Familiares de Yohana piden todo el peso de la ley para su asesino

9 de octubre, 2015 - 6:53 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Familiares y amigos lloraban la muerte de Yohana Coromoto Melean Jímenez (36)

Foto: Carmen Salazar

Los vecinos de Yohana comentaban que Cuencas se jactaba de tener contactos en el gobierno, pues era militar retirado y experto en fabricación de armas

San Francisco
— Tristeza y una gran necesidad de justicia fue lo que se sintió durante el velorio de Yohana Coromoto Melean Jímenez (36), asesinada este miércoles por su vecino Amador Cuencas de 65 años, en el barrio Suramérica del municipio San Francisco.

Su hermana Yuli Meléndez describió la impotencia tan grande que siente toda la familia al ver a su hermana en un ataúd, cuando tenía tantos sueños y metas por cumplir junto a sus hijos, esposo y demás familiares.

Relató que no era la primera vez que Cuencas arremetía contra la víctima, en anteriores oportunidades el hombre le buscaba pelea hasta por el ruido que hacían los albañiles que trabajaban en la construcción de su casa.

El comportamiento hostil  de Cuencas no solo era con Yohana, todo el vecindario tenía quejas por los abusos y forma violenta que tenía el hombre a la hora de hacer algún reclamo.

Cuenta Yuli, que en varias oportunidades le dijo a su hermana que esa situación tenía que parar, por lo que esta decidió hablar con los hijos de Cuenca y estos sólo decían que su papá estaba loco. En vista de que la situación continuaba, volvió a pedirles que le pusieran un freno a su progenitor, pero al parecer estos no hacían mucho caso a la petición de la mujer.

Yohana junto a su esposo habían adquirido ese terreno hacía unos 4 años e iban levantando pieza por pieza, hasta que este miércoles decidieron mudarse.

La mujer entusiasmada prendió su equipo de sonido para iniciar la limpieza y colocación de sus enseres; sin embargo, a Cuencas no le gusto y sin mediar palabras, espero que el esposo de la mujer saliera a comprar unos clavos para colgar unos cuadros y se metió por la parte trasera de la vivienda y le propino sendo disparo en la cabeza. Según cuentan sus familiares a ella no le dio tiempo de nada porque el actúo de  manera cobarde y la ataco por la espalda.

Los testigos del suceso dan cuenta que el asesino uso una escalera para invadir la vivienda de Yohana y una vez cometido el crimen salió por el frente a corroborar lo que había hecho y dijo «la mate».

Los vecinos estaban impresionados al ver al hombre más descontrolado de lo normal, pues apuntaba con la escopeta a todo el que pasaba e incluso realizo algunos disparos.

Los allegados de la infortunada piden justicia para que este hombre pague por el crimen de la tercera de cuatro hermanas y madre de tres hijos de 8,12 y 15 años que ahora quedan sin madre.

Los vecinos de Yohana comentaban que Cuencas se jactaba de tener contactos en el gobierno, pues era militar retirado y experto en fabricación de armas. Al unísono los deudos de la joven madre pidieron que este caso no quede en el olvido y que se aplique todo el peso de la ley.

«Ella era nuestra alegría, una mujer intachable no es justo que este allí en esa urna por un loco. Queremos justicia», dijo su hermana Yuli.

Hoy sus familiares y amigos la acompañaran a su última morada en el cementerio La Chinita a las 10:00 de la mañana.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente