La nieta y su novio responsables del crimen

Asesinan a sexagenaria y arrojan su cuerpo en un contenedor de basura

mujer muerta
23 de junio, 2020 - 5:02 pm
Agencias

Trabajadores del aseo se disponían a vaciar el contenedor cuando hallaron el cuerpo cubierto con tierra y cartones. Comisiones de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) se trasladaron al sitio para resguardar la escena y llamaron a los detectives del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para realizar el levantamiento del cuerpo e iniciar investigaciones

Caracas– En la tarde del lunes 23 de junio, trabajadores del aseo de la compañía Supra Caracas hallaron el cuerpo de María Mayo Toledo, de 64 años de edad, en el interior de un contenedor de basura en la Avenida Andrés Bello, adyacente a la Contraloría General de la República en el municipio Libertador. La mujer presentaba un golpe en la cabeza.

Trabajadores del aseo se disponían a vaciar el contenedor cuando hallaron el cuerpo cubierto con tierra y cartones. Comisiones de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) se trasladaron al sitio para resguardar la escena y llamaron a los detectives del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para realizar el levantamiento del cuerpo e iniciar investigaciones.

Lea también: La ex pareja de Jeffrey Epstein acusada de tráfico de menores fue encontrada en París

Vecinos de la víctima informaron que la noche del domingo se escucharon gritos y una discusión en la casa. Luego hubo silencio. Al enterarse de lo sucedido, informaron a las autoridades de que en esa vivienda la mujer vivía junto a su nieta, de 16 años de edad, y que tenía una relación amorosa con un joven de 19 años de edad, identificado como Richard Alfonso Vargas Betancourt.

Detectives del Cicpc adscrito al Eje de Homicidios se llevaron a la pareja para interrogarlos en la sede del cuerpo detectivesco. Una vez en la sede, a minutos de iniciar el interrogatorio, confesaron haberla asesinado para quedarse con su casa.

La joven confesó que estaba embarazada y su mamá la había botado de la casa. Su abuela la acogió por un tiempo y había planificado junto a su novio Richard, asesinarla y así tener un lugar donde vivir.

El homicida la sometió usando la fuerza, agarró un cable que puso alrededor del cuello la asfixió, luego la golpeó en la cabeza. Buscó a dos personas en situación de calle quienes lo ayudaron a sacar en una maleta el cuerpo de Toledo que fue abandonado en el contenedor de basura.

La joven y su novio se encuentran detenidos y serán presentados en las próximas horas a la fiscalía.

Foto: Cortesía

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente