Acribillan a José Antonio «Totoño» Meleán en La Cañada

mdulo-aaaa--2jm_01.jpg - 33.33 Kb
29 de octubre, 2014 - 8:28 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Carmen Salazar

El crimen ocurrió la mañana de ayer en el sector La Ensenada, cuando compraba unos motores para su negocio,

Cañada de Urdaneta — Los vecinos de la tercera calle del sector La Ensenada, muy cerca de la iglesia Chiquinquirá en el municipio La Cañada nuevamente sintieron el terror del sicariato al escuchar más de un centenar de detonaciones que le apagaron la vida a otro integrante de la familia Meleán.

En esta oportunidad, José Antonio Meleán, de aproximadamente 60 años conocido como «Totoño» fue acribillado a eso de las 10:30 de la mañana de este martes, cuando se desembarcaba de su camioneta Ford Ranger gris, placas A558N15, frente a la distribuidora Samaría.

Al parecer Meleán, quien se dedicaba a la compra y venta de repuestos para motores fuera de borda, estaba recorriendo todas las tiendas en el ramo buscando una pieza para una embarcación de su propiedad, pues 20 minutos antes del asesinato había estado en la bomba de servicio que está a la entrada del municipio y habría comentado que no conseguía el repuesto. De allí, según cuentan los que lo vieron que, partió hacia La Ensenada para  continuar la búsqueda. Justo al llegar, dos pistoleros a bordo de una moto desenfundaron las armas y lo acribillaron. La mayoría de las balas fueron directo a la cabeza y otras se reflejaron en la mano derecha, pues estaba hablando por teléfono cuando lo sorprendieron. El cuerpo de «Totoño» quedó tendido en la acera frente al local comercial Samaria.

El pánico se adueñó del lugar, pero nadie se atrevió a decir nada por temor. En la escena se contabilizaron al menos 10 casquillos de bala.

Agentes de la policía científica levantaron el cadáver e iniciaron las investigaciones. Sin embargo, trascendió que el móvil que más cobra fuerza es el ajuste de cuentas.

Se conoció que Meleán residía en el sector Los Pozos de La Cañada y varios hermanos de sus hermanos han sido asesinados.

Comente