Asimismo el Puente Rafael Urdaneta cumple 51 años de su inauguración

Este sábado se celebró los 514 años del descubrimiento del Lago de Maracaibo

Lago de Maracaibo
24 de agosto, 2019 - 10:40 am
Karolay Ordoñez/Agencia

Maracaibo- Las primeras crónicas que se tienen del lago datan del 24 agosto de 1499, cuando Alonso de Ojeda, en un primer viaje, recorre la costa desde Paria hasta el Cabo de La Vela, cruzando frente a la barra de Maracaibo.

Siguiendo por la costa del golfo descubrió el inmenso reservorio de agua y lo llamó “San Bartolomé”, de ahí que muchos tomen este día como fecha de cumpleaños. De ese entonces han pasado ya 514 años.

El 8 de septiembre de 1529, el alemán Ambrosio Alfinger lo rebautizó con el nombre de “Nuestra Señora”, y en esa misma fecha fundó la ciudad que le daría nombre.

 

115619_lagodemaracaibo3vilche1.jpg_1609701233

El lago fue, en los tiempos de la Colonia, una excelente vía de comunicación entre el Mar Caribe y las tierras de Nueva Granada: los ríos navegables de la cuenca extendían esta bondad, y permitían llegar por vía fluvial hasta la Nueva Granada, Trujillo, Mérida, La Grita y San Cristóbal.

El traslado de mercancías se empezó a realizar de manera bilateral, lo que redundó en el crecimiento de Maracaibo como ciudad portuaria, desplazando con los años al famoso puerto de Gibraltar.

En los albores del siglo XX, el pozo Zumaque 1 revela el potencial petrolífero del lago de Maracaibo. Ello obligó al dragado del canal de navegación y ha causado, paulatinamente, una gran contaminación.

Fue en este lago donde Venezuela adquirió su nombre, gracias a la semejanza de los palafitos con la ciudad italiana de Venecia. También sirvió para sellar la independencia de nuestro país con la Batalla Naval del Lago, en 1823.

 

EL “COLOSO” TAMBIÉN DE CUMPLEAÑOS

Durante los siglos XIX y XX, el lago era cruzado por pequeñas embarcaciones para quienes necesitaban desplazarse de una costa a otra. Con la llegada de los vehículos, tanto de pasajeros como de carga pesada, los famosos ferrys eran los encargados de transportarlos.

En 1956, durante la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez, se concibió la idea de construir un puente que uniera el punto más cercano entre ambas costas, Punta de Piedras (San Francisco) y Punta Iguana (La Rita). El proyecto terminó concretándose en el gobierno de Rómulo Betancourt y fue inaugurado el 24 de agosto de 1962.

El nuestro es el puente más grande de América Latina, uno de los más grandes del mundo en su tipo –en hormigón armado y pretensado- y el número 50 en longitud a escala mundial. Lleva el nombre del general Rafael Urdaneta, uno de los más leales al libertador Simón Bolívar.

Para su construcción fueron necesarios tres millones de sacos de cemento de 46 kilos cada uno, así como 22 mil toneladas de cabillas y la mano de obra de 2.860 trabajadores. Su diseño original pertenece al ingeniero Riccardo Morandi, y contemplaba una vía férrea.

 

Éstos son algunos de sus números:

Longitud: 8.678 metros

Pilas: 134

Altura (gálibo de navegación): 45 metros

Tráfico promedio (actual): Entre 50 mil y 60 mil vehículos diarios.

 

 

Foto: Agencia

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente