El asesino fue identificado como José Joaquín Ortega Avendaño, alias "El Perro"

Polimaracaibo capturó a uno de los asesinos de la niña Yisleidy González

yisleidy
22 de noviembre, 2019 - 12:11 pm
Aanbelle Carrillo

El cuerpo calcinado de Yisleidy González, de 10 años, fue hallado 30 de mayo del año pasado en la zona industrial de Maracaibo. Pero hoy las autoridades ofrecieron nuevos detalles del dantesco crimen

Maracaibo- El despliegue policial realizado en el centro de la ciudad, gracias a informaciones recibidas Polimaracaibo logró la captura de uno de los siete delincuentes implicados en el homicidio de Yisleidy Carolina González (10).

El asesino fue identificado como José Joaquín Ortega Avendaño, alias “El Perro”, solicitado por el delito de femicidio agravado con genéricos y abuso sexual, según Oficio 1154-18 del Circuito Judicial Penal del estado Zulia.

La captura del “El Perro” abrió nuevas posibilidades de dar con el paradero del resto de los implicados en el homicidio de la niña; como Jauder Fuentes Chinchilla, alias “El Peluche”, quien había constituido una red de prostitución infantil que operaba desde su ferretería “Ferre Fuentes”, ubicada en la Circunvalación 3.

A Fuentes se le imputa al menos 13 expedientes por asesinato. También se le agrega la muerte de un hombre asesinado en el barrio San Pedro, el pasado 15 de mayo del 2015, indicó Lisandro Cabello, secretario de Gobierno, durante una rueda de prensa ofrecida el 18 de junio del 2018.

El Eje de Homicidios del Cicpc, siguió la pista de Jauder Fuentes Chinchilla hasta Valencia, pero su paradero sigue siendo desconocido.

Lea también: Jauder Fuentes Chinchilla, asesino de Yisleidy, entre los 10 más buscados por el CICPC
César Garrido, director de seguridad ciudadana, destacó que la violación sexual es un crimen que hoy amenaza la integridad de los niños, niñas adolescentes, por lo que es necesario las denuncia ciudadana para dar con el paradero de los criminales.

Un asesinato sin esclarecer

La noche del 29 de mayo, Yisleidy fue víctima de una mujer apodada “La Gerald” (17), que en mayo del año pasado fue aprehendida por los delitos responsable de secuestro de infantes.

Las investigaciones revelaron que esa noche 29 de mayo, Yisleidy fue llevada por «La Gerald» hasta la ferretería del señalado. Allí, la drogó y abusó sexualmente de la pequeña, además de la grabarla y posteriormente golpearla sin parar

yisleidy

El cuerpo calcinado de Yisleidy Carolina González, que vivia en el barrio Integración Comunal, de 10 años, fue hallado el pasado 30 de mayo del año pasado en la zona industrial de Maracaibo.

La policía dió a conocer que el cadáver de “La boli”, como solían llamar a la niña, fue arroajado a orillas de una carretera ubicada en la zona industrial de Maracaibo desde una camioneta pick-up.

Una cámara de una de las empresas ubicada en avenida 23 de la zona industrial de Maracaibo grabó el momento cuando el cadáver de la niña era arrojado entre la basura desde una lujosa camioneta. Posteriormente le prendieron fuego.

Funcionarios del Diep-Zulia, capturaron a “La Gerald”, y otra joven de 17 años, quienes confesaron ser las que captaban a las jóvenes. Las detenidas revelaron los nombres de los otros integrantes de la red de prostitución, identificados como Juan Eduardo Maestre (29), apodado “El Cojo”; Luis Calderón “El Curruco”; José Joaquin Ortega Avendaño, alias “El Perro” y Yonni Antonio Rusa Pérez, “Yonito”.

Dos de ellos detenidos en zonas distintas.  Todos fueron puestos a la orden del Ministerio Público.

Infancia difícil

Yisleidy era la mayor de sies hermanos, cinco de ellos varones. Su infancia fue un calvario, familiares de la víctima afirmaron que los niños estaban inmersos en el abandono y la miseria.

Vecinos señalaron que su madre Yesibelth González maltrataba fisícamente de la niña. En 2017 fue acusada de apuñalar a la menor en el pecho.

Los testigos del barrio Integración Comunal, revelaron que Yisleidy no estudiaba en el colegio Lilia Perozo, como dijeron sus tías, a quienes calificaron como “alcahuetas”.

Aseguraron que la niña llegó a estudiar en un colegio en el barrio Carmelo Urdaneta donde vivió con su abuela, pero cuando esta murió, su madre, “sumergida en el alcohol y la mala vida”, se la llevó a casa de su padre.

Los vecinos indicaron que la mitad del tiempo Yisleidy lo pasaba en la calle, jugaba en casa de primos y vecinos. La niña no tenía hora de llegada.

“Esa mujer se la mantenía tomando aguardiente. Desde el domingo se perdió y no veía de sus hijos. Estaba en un bar llamado Las Latas en el centro de Maracaibo y allí recibió la mala noticia de la muerte de su hija”, declaró cuñado de Yesibeth.

Yisleidy

Foto: Cortesía

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente