Van 176 detenidos en Maracaibo por «guarimberos»

1200 1princ 01
18 de marzo, 2014 - 12:00 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1200 1princ
Foto: Gabriela Sanz

El jefe del Core 3, Manuel José Graterol detalló que 176 ciudadanos han sido detenidos en 35 días desde que iniciaron las protestas en la ciudad, de los cuales 95 se encuentran bajo régimen de presentación, 58 bajo medida cautelar sustitutiva de libertad, 5 en proceso de presentación ante tribunal de control y 18 privados de libertad. Por otro lado, ayer fue secuestrado por 4 horas un gnb que se encontraba de civil cerca de la residencia Palaima, «al militar le dieron golpes y le inyectaron una solución intravenosa. Fue una forma de tortura, le echaron gasolina en las medias amenazándolo con que lo iban a quemar», dijo el general.

Maracaibo — Unas 364 bombas molotov (botellas con gasolina y trapo en la punta almacenada en gaveras), cerca de 50 «miguelitos» de diferentes tamaños, escudos hechos con pipas, licor, un kilo y medio de presunto crack, morteros y botellas con pintura, decomisaron funcionarios del Comando Regional N° 3 (Core 3) en las residencias El Cují, en las inmediaciones de El Milagro con 5 de Julio y en Palaima. El jefe del Core 3, Manuel José Graterol mostró este lunes el arsenal incendiario de fabricación casera en tres zonas residenciales y la evidencia fotográfica que exhibe cronológicamente los acontecimientos bajo la zona a su cargo, al tiempo que dio a conocer el secuestro de un efectivo militar por manifestantes de Palaima.

El general confirmó que ayer en la tarde fue secuestrado durante al menos cuatro horas un gnb, quien se encontraba de civil cerca de la residencia Palaima, «el militar fue mantenido en cautiverio en el sótano del centro comercial Palaima, le dieron golpes en el brazo y le inyectaron una solución intravenosa que aún no sabemos qué es (…) Pudieron haberle inoculado algún virus. Fue una forma de tortura, le echaron gasolina en las medias amenazándolo de que lo iban a quemar», detalló sin ofrecer la identidad del funcionario, quien se encuentra hospitalizado en el Hospital Militar de Maracaibo para realizarle los exámenes correspondientes.

Graterol Colmenárez aseguró que son menos de 10 jóvenes quienes han tomado la zona de Palaima y otras zonas de la ciudad.

Detenidos por «guarimbas»

El general detalló que 176 ciudadanos han sido detenidos en 35 días, cuando iniciaron las protestas y «guarimbas» en Maracaibo, de los cuales: 95 se encuentran bajo régimen de presentación, 58 bajo medida cautelar sustitutiva de libertad, 5 en proceso de presentación ante tribunal de control
y 18 privados de libertad.

Balance del mes

Durante el último mes han sido incautadas 181 bombas molotov, 34 recipientes de combustible, 196 perdigones, 42 tachuelas artesanales, 177 litros de combustible, 155 mangueras con clavos, 58 cauchos, 186 litros de alcohol, 25 pasamontañas, entre otros.

«Están lanzado clavos desde los morteros para que cuando estallen estos causen daños incontrolables. Estos individuos no tienen conciencia cuando lanzan las bombas molotov, y es un peligro para ellos mismos», reiteró.

El comandante afirmó que, según información aportada por un detenido —presente en la conferencia de prensa— de 19 años de edad, sin ofrecer su identificación por encontrarse en proceso de presentación a Tribunales, señaló que le daban hasta 400 bolívares diarios, aparte de los suministros
y comidas.

Este lunes, las inmediaciones de Palaima y la Universidad Rafael Belloso Chacín (Urbe) permanecieron sin tránsito
vehicular por las barricadas que obstaculizan la vía, contando con cierta presencia de oficiales del Cuerpo de Policía
Bolivariana del estado Zulia, mientras los centros comerciales en la zona se mantienen cerrados y los que abren, lo hacen con baja afluencia de clientes.

Zona cero

El conjunto residencial El Pinar, perteneciente a la parroquia Manuel Dagnino, donde se había logrado restablecer
el orden público y se perdió de nuevo a manos de algunos vándalos, amedrentan a quienes osan transitar por la vía. Algunos habitantes consultados en el recorrido de QUÉ PASA, expresaron que todo «está normal como todo
Maracaibo, no hay ninguna diferencia».

Mientras el equipo reporteril no tuvo acceso a la entrada principal ni por el puente de Pomona, ni por el barrio Los Estaques, siendo el acceso de entrada y salida la conexión con el barrio Los Pinos por la Circunvalación N° 1.

Dentro de los edificios el caos es total, incluso frente al centro de diagnostico integral, donde fueron levantadas las alcantarillas y rebozadas de escombros, dificultando el paso
al centro de salud.

Una camioneta que intentó pasar a las 5:00 de la mañana por la zona, fue apedreada y sus ocupantes amenazados por encapuchados armados. El vehículo atacado quedó destruido y al pasar asustado el conductor por los escombros, terminó por dañar la parte mecánica, por lo que tuvo que ser empujada fuera de la «zona de guerra».

Al oeste de Maracaibo

La cara de la ciudad al oeste no varía. Las barricadas y obstáculos en la vía causan infinidad de molestias a los conductores, cuando desde tempranas horas de la mañana los dedicados a la «guarimba» impiden la circulación y causan zozobra en la comunidad de la parroquia Raúl Leoni. Los Aceitunos y las urbanizaciones Santa Fe, en sus diferentes villas, se mantienen cercados por las barricadas. Los vecinos denunciaron ser víctimas, incluso, de destrozos a sus vehículos por insistir en transitar. Hasta golpes recibió una dama que habita en la zona por no apoyar abiertamente a los manifestantes violentos.

Quienes denuncian y solicitan reservar sus identidades, indicaron que los daños a los bienes públicos son cuantiosos, han quemado centrales telefónicas, mientras los comercios de la zona —que en un principio apoyaron las protestas— ya comienzan a sentir los efectos negativos de permanecer cerrados por más de una mes. «Se han dañado ellos mismos, a sus familias y a nosotros que somos sus clientes y vecinos, es algo sin sentido», aseguró la informante.

En otras celebran el retorno de la normalidad alcanzadas en varias comunidades mediante el diálogo y la concertación sin llegar a los enfrentamientos.

Torres del Saladillo siguen sin agua ni electricidad

Maracaibo — Las edificaciones aún muestran los estragos causados por el choque violento vivido el pasado fin de semana y que obligó a los habitantes de los edificio y a los comerciantes informales a firmar un acuerdo de convivencia, luego de la mediación de representantes del Gobierno regional. Las torres amarilla, roja y verde se mantienen sin los servicios de agua y luz. Solo la torre azul recuperó la «normalidad». El comercio tanto formal como informal laboró con normalidad, mientras al interior de la residencias se dejó ver el ingreso peatonal sin la restricción de días pasados. El libre tránsito en todos los alrededores fluyó con regularidad y las vías lucieron completamente rescatadas de las «guarimbas», escombros, vidrios y el caos en las cuales estuvieron sumergidas.

Se conoció de la mejoría en la condición de Luis Núñez, heridoen los disturbios del miércoles en la avenida Padilla y de la liberación, bajo régimen de presentación, de la joven Queemberly
Lewis (23).

1200 3%20 %202%20crack%20copy

1200 3%20 %203%20botellas%20copy

Presunto crack, botellas de refresco con combustible y una «matasuegra» pegado entre los insumos.

1200 3%20 %204%20el%20pinar%20copy

Conjunto residencial El Pinar, un verdadero caos sin dolientes.

1200 3%20 %205%20palaima%20copy

Inmediaciones de Palaima se mantienen entre barricadas y muestras de quejas impresas en banner.

1200 3%20 %206%20santa%20fe%201%20copy

Los Aceitunos y Santa Fe I se colapsan a diario con barricadas residenciales.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente