinado era hermano de Alfonso Villasmil Soto, exconsultor jurídico de Polisur, que fue asesinado de más de 50 balazos el 13 de febrero de 2009, dentro de su camioneta en el barrio Ma′ Vieja de San Francisco. Villasmil Soto estuvo vinculado con varios homicidios y la desaparición de Daniel Leal.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), levantaron el cadáver del hombre, lo trasladaron hasta la morgue de la Facultad de Medicina de LUZ, e iniciaron las investigaciones pertinentes para esclarecer el móvil del asesinato.

No descartaron ninguna hipótesis, presumen que se trate de una venganza en contra de la familia Villasmil.

Fotos: Archivo/ Alfredo Chinaleong

Comente