Tencent responderá con otra demanda contra ByteDance al considerar que la denunciante está actuando «de forma maliciosa»

Versión china de TikTok demanda al desarrollador de WeChat por monopolio

Tiktok
3 de febrero, 2021 - 4:05 pm
Agencias

En una operación que no solo le reportará unos 5.400 millones de dólares sino que supone adelantarse a la versión local de TikTok 

La versión china de la red social TikTok, Douyin, presentó una demanda judicial contra el gigante digital Tencent, al que acusa de prácticas monopolísticas, informó hoy la prensa local.

Lea también: Google indexará videos de TikTok e Instagram en sus búsquedas web

La plataforma de vídeos cortos, propiedad de ByteDance, afirma que Tencent impide a los usuarios de sus redes sociales WeChat -equivalente a WhatsApp- y QQ -denominada hace años como el Messenger chino- que compartan contenido de Douyin.

Según la compañía, esto supone que Tencent está abusando de su posición dominante en el mercado y que está excluyendo a la competencia, supuestos regulados por la ley antimonopolio del país asiático.

«Tencent ha bloqueado los productos de Douyin durante más de tres años, (…) y en ese período ha lanzado más de 10 productos de vídeos cortos», afirmó la compañía denunciante.

En su demanda ante el Tribunal de Propiedad Intelectual de Pekín, Douyin reclama que Tencent abandone esas prácticas y que la indemnice con 90 millones de yuanes (13,9 millones de dólares, 11,6 millones de euros).

Por su parte, Tencent anunció que responderá con otra demanda contra ByteDance al considerar que la denunciante está planteando la cuestión «de forma maliciosa».

La denuncia de Tencent exigirá que Douyin deje de «conseguir la información personal de los usuarios de WeChat de forma injusta».

En otro comunicado posterior, Douyin negó estas acusaciones y aseguró que el problema es que Tencent considera datos personales básicos como el avatar o el nombre de usuario como recursos comerciales.

El cruce de demandas se produce en un momento en el que las autoridades chinas están reforzando la supervisión del cumplimiento de las leyes contra la competencia desleal y los actos monopolísticos.

Pekín parece haber puesto fin a su idilio con las grandes compañías digitales y apuesta ahora por regular y controlar un sector que creció mucho en estos últimos años debido, precisamente, a la laxitud con la que se aplicaban las normativas.

Aunque los focos están en Alibaba después de la suspensión de la salida a bolsa de su ‘fintech’ Ant Group y de la investigación antimonopolio abierta por Pekín, Tencent es otro de los grandes actores del sector y, en diciembre, los reguladores ya dejaron claro que la tenían en el punto de mira.

El 14 de diciembre el regulador del mercado chino anunció unas multas a ambas empresas por esquivar los procedimientos antimonopolio que, pese a ser reducidas en comparación con el tamaño de ambas empresas -menos de 80.000 dólares para compañías valoradas en más de 700.000 millones-, eran la cantidad máxima permitida por la ley.

La propia Administración Estatal para la Regulación del Mercado apuntó entonces que la sanción no servía tanto como castigo económico, sino como mensaje de que se estaba incrementando la supervisión antimonopolística en el sector digital.

Kuaishou, plataforma de vídeos cortos y principal rival de Douyin en China, controlado en más de un 21 % por Tencent, saldrá a bolsa a finales de esta semana, en una operación que no solo le reportará unos 5.400 millones de dólares sino que supone adelantarse a la versión local de TikTok que, según la prensa local, también tenía previsto llevar a cabo una oferta pública de acciones.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente