Pistoleros asesinan a dos hermanos

1248 31AAAAA  JM
10 de mayo, 2014 - 3:23 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1248 31AAAAA %20JM

Foto: Ana E. Moreno

Leandra Isabel Oquendo Pérez (14), y Alejandro Alberto Oquendo Pérez (16), fueron asesinados el jueves a las diez de la noche en el barrio Los Ríos, en la parroquia Francisco Eugenio Bustamante. Familiares de los jovencitos presumen que los matones confundieron a uno de los adolescentes con otra persona.

Una doble tragedia invadió de desconsuelo y lágrimas a la familia Oquendo Pérez, cuando en horas de la noche del jueves por una presunta confusión acribillaran de varios impactos de bala a dos hermanos de 14 y 16 años de edad.

Maracaibo
— El destino tenía preparada la peor de las jugadas para una pareja de hermanos. La muerte sorprendió a Leandra Isabel Oquendo Pérez (14), y Alejandro Alberto Oquendo Pérez (16), a las diez de la noche el jueves en el barrio Los Ríos, perteneciente a la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, al parecer una presunta confusión sería el detonante de la tragedia.

Según Alexis Pérez, hermano mayor de las víctimas, sus dolientes salieron de su residencia, ubicada en la barriada con destino a casa de una vecina para devolverle un machete que esta le había prestado a su progenitora con el cortó una madera, al haber recorrido una escaza cuadra fueron interceptados por un par de motorizados quienes sin mediar palabra alguna les propinaron el torbellino de disparos que dejaron a los adolescentes sin vida.

Terminado el encargo, los malhechores salieron huyendo sin dejar rastro alguno.

El comisario jefe del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), Heberto Alfonso Olano, informó que en la unidad de dos ruedas se trasladaba un sujeto apodado «El Pelúo», quien se encontraba rondando la zona en búsqueda de otro antisocial apodado «El Jovito» y quien sería en realidad su objetivo, al parecer, Alejandro Alberto se parecía enormemente a «El Jovito» y fue confundido, su hermana al ver la arremetida en contra de su doliente se abalanzó encima del «pegador», situación que la llevó a la muerte en un abrir y cerrar de ojos.

Efectivos del CICPC realizaron el levantamiento de los cuerpos y los trasladaron hasta la morgue forense de la localidad. Recolectaron las evidencias en el lugar del suceso, e iniciaron con las investigaciones correspondientes.
Leandra Isabel era la sexta de once hermanos y  Alejandro Alberto el quinto.

Familiares desconsolados a las afueras de la morgue forense, no encontraban consuelo para la tragedia que los invadió.

«Es una verdadera desgracia, eran muchachos sanos, hogareños y muy buenos hijos», manifestó uno de sus dolientes.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente