Consternación y dolor tras muerte de niña y su padre en Pomona

15 de diciembre, 2015 - 5:28 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Padre e hija residían en el barrio La Chinita, cerca del barrio Los Pinos, sector donde solía quedarse la pequeña con su abuela materna

Fotos: José Abreu

La infante siempre se quedaba con su abuela materna, pero casualmente ese día la señora se sentía mal y no la pudo cuidar

Maracaibo — Dolor e indignación es lo que reinaba  en el velorio de Ángel Alfonso Sánchez (51), y su pequeña hija, María de los Ángeles Sánchez Gil, de tan solo 7 años, quienes murieron atropellados mientras esperaban el transporte público en el puente de Pomona, en la Circunvalación Nº 1, la mañana del domingo.

Estefanía Gil, hermana de la niña, comentó a las afueras de la morgue de LUZ, antes de recibir los cuerpos, «me enteré casualmente por internet, cerca de las 7:00 de la noche; mi padrastro y mi hermanita iban a llevarle un dinero a mi mamá en su trabajo, cuando ocurrió la desgracia», refirió.

Asimismo, la joven sumamente dolida por lo ocurrido, señaló que el hoy fallecido y pareja de su madre, era maestro de obras, y aparte de llevarle un dinero a su mamá, quien se de-sempeña como encargada de Pastelitos Ricosón de 18 de Octubre, iba a cuadrar una obra de construcción que le haría a  un compañero de trabajo de su mujer.

Por último, la hermana de María de los Ángeles añadió que la pequeña estudiaba 2do. grado en la Escuela San José de Cupertino, ubicado en la Fundación Mendoza, parroquia Cristo de Aranza.

«Ya no la cuidaré más»

Por su parte, Carmelina Ocanto, abuela materna de María de los Ángeles, entre lágrimas y sentimiento, indicó que la niña solía quedarse con ella los fines de semana, «cuando no tenía clases me la dejaban a mí, y los viernes se quedaba y se iba los lunes, a ella le gustaba estar acá porque jugaba con sus primitos».

Al mismo tiempo, la anciana sostuvo que «la mañana del domingo vinieron a dejármela, pero yo me sentía mal de salud y le dije que se la llevaran mejor, nunca pensé que pasaría esta tragedia, ya no la cuidare más», se lamentaba Ocanto. «Era una niña cariñosa, iba bien en sus estudios, y lo que más le gustaba era bailar, porque coqueta si era», enfatizó Tibisay Gil, madre y esposa de ambos fallecidos.

Siempre juntos

Ángel Sánchez solía andar siempre con su pequeña princesa; hace cinco días habían regresado de visitar a la familia de este en el estado Barinas.

«Él la llevaba y la traía, siempre andaba con ella, porque ella lo tenía enamorado por lo risueña que era; juntos andaban, y juntos murieron», comentó entre llanto una prima de Tibisay Gil, quien prefirió no identificarse.

«Mi hijo no estaba borracho»

Por su parte, Ana Morales, madre del joven Newman Sandoval Morales (25), quien con su auto Chevrolet Swift arrolló a padre e hija, desmintió los señalamientos en contra de su hijo de que ocasionó la tragedia por andar borracho y amanecido; aseguró que no estaba ebrio y que este salió de su casa a comprar desayuno y un camión cava lo impactó por detrás trayendo como consecuencia el lamentable suceso.

Hasta la tarde de ayer, Sandoval permanecía en condición de detenido, a la espera de ser presentado en las próximas horas ante el Ministerio Público para comparecer ante la justicia por el hecho.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente