Francis Juzga

1476_21columna de francis
24 de diciembre, 2014 - 2:31 pm
Redacción Diario Qué Pasa

*** Esta es la penúltima entrega del año 2014. El día 31 Dios mediante cerraremos el año y nos marcharemos de vacaciones hacia ningún lado.  En esa última entrega enjuiciaré las cosas que vivimos a lo largo de un año que no fue fácil,  pero que sin embargo sirvió para que quedara establecido que todo lo que venga de lo alto, decisión del Sumo Creador, hay que aceptarlo y pedirle a ese mismo Señor, en aquellos casos que no favorezcan, que nos de fuerzas para soportar todas esas pruebas, atenido al precepto bíblico: «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece».

*** Navidad es la época más hermosa del año. Durante esos 31 días nos sensibilizamos en extremo. El corazón se inunda de buenos sentimientos.  Siendo así ¿por qué no comportarnos como si todo el año fuera Navidad? No es justo que en esta fecha cosas negativas sigan incrustándose en nuestras mentes. En Navidad, recordar el Nacimiento de Jesús El Cristo, el aliciente de la vida, nos debería llevar a ser más fieles con quien nació siendo portador de nuevas buenas. Pero no es así, porque de quien menos nos acordamos en Navidad es del cumpleañero Jesucristo y todo se convierte en un festejo personal y nos olvidamos de la raíz de la vida.

*** La palabra de Dios dice: «Sobre toda cosa guardada guarda tu corazón, porque de él mana la vida». Pero cuando en su espacio único, debe reinar el amor, entonces le damos entrada al odio, ira, envidia, venganza y todos los sentimientos negativos que el Señor del Mal con su astucia sabe sembrar. Estas dos últimas semanas del año debe estar saturadas de todas las cosas buenas: amor, paz, amigos, familia, esperanza y salud, cosas que Dios regaló al hombre para un buen vivir.

*** Heberto Áñez anuncia el Festival Nacional de la Gaita y estamos en espera de conocer más detalles, de qué se trata aunque eso no es nada nuevo pues anda en su octava edición. Nos interesa saber si escogen la Gaita del Año, si es un festival o un concurso, en fin, queremos poder conocer con lujo de detalles de que se trata el asunto que envuelve a la gaita, que ahora definitivamente es venezolana, lo que indica que con el correr del tiempo habrá competencia de la buena.

Ahora bien, cuando un compositor de cualquier región del país componga una gaita y la dedique a su región, recibirá acogida en nuestro medio ¿aceptarán en esas regiones que los cosas del llano adentro, por ejemplo,  sean divulgadas con instrumentos de la gaita y no con arpa, cuatro y maraca? ¿Podrá la gaita ser interpretada con arpa? Todas estas interrogantes tienen asidero, sencillamente porque el crecimiento de la gaita a nivel nacional es indetenible. No lo para nadie.

*** Varios  grupos brillaron, pero por su ausencia, durante la recortada temporada. Si grabaron no les dieron oportunidad en la radio y si resulto lo contrario, sucedió entonces que no tuvieron aceptación. Esto es tan fácil de deducir como asegurar que dos más dos son cuatro. A nuestro juicio se quedaron atrás, Cardenales del Pueblo, y también el otro tampoco sonó, Los dos VHG se quedaron cortos. El de Luis Escaray sonó en la arrancada y allí mismo se atascó, el otro que surgió producto de una división, tampoco se pudo escucharse. Considero, y esto va con los primeros, que si se utilizó el nombre de Luis Escaray debieron esforzarse más y mejor para mantenerlo en el ambiente.

*** Seguimos: Tampoco sonaron Alegres Gaiteros, Bambuco, Gaita y Tradición, Gaiteros de El Tablazo, Las Divas de la Gaita, Los Mismos de Ayer, Raíces de Chichi y Saladillo de Nerio Matheus. El premio al Regreso del Año sería para Ingrid Alexandrescus con Élite Gaitero. «La Princesa de la Gaita» regresó por todo lo alto. Entre las voces femeninas también destacaron Lula López, Marisela Boscán, quien se atrevió y logró lo que quería. La Beba Bravo, con una contradanza de años atrás, Xiomara Rivera. Carmencita Silva y Priscalina Vílchez. Danielita Palma debió sonar mas, no cabe duda de que su abrupta salida de Las Sensacionales hizo dañó.

*** Una reflexión de lo más sublime: El Tren de la Vida: Hace algún tiempo, leí un libro que comparaba la vida con un viaje en tren. Una lectura extremadamente interesante, cuando es bien interpretada…La vida no es más que un viaje por tren: repleto de embarques y desembarques, salpicado de accidentes, sorpresas agradables en algunos embarques, y profundas tristezas en otros. Al nacer, nos subimos al tren y nos encontramos con algunas personas de las que pensamos que siempre estarán con nosotros en este viaje: nuestros padres. Lamentablemente la verdad es otra. Ellos se bajarán en alguna estación dejándonos huérfanos de su cariño, su amistad, sus consejos y… sobre todo… de su compañía irreemplazable. No obstante esto no impide que se suban otras personas que serán muy especiales para nosotros. Llegan nuestros hermanos, los amigos y esos amores maravillosos.

De las personas que toman este tren, habrá también las que lo hagan como un simple paseo. Otros que encontrarán solamente tristeza en el viaje… Y habrá quienes, circulando por el tren, estarán siempre listos en ayudar a quien lo necesite. Al bajar… muchos dejarán una añoranza permanente. Otros, en cambio, pasan tan desapercibidos que ni siquiera repararemos en que se desocupó el asiento. Es curioso constatar que algunos pasajeros, posiblemente quienes nos son más queridos, se acomodan en vagones distintos al nuestro. Por lo tanto, se nos obliga hacer el trayecto separados de ellos. Desde luego, no se nos impide que durante el viaje, recorramos con dificultad nuestro vagón y lleguemos hasta ellos…o ellos hasta nosotros Pero, lamentablemente, ya no podremos estar con ellos durante mucho tiempo…o sentarnos a su lado, pues habrá otra persona ocupando el asiento.

No importa; el viaje se hace de este modo: lleno de desafíos, sueños, fantasías, esperas y despedidas… pero jamás de regresos. Entonces, hagamos el viaje de la mejor manera posible ¿No? Tratemos de relacionarnos bien con todos los pasajeros, buscando en cada uno lo mejor de ellos. Recordemos siempre que, en algún momento del trayecto, ellos podrán titubear y necesitarán que los entendamos… igual que nosotros también titubearemos muchas veces y habrá alguien que nos comprenda. El gran misterio, al fin, es que no sabremos jamás en qué estación bajaremos, mucho menos dónde bajarán nuestros compañeros, ni siquiera el que está sentado en el asiento de al lado. Me quedo pensando si cuando baje del tren, sentiré nostalgia… Creo que sí.

Separarme de los amigos que hice en el viaje será doloroso. Dejar que mis hijos sigan solos, será muy triste. Pero me aferro a la esperanza de que, en algún momento, llegaré a la estación principal y tendré la gran emoción de verlos llegar con un equipaje que no tenían cuando embarcaron. Lo que me hará feliz, será pensar que colaboré para que el equipaje creciera y se hiciera valioso. Amigo mío, hagamos que nuestra estancia en este tren sea tranquila, que haya valido la pena. Hagamos que cuando llegue el momento de desembarcar, nuestro asiento vacío deje añoranza y bonitos recuerdos a los que sigan viajando. A ti, que eres parte de mi tren, te deseo una Feliz Navidad y un venturosos Año Nuevo por adelantado. Feliz viaje.

*** Con Fernando Molinares padre, Orlando Bohórquez, César Lugo Villasmil, Aristóteles Soto, Juan Vené «Jota Ve», Luis Paredes, su señora Nury Pinedo, nos reunimos en Big Pan para desayunar y desearnos las cosas más positivas para Navidad y Año Nuevo. Fueron dos horas realmente agradables. El grupo se fijo la meta de mantenernos siempre en cofradía y superar todo lo que logramos en este 2014.

*** Para quienes me respaldan en mi juicio sobre el corte abrupto de la temporada gaitera, refuerzo mi teoría señalando que años atrás los veredictos se daban el 30 o el 31 de diciembre, cuando el año consumía sus últimos momentos y con el finalizaba también la temporada. Unos proclamaban a las diez de la mañana, otros en la tarde o por la noche, la expectativa era inmensa y la ciudad entera estaba pendiente de ello. Lo único negativo de todo eso era que había muchas concursos y al final más de una Gaita de Año y por supuesto, las polémicas por las diferentes resultados le hacía cierto daño a la gaita.

*** El Premio Virgilio Carruyo fue uno de los más serios y codiciados. La Publicidad Cristalino era la encargada de manejar el mismo o lo hacía enmarcado en una seriedad y pulcritud única. En los últimos años las polémicas acabaron con la buena intención y el premio despareció. Ignoro si el Mara de Oro sigue otorgando ese renglón.

*** El programa El Zuliano Raja’o que dirige y anima Agustín Arteaga, determinó que para ese espacio la mejor gaita de todos fue Una Luz en el Camino. El tema fue escrito por Argenis Sánchez y lo interpreta magistralmente Argenis Carruyo, Este tema tiene tres connotaciones, Compositor y cantante llevan el mismo nombre. Argenis se la canta a la desaparecida señora Carmen de Torres, su comadre de sacramente, quien partió de este mundo meses atrás. Argenis la visitó en su lecho y le prometió que cantaría como nunca esa gaita pues lo esperaban en el estudio de grabación. El mencionarla en el tema causa emoción. Finalmente la gaita no es de concurso por cuanto el otro Argenis había mantenido su posición de no concursar por las razones ya conocidas. Agreguemos que la gaita es chiquínquireña y punto.

*** Siempre hay una primera vez. La semana pasada esta columna no ofreció juicios sobre la gaita para sorpresa general y cuando me di cuenta de ese detalle ciertamente me sentí desconcertado, si la gaita es la columna vertebral de la misma. Naturalmente eso despertó curiosidad entre nuestros lectores a quienes no pude explicarles el lapsus sufrido. Ni a los amigos de diferentes regiones del país a quienes envío vía e-mail la misma, pude explicarles la confusión que sufrí a la hora de los toques finales que doy a la columna. Prometo ser más cuidadoso en el futuro.

*** Otro peligro que se cierne sobre la gaita. A lo largo de la temporada, vimos como se hacía mis notoria la ausencia del instrumento furro en la mayoría de los grupos gaiteros. Algunos están utilizando apenas uno, otros lo esconden y su sonido no es todo lo sonoro que se espera, por órdenes de los estudios de grabación. Suponemos que la defensa de este instrumento debe partir de la Fundación de la Gaita, que no deberá aceptar en el concurso del próximo año a los grupos que hayan declarada la guerra a muerte al furro. Eso espero.

*** Hoy está celebrando su cumpleaños Jesús Medina, quien junto a su progenitor del mismo nombre, manejó al Palacio de la Gaita, la Cervecería 5 de Julio, en la época dorada del local y naturalmente de la gaita. Allí se vivieron, incluyéndome por supuesto, grandes momentos estelares del ritmo que se consagraba como el más visto en los locales de la ciudad. Quedamos de vernos a principios de año el una cafetería donde podremos evocar todos esos tiempos tan felices vividos al son de la gaita.

*** Recibo la producción de Los Caballeros de la Gaita, grupo emblemático de El Moján. Le hago una observación con todo el respeto que se merece. El disco es de colección y considero que debió gravitar sobre las mejores cincuenta gaitas que ellos grabaron en igual cantidad de años que tienen de vigencia. Dedicarle toda la producción a las ponderaciones del grupo, no me luce como lo más lógico. Me hubiera gustado mucho escuchar varios de los temas grabados a partir de los años sesenta, cuando la gaita era virgen y se entonaba como la creo el pueblo.

Feliz Navidad a todos mis lectores.

¡Quedó escrito. Epa, ya está. Nos vamos!

Comente