Amigos y familiares de Karen Berendique encendieron una vela en su nombre

1199 22AAAAAA
17 de marzo, 2014 - 4:14 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Ana Moreno

Dos años han pasado desde un mal procedimiento de un grupo de funcionarios de la policía científica, que acabó con la vida de la hija del cónsul de Chile en Maracaibo

Maracaibo — Muchos nombres se escucharon en medio de la eucaristía, pero uno retumbó en las paredes de la iglesia Padre Claret, este domingo a las 6:30 de la tarde, fue el de Karen Berendique, de 19 años, hija del cónsul de Chile en Maracaibo, Fernando Berendique Benavente, quien perdiera la vida hace dos años, cuando una comisión del Cicpc disparó contra el vehículo donde ella iba junto a su hermano.

Culminada la misa realizaron una caravana hasta plaza Las Madres, en el sector Primero de Mayo, donde varias personas entre amigos y familiares de la muchacha, abanderaron la iniciativa de un grupo denominado Venezuela Sin Balas.

«Ninguna muerte es en vano»

El diplomático junto a su esposa Auridia de Berendique, acudieron a la cita con los muchachos, quienes alzaron su voz con discursos emotivos, no solo por la muerte de la joven, sino por todos los venezolanos que desde entonces han muerto producto de una bala.

«Ellos son como sus hermanos, desde la primaria estuvieron con ella. En cada fecha importante tratan de recordarla, los considero unos hijos más. Ninguna muerte es en vano, pero tampoco ninguna tiene justificación. Si esto le hubiese pasado a otro, mi hija estaría aquí sin duda», manifestó el cónsul en medio de la ceremonia.
La progenitora de la joven, recordó el fatídico día cuando la mataron indicando que «urge una reeducación de las fuerzas de seguridad, que no se quede en intenciones, ojalá sucediera, quisiera verlo, esto no debiera repetirse jamás», fueron las palabras de la señora Auridia.

Unas cien personas se congregaron en la referida plaza, con velas en las manos, y un faro en el centro como símbolo de una luz que jamás de apagará, la de Karen.

El caso

La joven recibió tres impactos de bala a las 9:30 de la noche del 16 de marzo del año 2012, cuando estaba junto a su hermano Fernando Berendique, de 28 años, quien conducía por el barrio Teotiste de Gallegos, a cinco cuadras de su casa.

La versión que hasta la fecha se conoce, es que los Berendique no atendieron a la voz de alto proveniente de una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), ya que los funcionarios para el momento estaban de civil, y tanto la joven como su hermano pensaron que se trataba de un asalto.
La reacción de los oficiales ante la negativa de los hermanos de detenerse, fue disparar contra la unidad, resultando muerta Karen.

Los fiscales 34°, 39°, 76° nacionales y auxiliar y 45° del referido estado, Desirée Boada, Juan Carlos Tabares, Alejandro Méndez, Julio César Acosta y Alexis Perozo, respectivamente, ratificaron la acusación contra los agentes Luis Bohórquez, Fernando Urdaneta, Dinolkys Reyes y Jeferson Villalobos, por presuntamente ser coautores en el delito de homicidio calificado con alevosía por motivos fútiles, en perjuicio de la joven muerta; y coautores en el delito de homicidio calificado con alevosía por motivos fútiles, en grado de frustración, en relación con Fernando Berendique, hermano de la víctima.

En mayo de 2013 comenzó el juicio contra los ahora doce exfuncionarios, involucrados en el homicidio. Cuatro de ellos aparentemente fueron la mano ejecutora de los disparos.

Todos permanecen privados de libertad en Caracas. Mientras la familia y gran parte de la población venezolana posa sus ojos sobre la mano encargada de hacer justicia.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente