Descartan que «megaladrones» sean policías

1079 5 01
10 de noviembre, 2013 - 11:45 am
Redacción Diario Qué Pasa

1079 5

El jefe del Sebin-Maracaibo, Richard Márquez dijo que las investigaciones continúan para determinar cómo el grupo de atracadores que arrasó con nómina millonaria, adquirió la vestimenta del organismo. 

Fuentes del Cicpc precisaron que no pertenecen al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), sin embargo, las investigaciones siguen su curso. Cuatro de los heridos continúan recibiendo atención médica

Maracaibo — El comisario Jesús Vargas, jefe del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Cicpc-occidente, con respecto al atraco perpetrado el pasado viernes en la Ciudad Educativa Simón Rodríguez, dudó que se tratara de efectivos del Sebin: «Se descarta que sean funcionarios, debe tratarse del hampa organizada», expresó el jefe de la policía científica.

Por su parte, el jefe de la Base Territorial del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) Maracaibo, Richard Márquez indicó ayer que pese a que descarta la vinculación de efectivos policiales al atraco millonario, las investigaciones continúan su curso para determinar responsabilidades.

Ambos jefes coincidieron en que, aunque los hampones llevaban prendas policiales y militares de color negro identificadas con el Sebin y otros organismos del estado, se investiga cómo el grupo adquirió la vestimenta de algún organismo, por eso no se descarta que sea el hampa organizada.

El hecho

El asalto millonario se suscitó a las 12:45 del mediodía del pasado viernes en la construcción ubicada en el barrio Pinto Salina, sector El Marite, al oeste de Maracaibo, donde el grupo delictivo llegó en una camioneta Hyundai Tucson, de color negro, de la que descendieron seis hombres, y según testigos del hecho se dirigieron a la oficina administrativa con una falsa orden de allanamiento, portando armas largas y chalecos antibalas.

Los atracadores tomaron cajas y maletines cuyo monto aún está siendo calculado. Sin embargo se dijo que era entre 1 millón y medio y 5 millones de bolívares.

Al lugar se presentó una comisión de la GNB, de donde un efectivo se bajó del auto y le pidió a uno de los delincuentes que le explicara el procedimiento que se desarrollaba y le mostrara la orden, pero en el acto el sujeto le disparó en la cabeza al sargento Júnior Piña Bonilla, de 31 años, quien murió horas después del hecho. En el lugar se originó la intensa balacera en la que quedó atrapada casi una decena de obreros que se encontraban en el sitio.

En el tiroteo resultaron heridos 14 personas, Yóver González, de 24 años, permanecía este sábado en la emergencia del Hospital Universitario de Maracaibo (HUM) y su estado de salud era grave. Otros tres heridos estaban hasta ayer hospitalizados en una clínica de Maracaibo y el resto de los hombres fueron dados de alta el mismo día del incidente.

Los criminales siguen prófugos

Los delincuentes que perpetraron el hecho escaparon con el botín, algunos testigos dijeron haber visto que los escoltaban unos compinches en camioneta y motos.

De inmediato la Secretaría de Seguridad activó todos los organismos, por tierra y aire para ubicar al grupo hamponil. Sin embargo, la operación no fue exitosa, estos, al parecer, están enconchados en el municipio Mara o Guajira. Efectivos de seguridad están en su búsqueda. 

Volvieron los atracos millonarios

El 5 de julio de 2012, unos 15 asaltantes se hicieron dueños del centro comercial Galerías e ingresaron simulando ser clientes. Unos se habrían metido a la última función del cine y otros en la tienda El Tijerazo.

En horas de la madrugada, sometieron a siete vigilantes que no tenían ni un arma de fuego y los introdujeron a uno de los baños en el primer nivel. Los sujetos portaban pistolas y fusiles. Varios de los atracadores se colocaron luego los chalecos y comenzaron a buscar sus objetivos.

En el tercer nivel, encañonaron a tres obreros y se dirigieron al interior de la tienda El Tijerazo, donde se encontraban dos cajeros de Banesco. Uno de esos, tenía 209 mil bolívares fuertes en su interior. Uno de los cajeros se prendió en llamas y la mayoría del dinero se quemó. Los asaltantes saltaron a su otro objetivo, la Joyería Continental, alojada a escasos 50 metros de El Tijerazo, donde no quedó ni un zarcillito de oro y el monto de lo robado en esa tienda se calculó entre los 3 a 5 millones de bolívares fuertes.

Dos meses después, la tarde del 21 de agosto de 2012, nueve apartamentos del edifico Amalfi fueron asaltados por grupo de delincuentes de entre 10 y 12 hombres que ingresaron al edificio en la avenida 13 del sector Tierra Negra. Este fue el último atraco registrado de este tamaño en la capital zuliana.

Un sujeto conocido como alias «El Guaro» fue el líder del robo junto a Julián Ernesto Villarroel Barrios, de 26 años. Pero fueron en total ocho los hombres que se introdujeron en el edificio.

1079 Princpales tmb%20%281%29

Fotos: Iván Ocando

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente