Desde hoy se grita ¡GOOOOL!

1281_grande_01
12 de junio, 2014 - 11:45 am
Redacción Diario Qué Pasa

 

36 años después desde el último Mundial en tierras sudamericanas (Argentina 1978), la máxima cita del balompié sube hoy el telón en territorio carioca con el partido en el que Brasil se enfrenta a Croacia con el objetivo de arrancar con buen pie su camino al hexacampeonato.

«Llegó la hora, llegó el momento que todos los brasileños, que todo el mundo espera, principalmente nosotros los jugadores, la comisión técnica», expresó la principal figura de los locales, Neymar a la agencia de noticias AFP en el entrenamiento previo al partido inaugural.

A las 3:30 de la tarde rodará el balón en el estadio Arena do Corinthians, donde brasileños y croatas se convertirán en el principal foco de atención ante aproximadamente 1.000 millones de televidentes en todo el mundo.

Aunque la organización de esta Copa del Mundo está manchada por las manifestaciones en las calles de Brasil, además de muchas instalaciones inconclusas, se espera que cuando salten los 23 jugadores al terreno de juego se viva un ambiente de fiesta tanto dentro como fuera del estadio.

A espantar fantasmas

Brasil es uno de los principales candidatos para alzarse con el título y sumar una nueva estrella en su pecho. La «canarinha» es un equipo compenetrado, armado en todas sus líneas y que cuenta con un técnico ganador como Luiz Felipe Scolari, quien ha colocado el juego colectivo por encima de las individualidades.

La zona defensiva, que había sido un gran dolor de cabeza para las últimas selecciones brasileñas está armada para la cita con la presencia de Thiago Silva y David Luiz, una de las mejores parejas centrales del mundo. Oscar y Paulinho tendrán como prioridad adueñarse del medio campo y nutrir de pelotas a un ataque lleno de calidad, oportunismo y fuerza: Neymar, Fred y Hulk.

Para este primer cotejo, Scolari ha estado trabajando con el mismo once inicial que ganó la Copa Confederaciones en el 2013, por lo que no habrá mayor novedad en la alineación ante una Croacia que le gusta tener la pelota y que busca dar la campanada en el debut de este Mundial.

Un rival de cuidado

La selección croata enfrentará sin complejos a Brasil, a sabiendas del potencial que tiene su rival y el efecto localía que puede incidir en el aspecto mental de los jugadores.

En su cuarta participación en un Mundial, los croatas tienen un medio campo de lujo. Modric, Rakitic y Perisic le brindan un toque exquisito al equipo, mientras que la presencia del experimentado Ivica Olic (Mandzukic es baja por sanción) en la delantera, quien ha comentado que había detectado espacios en la defensa auriverde en sus encuentros amistosos puede preocupar a más de uno en la tarde de hoy.

El modelo de juego imprimido por su seleccionador, Nico Kovac se acerca al famoso «jogo bonito» que mostró Brasil en otras etapas, pero que no tiene lugar en este período de Scolari.

Con una antesala de más de una hora aproximadamente y que contará con la interpretación de la canción oficial del evento We Are One por intermedio de Pitbull, Jennifer López y la brasileña Claudia Leitte, brasileños y croatas abrirán el evento deportivo más importante del mundo.

Apertura con estadio fallo

Llegó el día más esperado y los obreros continúan haciendo trabajos. Aunque se había anunciado hace días que el Arena do Corinthians no estaría listo para la inauguración y primer juego de la Copa del Mundo, aún restan muchos detalles en la parte externa del estadio que hacen pensar ¿Cuánto tiempo necesitaba Brasil para tener listo el 100% de las instalaciones mundialistas?

Ayer, los obreros trabajaban casi sin descanso para tratar de tapar las muchas falencias que se encuentran en el recinto. Por dentro, el estadio muestra una imagen de primer nivel, pero en el exterior, muchos rincones se perciben a mitad de camino y dejan mucho que desear de la organización.

A tan solo horas del pitido inicial y con los invitados a punto de saltar al terreno de juego, Brasil tendrá que mejorar en muchos aspectos si desea que en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 no se repita la historia. Amanecerá y veremos.

Rousseff no permitirá el vandalismo

Durante la inauguración de un tramo del metro de Salvador (noreste), una de las 12 ciudades sede de la Copa, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, expresó que no permitirá que el «vandalismo» impida la celebración y el disfrute del Mundial.

«Somos un país democrático y vamos a respetar el derecho de las personas a manifestarse. Sin embargo, no tendremos la menor contemplación con quien crea que puede cometer actos de vandalismo o impedir el derecho de la mayoría de disfrutar la Copa del Mundo», mencionó Rousseff.

Desde la celebración de la Copa Confederaciones en el 2013, las calles de Brasil han sido tomadas por una gran cantidad de manifestantes quienes han recriminado los gastos «excesivos» para la máxima cita y demandan mejoras en los servicios públicos. En muchas ocasiones se han presentado actos de violencia.

Nishimura pondrá orden ante la afición brasileña

A pesar de que el árbitro no debe ser un factor determinante en el resultado de juego, la presión de una hinchada local con más de 60.000 mil personas en el Arena Corinthians de Sao Paulo puede poner nervioso a más de uno.

Ante este marco, el principal del partido, el japonés Yuichi Nishimura será el encargado de impartir justicia en el encuentro, asistido por sus compatriotas Toru Sagara y Toshiyuki Nagi, además del iraní Alireza Faghani como cuarto árbitro.

Con 42 años, Nishimura ha sido elegido para arbitrar en muchas otras fases finales de campeonatos internacionales como la Copa Mundial Sub 17 de la Fifa 2007 (incluida la final, entre España y Nigeria), la Copa Mundial Sub 20 de la Fifa 2009 y la Copa Mundial de Clubes de la Fifa 2010. El japonés, de profesión policía, ya estuvo en el Mundial de Sudáfrica 2010 donde pito cuatro encuentros, incluyendo el Brasil-Holanda por los cuartos de final del torneo.

Durante 90 minutos, los ojos del mundo estarán sobre sus hombros, por lo que tendrá que ser muy arbitrario si no quiere ser protagonista de un duelo inaugural de la Copa del Mundo.

Comente