Estudios determinan

¡Cuidado! Estas señales indican la deficiencia de vitamina B12 en tú cuerpo

13 de septiembre, 2020 - 7:08 am
Agencias

La vitamina B12 se encuentra naturalmente en alimentos de origen animal, como pescado, carne, aves, huevos, leche y productos lácteos

La deficiencia de vitamina B12 es una de las más comunes. Dos razones principales para esta condición son las prácticas que a menudo se llevan a cabo para mejorar la salud: una dieta vegetariana estricta y una cirugía para perder peso. La falta de ella en la sangre tiene una gran variedad de síntomas, debido al hecho de que es una fuente de poder para numerosas funciones corporales. Frustrante como parece, muchas personas atribuyen esos síntomas al estrés o a estar demasiado ocupados.

Lea también: ¡Ingenioso! Crean una mascarilla que cambia de color si aumenta la temperatura corporal

Genial.guru hizo una lista de 8 síntomas típicos de la deficiencia de esta importante vitamina.  Te las presentamos para ver si necesitas visitar al doctor y revisar tus niveles.

1. Debilidad, aturdimiento, fatiga

Según el jefe del Instituto de Bienestar de la Clínica de Cleveland, Michael Roizen, la debilidad y el cansancio son dos de los síntomas más comunes de la deficiencia de vitamina B12. Cuando su suministro disminuye, tu cuerpo produce menos glóbulos rojos, los cuales son necesarios para transportar el oxígeno. Como resultado, te sientes somnoliento, cansado, e incluso, aturdido.

Mucha gente confunde eso con un horario de sueño deficiente, largas horas de trabajo y estrés. Sin embargo, si tu estado general empeora, consulta a tu médico y realiza un análisis de sangre para verificar tus niveles.

2. Dificultad para respirar

Uno de los posibles signos fisiológicos de la insuficiencia de vitamina B12 es la dificultad para respirar. La misma contribuye a la producción de una secreción de hemoglobina, la proteína que transporta el oxígeno en el torrente sanguíneo. La deficiencia puede disminuir el flujo de oxígeno a tus tejidos, causando anemia y debilidad. Ponte en contacto con tu médico para hacerte un examen físico si experimentas fatiga inexplicable, palpitaciones, dolor en la lengua o cualquier otro síntoma de ese tipo.

3. Deterioro de las células nerviosas

La falta de la vitamina B12 puede deteriorar las células nerviosas, dando lugar a una sensación de hormigueo en las manos y en los pies. Si lo ignoras, el síntoma se volverá permanente y se convertirá en parestesia. En el sistema nervioso, este componente es muy importante y necesario para la formación de mielina, una cubierta blanca que se encuentra alrededor de las fibras nerviosas y aumenta la velocidad a la que se realizan los impulsos. La deficiencia de la vitamina puede provocar degeneración de la médula espinal, los nervios ópticos y periféricos, y el tejido cerebral.

Sin su protección, los nervios de la médula espinal pueden desintegrarse, y tú podrías sentir que tambaleas. Como resultado, tropezarás y perderás el equilibrio más a menudo, incluso al caminar sobre superficies planas.

4. Piel pálida o ictérica

Otra indicación física de un nivel bajo de vitamina B12 es la ictericia en la piel o el blanco de los ojos. La producción de glóbulos rojos depende de ella, y su escases causa una condición llamada anemia megaloblástica: los glóbulos rojos son frágiles y no pueden dividirse. Son demasiado grandes para pasar de la médula ósea a la sangre. Por lo tanto, no tienes tantos circulando por tu cuerpo, y tu piel se puede poner de un color pálido.

La bilirrubina es una sustancia ligeramente roja o de color marrón que es producida por el hígado cuando descompone los glóbulos viejos. Grandes cantidades de ella son las que le dan a tu piel y a tus ojos ese tinte amarillo.

5. Lengua hinchada o inflamada

Si eres vegano, tienes ciertas enfermedades del sistema digestivo o te pasas de la raya con el alcohol, te arriesgas a una deficiencia alta de vitamina B12. La manifestación oral de ella en la sangre es una glositis caracterizada por una lengua carnosa, roja y lisa. Dado que tu cuerpo no tiene suficiente vitamina B12, la síntesis del ADN se deteriora. Como resultado, las células epiteliales de la boca comienzan a dividirse rápidamente y causan esa afección, queilitis angular, ulceras orales recurrentes, y candidiasis oral. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer de manera intermitente, y suelen empeorar a medida que avanza el día.

Si notas alguna de esas manifestaciones, intenta cambiar tus hábitos alimenticios: incluye en tu dieta más productos de origen animal como carne, pollo, pescado, almejas, ostras, huevos o cereales fortificados con vitamina B12.

6. Estreñimiento, pérdida de apetito, gases

Hay muchas razones diferentes que pueden causar problemas como el estreñimiento o los gases, y una de ellas es el déficit de vitamina B12. Si se ignora, puede provocar malestares estomacales crónicos, diarrea y pérdida del apetito. Los bajos niveles de la misma afectan el funcionamiento normal del tracto gastrointestinal. Para aliviar las dolencias, puedes tomar un suplemento vitamínico.

La mayoría de las personas con deficiencia de B12 carecen de factor intrínseco, una proteína secretada por el estómago que es necesaria para la absorción de la vitamina. Se adhiere a ella y la lleva a los intestinos para ser procesada. Debido a su falta o carencia, tu sistema digestivo no podrá funcionar correctamente. En ese caso, lo único que puedes hacer es recurrir a inyecciones de B12.

7. Pérdida de la visión

La deficiencia de vitamina B12 puede conducir a una neuropatía óptica y a la disminución de la visión, ya que juega un papel muy importante en la función de los nervios y el sistema nervioso. Esto puede diagnosticarse en personas que padecen desnutrición o que no consumen ningún producto animal. Investigaciones recientes mostraron que la combinación de vitamina E, DHA, y B12, mejoran los campos visuales y la sensibilidad retiniana entre los pacientes con glaucoma. En general, la ingesta a largo plazo de suplementos reduce el riesgo de una agudeza visual nublada y disminuida.

8. Depresión y cambios de comportamiento

Es natural que la deficiencia de algunas vitaminas vitales pueda provocar depresión y cambios de comportamiento. La falta de B12 tiene un fuerte impacto en la producción de serotonina en tu cerebro, la cual ayuda a regular tu estado de ánimo. Si tienes niveles bajos, deberías de hablar con tu médico e intentar averiguar qué plan de tratamiento te conviene más. En la mayoría de los casos, tomar suplementos vitamínicos pueden mejorar significativamente tu humor.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente