«La abrazó fuerte y se arrodilló para salvar a la niña»

1169 23 A C copy copia
12 de febrero, 2014 - 2:30 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

1169 23%20A C%20copy%20 %20copia

Foto: Gabriela Sanz

Familiares y amigos le dieron ayer el último adiós a Delyirai del Carmen Rubisteins, la joven madre que fue arrollada el pasado lunes en el 18 de Octubre y que salvó milagrosamente la vida de su hija abrazándola fuertemente para protegerla según contó su hermano, Delsimo Rubinsteins. La niña se encuentra fuera de peligro y pregunta constantemente por su mamá. Rostros entristecidos, lágrimas, dolor e impotencia fueron los protagonistas durante el sepelio de Delyirai del Carmen Rubisteins Colina (29), la joven madre que perdió la vida en manos de la inconsciencia  de un conductor que «se tragó» el pare en la avenida 3, con calle I del 18 de Octubre y la impactó justamente en la cabeza, dejando herida a su pequeña de dos años

Maracaibo — Calmado, como queriendo escapar de la realidad, Delsimo Rubinstein, hermano de Delyirai, se encontraba en compañía de amigos y familiares quienes se abarrotaron en la vivienda de la joven madre, ubicada en la calle 50-58 del sector Los Tres Caminos, para darle el último adiós a quien en vida fue «una mujer ejemplar de la que extrañaré su alegría y el verla llegar a casa».

Delsimo manifestó que su hermana no lanzó a la pequeña dentro de una vivienda para salvarla, y por el contrario «la abrazó fuerte y se arrodilló para recibir el impacto ella y salvar a la niña».

Salvando la vida de su única hija, Delyirai, como presintiendo su último respiro fue impactada por una camioneta tipo Van, de color naranja, placas ACZ22H, que previamente fue chocada por un Fairlane celeste, placas 06AC5OV, tras «tragarse el pare» en la avenida 3 con calle I, del sector 18 de Octubre.

Cantos católicos, lágrimas y plegarias al cielo acompañaron a Delyirai durante su despedida, el féretro color marrón caoba, fue dirigido a las 11:00 de la mañana por sus más cercanos familiares hasta el cementerio Jardines de La Chinita donde reposará su cuerpo por siempre.

La pequeña se recupera

Hasta horas del mediodía de ayer, la pequeña Derlianis Sofía Rondón Rubisteins (3), permanecía en el Hospital Dr. Adolfo Pons, «deben hacerle un examen en el estómago para descartar cualquier complicación, pero ella está bien», aseguró Delsimo agregando que en el centro hospitalario le habían dado un permiso para asistir al funeral de su madre. «Dónde está mi mamá, es lo que repite mucho Derlianis».

Sueños desvanecidos

Delyirai cursó hasta el tercer semestre en la Universidad Dr. Rafael Belloso Chacín la carrera de Diseño Gráfico, que abandonó al salir en estado. Estuvo viviendo durante cuatro años en Maturín con su esposo, «pero se vino a Maracaibo para encontrar mejoras salariales y terminar de construir su casita allá». La infortunada madre, próximamente comenzaría a trabajar en tiendas Traki.

La rutina de Delyirai era llevar a su pequeña a la guardería Cantín Cantín en horas de la mañana, «siempre caminaba la misma ruta, dejaba a la niña y se quedaba en casa de mi mamá hasta las 12:00 del mediodía que salía mi sobrina», comentó su hermano. «Las cosas pasan por algo, solo Dios sabe por qué las permite», soltó Delsimo impotente.

Residentes indignados

Vecinos reportaron que en lo que va de año 3 accidentes de tránsito han ocurrido en el mismo lugar «por culpa de no tener pares», al tiempo que hacían un llamado a las autoridades a preocuparse por la situación.

Curiosamente la calle donde sucedió el hecho, el lunes no estaba señalizada y para el día de ayer, se observan recién pintados en la carretera el rayado del pare. «No es posible que sucedan este tipo de cosas».

NOTICIAS SUGERIDAS

Comente