¿Qué esperar de la 4G en Venezuela? (I)

1 de septiembre, 2014 - 2:54 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Accesos móviles están sujetos a diversas variables que afectan su capacidad.

Seguimos envueltos en el estado de la banda ancha en Venezuela. Esta semana, quiero abordar un tema que cogerá peso en los próximos meses. Se trata de LTE (Long Term Evolution) mejor conocida en el país como 4G. Aunque la oferta de Banda Ancha Móvil no es nueva, debemos recordar que la operadora Movilmax la desarrolló en Caracas y Valencia con la tecnología WiMAX, la experiencia no se masificó, a pesar de que este operador contó con una concesión nacional para el despliegue en la banda de 2.5Ghz. Problemas de financiamiento externo, entre otros elementos pesaron en el avance de la oferta de Movilmax.

La semana pasada, Conatel reactivó el tema que se encontraba dormido desde el año pasado, cuando el regulador pospuso el otorgamiento de nuevas licencias para el uso del espectro radioeléctrico en el desarrollo de la 4G.

El ente activará esta semana las subastas en las bandas 1.710-2.170 MHz, banda 2.500-2.690 MHz, con lo cual, se podrían iniciar nuevas inversiones de los operadores establecidos, que garantizarán el desarrollo de la banda ancha móvil en todo el país. Muy importante, ante las serías limitaciones que tienen los accesos fijos, que dejan a Venezuela en la cola de América del Sur en cuanto a velocidad de la banda ancha.

Estos despliegues también podrían contribuir a equilibrar un poco la balanza del acceso. Recordemos que en Venezuela existe una enorme desigualdad. Mientras Distrito Capital y el Estado Miranda cuentan con más de 100% de penetración a Internet, estados como Zulia, Carabobo, Lara o Táchira no llegan a 40% en promedio.

LTE podrá contribuir con la reducción de esa brecha, pero no será la gran solución. Si bien es cierto que la red puede brindar velocidades de conexión que pueden llegar incluso a 100 Mbps, estos picos difícilmente se alcanzan.

Sí podríamos apuntar, que en función de los despliegues y las ofertas que den las operadoras establecidas, podríamos alcanzar velocidades de acceso a Banda Ancha Móvil que superen los 20Mbps en promedio. Muy bueno para un mercado muy mal atendido por los operadores fijos.

Pero no debemos crear falsas expectativas. Son redes móviles y están muy sujetas a la cobertura, y las condiciones que pueden afectarla: construcciones, alta concentración de tráfico.

En la medida que una celda, estación base LTE, sea saturada por mucho tráfico, en esa media reducirá su velocidad de conexión a la red. No ocurre lo mismo con los accesos fijos, que deben garantizar más estabilidad y velocidades cercanas a sus ofertas comerciales.

Si por ejemplo, cientos de jóvenes se conectan a LTE desde sus Smartphone en la Universidad, es muy probable que la velocidad se reduzca. Por ello es importante tener accesos WiFi y utilizarlos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente