Compartir familiar culminó en tragedia al oeste de Maracaibo

1087 22B
18 de noviembre, 2013 - 6:06 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Maracaibo — Álberson Escandela, de 32 años de edad, perdió la vida la madrugada de ayer luego de recibir 18 puñaladas tras sostener una acalorada discusión con sus agresores al oeste del municipio Maracaibo.

Jackeline Escandela, hermana de la víctima, expresó que su doliente se encontraba en una vivienda ubicada en la calle 6 del barrio Mi Esperanza, donde dos sujetos, apodados «El Wílker» y «El Robert», —quienes son hermanos y además tienen algún nexo familiar con Escandela—, patearon una silla, lo que suscitó la discusión y estos comenzaron a apuñalear múltiples veces a Escandela.

Vecinos y amigos, al ver que el par de hermanos arremetía en contra del hombre, lo trasladaron al Hospital Materno Infantil Doctor Raúl Leoni (El Marite), pero ingresó sin signos vitales al centro asistencial.

Asimismo, intentaron hacer justicia por sus propias manos, por lo que agarraron a golpes a «El Robert» y éste fue denunciado, ayer se encontraba en los calabozos del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia (Cpbez). Su hermano, alias «El Wílker» no logró ser capturado y se conoció que está prófugo, pero los integrantes de su familia han querido ser linchados por los vecinos de la comunidad.

Álberson era vigilante en la Ciudad Educativa Simón Rodríguez, construcción donde hace diez días efectuaron un «megaatraco» que dejó el saldo de una decena de hombres heridos. La víctima tenía más de seis meses trabajando en la construcción.

Escandela era casado y tenía dos hijos. Familiares lo describieron como un hombre sano y rumbero pero que no tenía problemas con nadie, por lo que exigen justicia a los organismos de seguridad.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente