EE UU y Grupo de Lima advirtieron a Maduro que elecciones en Venezuela serán ilegítimas

banderas-696x391
15 de abril, 2018 - 5:09 pm
Jael Terán/[email protected]

La falta de democracia en Venezuela fue objeto de la condena y preocupación de buena parte de los mandatarios que participaron en la VIII Cumbre de las Américas en Lima

Aunque no hubo acuerdo para plasmar en la declaración de la cumbre una condena al régimen venezolano y desconocer las elecciones de mayo convocadas por el gobierno de Nicolás Maduro, los presidentes de Colombia, Argentina y Chile sí señalaron que no reconocerán los resultados de esos comicios, mientras que el primer ministro de Canadá, y los mandatarios de Brasil, Panamá, Honduras y México exigieron el restablecimiento de la democracia en el país.

«No reconoceremos los resultados de unas elecciones que están maquilladas para legitimar una dictadura, en tanto la crisis social se sigue agravando cada día más», dijo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Señaló que el régimen venezolano se inventó una asamblea constituyente espuria. «Esa instancia ilegítima de un régimen que quiere perpetuarse en el poder, convocó a unas elecciones que Colombia desconoce», recalcó.

«Seremos implacables con este régimen opresor que tanto daño le está haciendo al pueblo venezolano y a la región», recalcó.

Argentina desconocerá cualquier elección que surja de la convocatoria hecha por el gobierno de Venezuela porque no es una elección democrática, afirmó el presidente de Argentina, Mauricio Macri.

«No podemos mirar a otro lado; donde hay un proceso político sin garantías mínimas, vamos a desconocer cualquier elección que surja de un proceso de este tipo porque no es elección democrática», expresó

El mandatario argentino manifestó preocupación por la crisis humanitaria, en la que «millones son obligados a dejar su tierra, y diariamente sufren de carencias de alimentos y servicios básicos».

Macri pidió a Maduro, que deje de negar la realidad y acepte la colaboración internacional que permita superar la crisis humanitaria.

El presidente chileno Sebastián Piñera dijo: «Venezuela no es solamente un problema para los venezolanos, es un problema para todos los que amamos, queremos y nos comprometemos con la democracia».

«En Venezuela no hay democracia, no hay Estado de Derecho, no hay respeto a los derechos humanos, no hay independencia de poderes y hay presos políticos», expresó.

«Las elecciones que han sido llamadas en Venezuela no son democráticas, no son transparentes y, por tanto, ningún país que de verdad quiera la democracia debiera reconocerlas», subrayó.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, ratificó que «su gobierno tampoco reconocerá las elecciones. En Venezuela la democracia ha colapsado, la dictadura ha crecido y tener en Maduro un líder que no permite la llegada de ayuda humanitaria a su propio país donde la gente tienen hambre y muere, es indignante», indicó.

Otras voces

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela; el presidente de Brasil, Michel Temer; el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y el presidente de México, Enrique Peña Nieto, exhortaron al resto de los países miembros de la Organización de Estados Americanos a trabajar juntos en la restauración de la democracia en Venezuela. Exigieron una solución pacífica y democrática. Denunciaron además el éxodo masivo de venezolanos.

Solo el presidente de Bolivia, Evo Morales, defendió a Nicolás Maduro. Enfiló sus críticas hacia Estados Unidos y su presidente, Donald Trump, a quien responsabilizó de dirigir una campaña internacional contra Venezuela.

Laura Chinchilla: «Cada día es más inmenso el respaldo del mundo para Venezuela»

Gobernantes aprobaron compromiso anticorrupción

Los líderes políticos de toda América, salvo la notable ausencia de Venezuela, asumieron por aclamación en la VIII Cumbre de las Américas el Compromiso de Lima, documento anticorrupción que exige mayor cooperación jurídica, gobernabilidad democrática, transparencia y participación ciudadana.

El Compromiso de Lima, fue apoyado sin matices y aceleradamente por los representantes de los 34 países presentes en la reunión, tanto que se aprobó por aclamación a pedido del presidente peruano, Martín Vizcarra, al inicio de la reunión plenaria en lugar de al cierre, como es habitual.

El documento, que responde al tema de «Gobernabilidad democrática frente a la corrupción», recoge 57 puntos que exigen a los países incrementar la cooperación jurídica orientada a combatir el soborno internacional, el crimen organizado y el lavado de activos, así como la recuperación de activos vinculados al delito.

También insta a considerar la prestación de asistencia, de la manera más amplia posible, en los casos de corrupción trasnacionales.

La más amplia cooperación entre «las autoridades judiciales, policías, fiscalías, unidades de inteligencia financiera y autoridades administrativas», en las investigaciones por corrupción fue otra de las promesas hechas por los mandatarios.

El Compromiso de Lima también pide fortalecer la gobernabilidad democrática a través de la autonomía e independencia judicial.

 

Comente