El huracán bajó a la categoría 2

Matthew continúa azotando la costa este de EE UU

FLAGLER BEACH, FL - OCTOBER 08: A1A is seen after ocean waters stirred up by Hurricane Matthew washed away part of the ocean front road on October 8, 2016 in Flagler Beach, Florida. Across the Southeast, Over 1.4 million people have lost power due to Hurricane Matthew which has been downgraded to a category 1 hurricane on Saturday morning.   Joe Raedle/Getty Images/AFP
9 de octubre, 2016 - 2:15 pm
Agencias

Los cortes eléctricos son una de las consecuencias del mal tiempo

Foto: Agencias

EE UU — El huracán Matthew continuaba ayer sábado su peligroso trayecto en paralelo a la costa este de Estados Unidos, donde cinco personas murieron, amenazando con provocar graves inundaciones en las próximas horas.

Por el contrario, su impacto sobre el estado de Florida ha sido hasta el momento menos violento que lo esperado debido a que el ojo del huracán no ha tocado tierra.

Matthew estaba cerca de la costa de Carolina del Sur (Charleston) y de Georgia (Savannah). El huracán bajó a la categoría 2 en la escala Saffir Simpson de un máximo de 5, con vientos de hasta 165 km/h.

«Hay riego de inundaciones mortales (…) a lo largo de la costa de Georgia, de la costa de Carolina del Sur y de la de Carolina del Norte», advirtió según el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

En tanto, el gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory informó que Matthew mató a tres personas en el estado. Además, el asistente del forense de Georgia, confirmó dos muertos en Bulloch County, sumando, al cierre de esta ediciòn, 10 personas fallecidas en total.

El presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió que Matthew «todavía es realmente un huracán peligroso, la mayor preocupación en este punto no es solamente la fuerza de los vientos del huracán, sino el crecimiento de las aguas costeras».

Cortes de energía

En su paso por Florida, Matthew ha dejado cinco muertos. Una mujer murió al ser aplastada por la caída de un árbol en el condado de Volusia, y en el condado de Putnam falleció otra mujer en circunstancias similares cuando un árbol cayó sobre la caravana donde se había refugiado de la tormenta.

Otra mujer murió por una crisis cardíaca y una pareja sucumbió a las emanaciones de monóxido de carbono procedentes de un generador en su garaje.

Los cortes de energía eléctrica son una de las consecuencias del mal tiempo reinante, con un 11% de los consumidores de la red eléctrica de Florida afectados, o sea más de 1,1 millón de personas.

En Jacksonville, muchas personas encontraron refugio en hoteles y los niños jugaban en sus salones mientras los adultos conversaban en las penumbras sobre otras tormentas que habían vivido.

«Los expertos en meteorología describieron a Matthew como una tempestad que se produce una sola vez en un siglo y sobre la cual nuestros niños y nietos hablarán durante varias generaciones», comentó la alcaldesa de esta ciudad, Lenny Curry.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente