Grecia: Unas 2 mil personas manifiestan por el «no» en el referéndum

20-1
29 de junio, 2015 - 7:04 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Grecia manifestó por el «no» al referéndum convocado por el primer ministro, Alexis Tsipras

Fotos: AFP

Los griegos han salido desesperados a las calles en busca de cajeros automáticos. La medida de cierre temporal se mantendrá hasta el 6 de julio, y cada ciudadano podrá retirar hasta 60 euros diarios


Atenas —
Cerca de 2 mil personas, en su mayoría simpatizantes de extrema izquierda, se congregaron ante el parlamento de Atenas el domingo por la noche para pedir que los griegos voten el 5 de julio en contra de las medidas sometidas al gobierno de Alexis Tsipras por los acreedores.

«No a la austeridad, sí a la solidaridad europea», se leía en los banderines. Con megáfonos, los manifestantes gritaban en griego y luego en inglés: «Decimos un gran ‹no› a esta cárcel en que se ha convertido la Unión Europea».

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció este domingo la imposición de un control de capitales y un feriado bancario temporal, pero afirmó que «el ahorro de los ciudadanos, los salarios y las jubilaciones están garantizadas», al mismo tiempo que pidió a la población que guardara la calma.

El rechazo del Eurogrupo a prolongar el programa de asistencia a Grecia más allá del 30 de junio «condujo al BCE a no aumentar la liquidez de los bancos griegos y obligó al Banco de Grecia a activar las medidas de cierre temporal de los bancos y la limitación de los retiros bancarios», declaró Alexis Tsipras.

El primer ministro griego, al asumir las consecuencias del fracaso de cinco meses de negociaciones con los acreedores del país  —UE, BCE, FMI—, sorprendió en la medianoche del viernes al anunciar por televisión un referéndum.

Según el texto de la proposición de consulta, los ciudadanos helenos deben decir «sí» o «no» al proyecto de acuerdo presentado el 25 de junio por la Comisión Europea, la BCE y el FMI al Eurogrupo.

Sin bancos

Más temprano, Tsipras anunció por televisión el cierre temporal de los bancos griegos, y la instauración de un control de capitales, al mismo tiempo que invitó a la población a guardar la calma.

El Banco Central Europeo decidió mantener el tope establecido para el sistema de préstamos de urgencia ELA, única fuente de financiación de las entidades bancarias griegas y de toda la economía del país.

Estas medidas fueron decretadas tras la reunión de un comité encargado de reaccionar ante las crisis financieras, para salvar al sistema financiero del país, que se arriesgaba a sufrir una ola de retiros bancarios ante la posibilidad de un default.

«Los depósitos de los ciudadanos en los bancos griegos están absolutamente garantizados», aseguró en el discurso el primer ministro.

Más tarde, se confirmó que los bancos griegos cerrarán hasta el 6 de julio y se podrá sacar un máximo de 60 euros por día.

Desespero económico

La situación se ha visto apretada, luego que se cerraran temporalmente los bancos

Estas medidas fueron decretadas tras la reunión de un comité encargado de reaccionar ante las crisis financieras, para salvar al sistema financiero del país, que se arriesgaba a sufrir una ola de retiros bancarios ante la posibilidad de un default.

El Banco Central Europeo dio un respiro a Atenas al anunciar el mantenimiento del «nivel de suministro de liquidez con carácter de urgencia para los bancos griegos decidida el viernes», pero dijo que no elevaría el tope establecido para el sistema de financiamiento de emergencia.

Si bien los responsables de los bancos centrales sorprendieron a los numerosos comentaristas que esperaban que el BCE cerrara desde el domingo el grifo de los préstamos de urgencia ELA, única fuente de financiación de las entidades bancarias griegas y de toda la economía del país, no subieron el tope establecido.

Incluso antes de que el gobierno confirmara la imposición del control de capitales, los ciudadanos se lanzaron en una frenética búsqueda de cajeros que siguieran funcionando.

En Atenas, cerca del 40% de los cajeros automáticos estaban sin dinero, señaló durante la tarde una fuente.
Fuera de Grecia, igualmente, la preocupación por el dinero en especie se hacía apremiante. Varios países, entre ellos Alemania, animaban a sus ciudadanos a llevar suficiente dinero líquido si viajaban a Grecia.

Tsipras volvió a pedir una extensión del programa de ayuda

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció que volvió a pedir a la Unión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) una extensión del programa de ayuda para el país, que le había sido rechazada el sábado.

Tsipras indicó que formuló esta demanda «al presidente del Consejo Europeo y a los 18 dirigentes de los estados miembros, además del presidente del BCE, de la comisión y del Parlamento Europeo» y dijo que «esperaba una respuesta inmediata», en una alocución en la que anunció que se decretó el control de capitales y el feriado bancario.

El euro cae

La moneda única europea cayó por debajo de 1,1 dólares en los primeros intercambios asiáticos lastrada por el temor al colapso financiero de Grecia y su eventual salida de la zona euro.

El euro se cotizaba a 1,0969 dólares hacia las 2200 GMT del domingo en el mercado asiático, frente a los 1,1160 dólares del viernes en Nueva York.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, sorprendió a sus socios europeos el viernes al convocar un referéndum para el próximo 5 de julio pidiendo a sus compatriotas que decidan si aceptan o no el último paquete de ayuda a cambio de reformas, considerado por las autoridades griegas como «humillante». El Banco Central Europeo anunció este domingo que no aumentará su apoyo financiero a los bancos griegos.

Tsipras anunció que los bancos griegos y la bolsa de Atenas permanecerán cerrados el lunes y habrá control de capitales, exhortando a la calma después de que los griegos se lanzaron a sacar dinero tras la dramática escalada en la crisis de la deuda del país.

Obama y Merkel creen «muy importante» que Grecia retome reformas

El presidente estadounidense, Barack Obama, y la canciller alemana, Ángela Merkel, estuvieron de acuerdo el domingo en que Grecia debe retomar el camino de las reformas y evitar su salida de la zona euro, dijo la Casa Blanca.

En una llamada telefónica en la que conversaron sobre la crisis griega, Obama y Merkel «coincidieron en que era de vital importancia hacer todo lo posible para retomar un camino que permita a Grecia reanudar las reformas y recuperar el crecimiento en la zona euro», precisó en un comunicado el Ejecutivo estadounidense.

Obama y Merkel dijeron que sus equipos de asesores económicos estaban siguiendo de cerca la muy cambiante situación, agregó el comunicado.

El presidente de la comisión, Jean-Claude Juncker, tuiteó en la misma red social el texto con la propuesta de los acreedores «para información del pueblo griego», dejando entender que, si los electores lo aprobaban, aún habría tiempo para entenderse. Entrevistado por el tabloide alemán Bild, Varoufakis juzgó que la canciller Ángela Merkel tenía la «llave» para desatascar la crisis.

Comente