Generación dorada chilena acude a cita con la historia

13E(siluetaelderojo)-AFP_01
1 de julio, 2015 - 1:27 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

Vidal es uno de los cuatro de la generación dorada chilena, que estuvo en el Mundial sub 20 del 2007

Foto: AFP

La generación dorada de Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Gary Medel logró entrar por la puerta grande a la final de su Copa América y ahora se prepara para romper la pobre historia futbolística de Chile y darle su primer título continental.

La más fecunda camada de futbolistas chilenos de los últimos 30 años logró alcanzar la final tras un muy complicado torneo, no sólo dentro de la cancha sino por los escándalos que tuvo que soportar, pero que al final pudo sortear. Tras una semifinal muy difícil en la que derrotó 2-1 a un Perú que ha revalidado su vieja pero vistosa forma de juego de toque y velocidad, Chile se instaló en una final tras 28 años, otro hito en lo que seguramente será la recordada historia de esta generación dorada. «La impresión que nos da como grupo de haber conseguido jugar la final del torneo en Chile es un sueño que queríamos cumplir y se nos dio», dijo el técnico de la selección chilena, el argentino Jorge Sampaoli.

Cerca de un título

Sin ninguna copa en los bolsillos, esta generación de jugadores estuvo cerca de ganar su primer título, cuando Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Gary Medel y Mauricio Isla comandaban la selección chilena de la categoría Sub-20.

El equipo jugó el Mundial de Canadá 2007 alcanzando el tercer lugar, luego de un disputado partido que perdió con Argentina —a la postre el campeón— y un escándalo con la policía canadiense que detuvo de forma violenta a ocho jugadores chilenos  y a su técnico, José Sulantay, debido a que intentaron saludar a hinchas chilenos en una zona donde prohibida. Tras ello, el mítico técnico argentino Marcelo Bielsa, tomó a este grupo de jugadores para moldear lo que sería el nuevo sello del fútbol chileno, logrando grandes resultados lo que le valió llevar a Chile a un Mundial luego de 12 años y alcanzar los octavos de final, toda una proeza para un país cuyo fútbol pasó por fracaso tras fracaso durante ese tiempo.

Los escándalos se han sucedido con el paso de los años. En el 2012, con el argentino Claudio Borghi de técnico, cinco seleccionados, entre ellos Arturo Vidal, fueron sancionados con 10 partidos por llegar borrachos a la concentración del equipo antes de un partido de eliminatorias. En diciembre de ese año, Sampaoli tomó «La Roja» y la llevó al Mundial de Brasil, llegando otra vez a octavos de final. Ahora, en la Copa, el choque de Vidal ebrio en su lujoso deportivo, más el dedo de la discordia del defensa Gonzalo Jara (Maguncia/Alemania) con el que agredió al uruguayo Edinson Cavani que le valió ser suspendido por dos partidos, han sido los últimos incidentes vividos por este grupo de jugadores.

100 años no es nada

Ahora, los soldados de Sampaoli se enfrentan a la mayor prueba de sus vidas deportivas: lograr darle su primer título de selecciones a Chile, un sueño que para los 17 millones de habitantes de este país parece ser posible luego de casi 100 años fracasos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente