Matan a mujer embarazada de un tiro en la cabeza

1383 23a2 copy 01 03
22 de septiembre, 2014 - 8:52 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1383 23a2 copy 03

Foto: Diego Graterol

El hampa cobró otra vida inocente. La infortunada deja una hija de 5 años y pagó con su vida la furia de sus victimarios.

San Francisco — A Yoselín del Valle Polanco Soler  (23) y a la criatura que llevaba en su vientre, de apenas un mes de gestación, les apagó la vida un pistolero armado, quien descargó su furia contra la joven madre luego de intentar perpetrar un atraco.

La tragedia ocurrió a las 9:05 de la noche del sábado en el barrio 24 de Julio del municipio sureño.

Según contó su tío, Julio Polanco, la muchacha se encontraba conversando con su esposo, su cuñada menor de edad y un primo de su esposo. Todos estaban sentados en la acera frente a la casa de su suegra.

Un par de delincuentes a bordo de una motocicleta y con actitud sospechosa pasó por el lugar a toda marcha. La menor de edad intuyó la acción del dúo y previno a sus acompañantes «guárdense los teléfonos», habría dicho la joven sin sospechar que en minutos ocurriría el lamentable hecho.

En efecto, los antisociales se devolvieron y los sometieron con un pico de botella, al tiempo que les exigían los teléfonos celulares de última generación.

El grupo les aseguró a los «choros» no tener teléfonos. «El primo del esposo de Yoselín agarró una silla plástica y se la partió en la espalda al tipo que iba de parrillero y ellos se fueron muy rápido», narró Julio.

Venganza en dos ruedas

Veinte minutos pasaron desde el altercado, cuando el runruneo de la motocicleta se sintió de nuevo. Lo peor estaba a punto de pasar. «Todos se echaron a correr porque reconocieron que eran los mismos tipos, pero Yoselín se quedó perpleja». De la unidad descendió el parrillero y sin piedad alguna le propinó un impacto de bala a la joven madre en la cabeza dejándola muerta en el sitio.

De los homicidas, al parecer, efectivos de la policía científica manejan identidades y apodos. Los tres testigos declararon ante la sede policial con el fin de esclarecer el suceso.

Familiares agregaron que los asesinos son de la zona y que una calle anterior a donde ocurrió el hecho se celebraba una fiesta con miniteca por lo que presumen que los sujetos hayan salido de ahí.

Justicia, es lo que exigen los dolientes de Yoselín. Trascendió que la joven deja una hija de 5 años, llevaba seis años casada y residía en el barrio La Polar con su esposo y su hija.

Su cuerpo será velado en la misma barriada, en casa de su madre.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente