VENEZUELA: Madeja de ciencia

1868 Sin título 1s
6 de febrero, 2016 - 1:42 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

1868 Sin t%C3%ADtulo 1s

Foto: Agencias

Para mejorar nuestro marco legal lo primero que habría que examinar es la posible existencia de una arquitectura de contenidos tipo “fractal”, donde la estructura global o mayor se repita fielmente en cada escala o parte estructural del conjunto, hasta completar el todo

Las leyes atinentes a la ciencia y tecnología en Venezuela parecen estar estrechamente relacionadas. Si esto es así, valdría la pena establecer hasta que punto existe un entramado de leyes, que al examinarlo en su conjunto permita vislumbrar posibles cambios que estimulen la productividad empresarial y la capacidad de respuesta de nuestras instituciones académicas y emprendedores privados, a la demanda urgente del desarrollo del país.

Esto podría significar la presencia de ciertas conexiones que harían menos sensible a ese hipotético entramado legal, ante futuros cambios por reformas parciales. Para ilustrar el punto valdría la pena examinar en su conjunto leyes como la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (LOCTI), la de Semillas, la de Ambiente y Diversidad Biológica, así como la de Libre Acceso al Conocimiento. Igualmente relevantes a la ciencia son las que tienen que ver con tecnologías de información y comunicación como la de Infogobierno, Interoperabilidad, y la de Telesalud.

“Fractal”

Para mejorar nuestro marco legal lo primero que habría que examinar es la posible existencia de una arquitectura de contenidos tipo “fractal”, donde la estructura global o mayor se repita fielmente en cada escala o parte estructural del conjunto, hasta completar el todo. Esto quiere decir que si fuera así, las piezas del “Lego” de cada parte de esas leyes (títulos y artículos) serían susceptibles a cambios que permitan los necesarios y urgentes estímulos a la productividad del país, para que efectivamente se produzca la diferencia en tiempos de crisis como los que vivimos.

Hecho ese análisis sistémico, será entonces más fácil pensar en qué tipo de conjunto de leyes requiere el país, para que la ciencia y la tecnología puedan efectivamente servir de apoyo a los urgentes requerimientos que dicta una transición rápida de una economía rentista hacia una productiva. El país lo que realmente demanda es el máximo uso de nuestros conocimientos.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente