Profundo dolor en La Cañada por despedida de hermanitos

6 de marzo, 2014 - 3:42 pm
Redacción Diario Qué Pasa


Un conglomerado número de personas acompañaron a los familiares de Jesis Júnior (13) y Edward Wínter Bracho Rodríguez (16), quienes se ahogaron el pasado lunes en la playa El Muro, en La Cañada de Urdaneta.

La Cañada de Urdaneta —Una madre y un padre con el dolor repartido ante la pérdida de dos de sus hijos, una sala dispuesta para albergar los féretros con los cuerpos de los muchachos, y los lamentos desgarradores de todos aquellos que tuvieron la oportunidad de conocerlos, fue la escena que se vivió en la casa de Jesis Júnior (13) y Edward Wínter Bracho Rodríguez (16), quienes perdieron la vida ahogados cuando el primero se sumergió y el segundo intentó salvarlo.

Más de 300 personas se conglomeraron en la calle 2 del sector Los Jovitos, del municipio La Cañada de Urdaneta, para acompañar a los familiares de los jóvenes en los actos fúnebres. Por doquier se observaron sollozos y lamentos de los asistentes ante la inesperada tragedia.

Su padre, Edward Bracho, se mostró devastado por un hecho irreversible, que cambió la vida de todos, aún así, intentaba consolar a su esposa Iris Rodríguez, quien le reclamaba a Dios por la partida de sus hijos.

Gorras y franelas de sus equipos de béisbol y fútbol favoritos fueron firmados por sus afectos y colocados encima de las urnas.

Misa en su honor

Un grupo de personas cargaron los ataúdes hasta la avenida principal, desde donde comenzó una caravana, que llegó hasta la iglesia Inmaculada Concepción, lugar que estuvo repleto para ofrecer una misa en honor de Edward y Jesis.

Con voz entrecortada y con los ojos que ya se secaban de tanto llorar, exclamó la progenitora «¡¿Por qué te llevaste a mis hijos Dios?!», en medio de la ceremonia.

Danis Morillo, director de la escuela María Alejandrina Urdaneta, donde Edward cursaba cuarto año, manifestó que «su vida era un balón, fanático del fútbol, le gustaban todos los deportes, pero ese fue su favorito siempre».

Por otra parte, Zoraida Rodríguez, maestra en la Escuela Básica Arca de Noé, relató que el menor de los hermanos, estaba en sexto grado, con excelentes calificaciones, además de ser juguetón, deportista y muy cariñoso.

La tragedia

El pasado lunes era la primera vez que la familia asistía al balneario, cuando el padre de ambos se disponía a recoger las cosas para retirarse en horas de la tarde, Jesis le pidió permiso para meterse nuevamente en la playa, Edward también se metió y al ver que su hermano se ahogaba intentó salvarle la vida, pero en el intento ambos murieron.

Tras labores de búsqueda de los organismos de rescate, fueron recuperados los cuerpos de los jóvenes la mañana del martes a unos 200 metros, del lugar donde desaparecieron, en playa El Muro, lugar que aún siendo no apto, estuvo dispuesto para albergar a bañistas durante la época de carnavales.

Fotos: Diego Graterol

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente