Es el primer cargo público que ocupa

El nuevo secretario de Estado tiene historia con Venezuela

tillerson
3 de febrero, 2017 - 8:09 am
BBC Mundo

La tercera y última es la reciente pugna con los yacimientos encontrados en Guyana que han sido explotados por la transnacional en contra del reclamo de esas aguas que realiza Venezuela, litigio que lleva más de un siglo
Foto: Agencias

EE UU — Rex Tillerson fue confirmado por el Senado estadounidense como secretario de Estado de esa nación el pasado miércoles.

Este es el primer cargo público que ocupa, pero tiene un amplio currículum dentro del mundo gerencial petrolero, el más reciente y que podría influir en la relación con Venezuela es el que ocupó en la petrolera ExxoMobil, pues fungió como director ejecutivo del 2006 al 2016, época en la que ocurrieron tres situaciones: la primera se afianzó su relación con Vladimir Putin, presidente de Rusia, nación con la que Venezuela tiene buenas relaciones.

La segunda, es que durante su cargo en la empresa vivió el proceso de nacionalización venezolano, donde la ExxonMobil rechazó el decreto que obligaba a la formación de empresas mixtas con el sector privado en las que el gobierno tendría la mayoría de al menos 51%, lo que trajo consigo expropiaciones, litigios e indemnizaciones.

ExxonMobil denunció el caso ante un tribunal de arbitraje internacional y reclamó US$10 mil millones como compensación, proceso que perdieron contra el presidente de entonces, Hugo Chávez, logrando la indemnización solo por US$1.600 millones, muy lejos de la petición de la petrolera.

La tercera y última es la reciente pugna con los yacimientos encontrados en Guyana que han sido explotados por la transnacional en contra del reclamo de esas aguas que realiza Venezuela, litigio que lleva más de un siglo.

Expectativa

El presidente Maduro, dijo estas últimas semanas que espera que Trump no se entrometa en los asuntos de Venezuela para que mejoren las relaciones entre Washington y Caracas, siempre tensas.

Pero ahora, habrá un vínculo directo entre ExxonMobil y la Casa Blanca, pese a que Tillerson se despojó de acciones en la firma que Forbes cifra en US$240 millones para evitar así un conflicto de intereses.

Aunque ya Tillerson indicó: «Estamos todos de acuerdo en el desastre que ha sucedido en Venezuela, producto sobre todo de un gobierno incompetente y disfuncional, primero con Hugo Chávez y ahora con el sucesor Nicolás Maduro», esperemos que el tiempo indique si estas situaciones beneficiarán o no la relación entre ambos países. ¿Respira por la herida el secretario de Estado?.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente