Señalan a la banda de «Los Sanguinarios» como responsables del hecho

Decapitado en Las Trinitarias era vendedor de frutas en El Marite

SUC---240716---DECAPITADO---A-CHINALEONG-(3)
26 de julio, 2016 - 10:34 am
Delsy Fernández / [email protected]

El cadáver yacía boca abajo sin cabeza. A pocas cuadras del lugar en un morral de color negro con verde se encontraba la parte superior del cuerpo. El corte fue hecho con cuchillo o machete, según informaron

Foto: Alfredo Chinaleong

Maracaibo — Detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), lograron dar con la identificación del hombre hallado sin cabeza en el barrio Las Trinitarias la mañana del domingo. Se trata de Luis Antonio Molero Villalobos (25), un vendedor de frutas y verduras en el sector El Marite que corrió con la mala suerte de estar en el lugar y momento equivocado.

Vecinos de la barriada señalaron a la banda «Los Sanguinarios» como los responsables del hecho, integrada. Esta organización está conformada por al menos 10 sujetos cuyo fin es el de mantener azotados el sector impregnando el miedo en sus habitantes.

«Ellos cobran vacuna, extorsionan y matan», señaló un vecino que prefirió mantener resguardado su nombre.

Trascendió por fuentes ligadas al caso, que el infortunado caminaba por la calle 96G del barrio Luz de Dios cuando fue interceptado por varios sujetos a bordo de un vehículo del que hasta ahora se desconocen mayores características, en horas de la noche del sábado y no fue hasta horas de la mañana del día siguiente cuando fue encontrado por una transeúnte dentro de una granja abandonada del referido sector.

El cadáver yacía boca abajo sin cabeza. A pocas cuadras del lugar en un morral de color negro con verde se encontraba la parte superior del cuerpo. El corte fue hecho con cuchillo o machete, según informaron.

Además, en el lugar el cual fue señalado como «picadero» de vehículos y en donde también los «enfrían» había dos carros desvalijados, uno de ellos un Fairlane blanco placas 01AD2F en el que aparentemente trasladaron a Molero.

Los detectives que llevan el caso indagan otras lineas de investigación, pues por la manera en la que sucedió el dantesco hecho podría tratarse también de una posible venganza por el tráfico de drogas.

Comente