Se cumplen 192 años de la Batalla Naval del Lago de Maracaibo

batalla naval maracaibo
24 de julio, 2015 - 1:37 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Maracaibo – Muchas veces nos acercamos a orillas del Lago y vemos como pasan los barcos y las lanchas y eso nos tranquiliza y nos saca del estrés de la cotidianidad. Sin embargo, en esas mismas aguas hace 192 años se selló la independencia de Venezuela del yugo español, exactamente el 24 de Julio de 1823.

Ese amanecer el almirante José Prudencio Padilla, comandante del tercer departamento de Marina y de las operaciones sobre el Zulia, organizó un ataque que fue definitivo. Pasadas las 10:00 de la mañana, coordinó personalmente las operaciones en cada una de las embarcaciones que conformaban la escuadra republicana.

A las 2:00 de la tarde dio la señal para que se avanzara sobre la flota realista mandada por el capitán de navío Ángel Laborde y Navarro, Comandante del apostadero de Puerto Cabello y segundo jefe de la armada española sobre Costa Firme.

Resistieron los ataques de los barcos españoles hasta el último momento cuando se dio la orden de abordar a las naves realistas. Estando cerca rompieron los fuegos de cañón y fusilería por parte de los republicanos. Al romperse los baupreses, el bergantín Independiente se echó sobre el San Carlos y dio comienzo al abordaje, fase con la cual se decidió la victoria para los republicanos.

Como consecuencia del ataque patriota, fueron destruidos muchos buques realistas y capturados otros. Los realistas en la más angustiosa situación picaron los cables y trataron de escapar haciéndose a la vela, pero fracasaron en su intento, pues sus buques mayores fueron hechos prisioneros. La mayor parte de la tripulación del San Carlos se arrojó al agua e igual suerte corrió la de los otros buques, excepto la del bergantín-goleta Esperanza, que fue destruida por una explosión. En definitiva, solo tres goletas lograron escapar y se pusieron al abrigo del Castillo de San Carlos.

En dos horas de recio combate se decidió la acción, la cual abrió camino a las negociaciones con el capitán general de Venezuela, quien, al concluirlas el 3 de agosto siguiente, se obligó a entregar el resto de los buques españoles, la plaza de Maracaibo, el Castillo de San Carlos, el de San Felipe, así como todos los demás sitios que ocupaban los españoles y, el día 5, evacuó definitivamente el territorio venezolano.

No obstante, el Castillo de Puerto Cabello debió ser tomado por asalto en una acción desarrollada por José Antonio Páez el 8 de noviembre de 1823.

Gracias a esta hazaña el 24 de julio se celebra tanto en Venezuela como en Colombia el Día de la Armada.

Nave a nave

La escuadra republicana, dirigida por el Almirante José Prudencio Padilla, estaba compuesta por los bergantines: Independiente, Marte, Fama, Confianza y Gran Bolívar; las goletas: Espartana, Independencia, Manuela, Chitty, Emprendedora, Aventina, Peacock, Antonia Manuela y Leona.

En cuanto a las fuerzas realistas las mismas estaban conformadas por el bergantín San Carlos, los bergantines-goletas: Esperanza y Riego o Maratón; la goleta de gavias Especuladora; las de velacho: María Salvadora, Estrella, Cora, Mariana, Rayo, María Habanera y Zulia; las flecheras: Atrevida y Maracaibera; los pailebotes: Guajira y Monserrat, los faluchos: Resistencia, Mercedes, Brillante, Relámpago y Pedrito y las piraguas: Raya, Duende, Palomera, Esperanza, Félix María, Altagracia, San Francisco y Corbeta, con un total de 49 cañones, 14 carronadas, 4 obuses, individuos de tropa y 670 de marinería, incluidos jefes y oficiales.

Las bajas

Las pérdidas de los republicanos fueron de 8 oficiales y 36 individuos de tripulación y tropa muertos, 14 de los primeros y 150 de los segundos heridos y un oficial contuso, mientras que la de los realistas resultaron mayores, sin contar los 69 oficiales y 368 soldados y marineros que quedaron prisioneros.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente