Drew White rechazó el plan de incursión a Venezuela

«Era un plan insensato», habla el socio de Goudreau

drew, golpe
10 de mayo, 2020 - 11:42 am
Agencias / J. Herrera

Drew White, un amigo cercano y socio comercial del fundador de la empresa mercenaria Silvercorp y el fallido líder golpista de Venezuela Jordan Goudreau, sobre la invasión fallida y la posible participación de la administración Trump.

EE. UU.- Drew White, amigo y socio de Jordan Goudreau, rechazó el plan de incursión a Venezuela porque no tenía el respaldo del gobierno estadounidense. En entrevista concedida a la periodista Anya Parampil del medio digital  The Gray Zone, se ventilan detalles de cómo se gestó la incursión armada en La Guaira.

El otro dueño de Silvercorp, la empresa de seguridad privada que representa Jordan Goudreau, ha dado su versión de lo que para él parecía un plan sin mucho sentido por la falta de garantías de seguridad y apoyo internacional que tenía.

El 4 de mayo, contacté a Jordan Goudreau , el CEO de Silvercorp a quien el líder opositor respaldado por los Estados Unidos Juan Guaido y su asesor con sede en Miami, JJ Rendon, contratado personalmente para dirigir la operación.

Mientras Goudreau parecía nervioso y sugirió que volviera a llamar al día siguiente, White habló extensamente sobre su conocimiento periférico del complot fallido, así como sobre su relación con las dos boinas verdes estadounidenses actualmente bajo custodia venezolana.

Dijo que rompió con Goudreau por la trama golpista, y le dijo a The Grayzone que pensaba que sonaba loco.

White, quien vive en Colorado Springs, bastante lejos de Melbourne, Florida, donde se encuentra Silvercorp y Goudreau, dijo que rompió con su socio por la trama golpista, de la cual le dijo que «era un plan insensato».

Drew White, amigo y socio de Jordan Goudreau.

Enfatizó que estaba incómodo con el plan porque sus líderes no parecían tener un respaldo concreto del gobierno de Estados Unidos y que aunque Goudreau afirmó tener un contrato con el Departamento de Estado, él nunca lo vio, lo que lo llevó a cuestionar la legalidad de la operación.

White deseó, para ese momento, que su colega del ejército, amigo y padrino de su boda, no cumplieran con la misión, y deseó que se hubieran quedado con su plan de negocios original, que era proporcionar seguridad escolar.

Pero desafortunadamente, el complot se llevó a cabo, incluso después de que Goudreau, a quien White describió como un “verdadero creyente”, había sido expuesto por su nombre en Associated Press. Ahora dos de sus amigos del ejército están bajo custodia venezolana y se enfrentan a un proceso penal en el país por, preuntamente, planear secuestrar y posiblemente matar al presidente Nicolás Maduro.

Entonces, ¿qué llevó a Goudreau y su tripulación a seguir adelante con su operación de mierda? ¿Y qué sabía el Departamento de Estado de Mike Pompeo al respecto y cuándo? El testimonio de White plantea la pregunta clave: ¿por qué Goudreau creía que tenía un contrato con el Departamento de Estado en primer lugar?

White cuenta, que habían roto relaciones comerciales por el choque de ideas que tenían acerca del manejo de la empresa, pero «luego me contactó sobre esta operación venezolana que parecía ser una operación del Departamento de Estado, comencé a investigarlo, pero el contrato no se alineó. Así que rompimos caminos allí y luego no lo hice, ya sabes, involucrarme en la operación real… no parecía una operación autorizada», dijo en entrevista con Anya Parampil.

El ex socio de Goudreau recalca su convencimiento de que no existe manera de que el gobierno estadounidense esté involucrado en esta operación.

Pompeo dice que el gobierno de los Estados Unidos no tuvo “participación directa” en la operación. Incluso si es cierto, su afirmación aún deja la puerta abierta a un posible apoyo indirecto, como el reconocimiento o la asistencia logística. Además, pocos días antes de la operación fallida de Goudreau, Pompeo dijo a los periodistas que estaba instruyendo a su equipo para “actualizar [sus] planes de reabrir la embajada de Estados Unidos en Caracas”. ¿Por qué?

White dice que Goudreau «esencialmente tenía el respaldo de (Guaidó) y, ya sabes, supongo que la suposición podría haber sido que si esa es la supuesta persona que se haría cargo de Maduro, tal vez eso pareció legítimo en su momento. Simplemente se lo suficiente por todo lo que se está diciendo ahora, pero simplemente no pensé que en realidad se llevaría a cabo (…) y luego que nos enteramos, nos dimos cuenta de que no parecía una actividad del Departamento de Estado, por eso pensé que yo no puedo ser parte de nada de esto, ¿sabes a lo que me refiero?, debido a que soy dueño de varias compañías por aquí y tengo a mi esposa y mi hijo y ellos son mi prioridad».

White dijo que el plan no le pareció correcto, además «no sólo no tenía toda la información, pero para mí, en mi estómago, fue como: No quiero ser parte de esto».

Sobre Luke Denman y Airan Barry, White dice que Denman es su amigo personal pero no llegó a hablar con él pero «todos estaban bastante cerrados. Obviamente le dije que para cualquiera que mire la operación, no le parecería viable, (…) Esto no tiene ningún sentido. Estoy fuera. No quiero tener nada que ver con eso».

Ninguno de los dos capturados son de la DEA. «Ambos son miembros de las Fuerzas Especiales. Luke y Airan son Boínas Verdes, no tienen ningún apego a las operaciones de la DEA o la CIA», exclamó White, quien aseguró que tampoco forman parte del sistema de seguridad presidencial de Donald Trump.

Jordan es «un tipo estupendo», según White. «Amo a ese tipo, simplemente no se si iba en la dirección correcta. Estoy un poco sin palabras en este momento (…) Él es como un hermano para mí».

«Es un tipo decente, un tipo inteligente, sinceramente creo que él creía en esto, realmente cree que eliminar a Maduro es lo mejor para la gente de allí», dijo.

White dijo que Goudreau «pasó mucho tiempo en América del Sur. Creo que allí creció un apego por la idea y creo que pensó que iba a hacer algo correcto»

Fotos: The Gray Zone

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente