Santa Lucía paseó por su barrio bendiciéndolo

14 de diciembre, 2014 - 2:08 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Los marianos tienen su fe puesta en Santa Lucía. Toda la feligresía luciteña acompañó a su patrona por las calles de la poblada

Foto: Ana Elisa Moreno

Como cada 13 de diciembre, ayer se celebró el Día de Santa Lucía, con un recorrido por El Empedrao impregnado de tradición.

Maracaibo — La mártir Santa Lucía se ha reencontrado con su pueblo, como cada año lo hace en Maracaibo.
Al ritmo de la gaita tradicional, pasadas las  6:00 de la tarde, inició la procesión de Santa Lucía junto a su pueblo desde su recinto, ubicado en la barriada homónima conocida popularmente como El Empedrao por sus calles de piedra siendo uno de los sectores fundadores de la ciudad de Maracaibo e ícono cultural del estado Zulia.

Flores y luces

Santa Lucía estuvo acompañada por más de 300 feligreses y servidores de María, entre niños, jóvenes y adultos, durante  un recorrido que duró aproximadamente tres horas.

El ambiente del recorrido estuvo lleno de fe, fervor, compromiso y emoción.

La imagen de Lucía, como la reconocen sus feligreses, se paseó adornada de flores y rodeada de luces que abrían su camino.

Protectora de la vista

Venerada como la protectora de la vista, de los ojos, Santa Lucía porta en su mano un pequeño platillo con un par de ojitos. Es por ello que en esta fecha los creyentes se unen en celebración con los marianos que tienen su fe puesta en su intercesión.

Lucía era una joven noble y rica de Siracusa          —en el sur de Italia— en los años de las persecuciones de cristianos bajo el emperador Diocleziano, en 304 después de Cristo.

La joven estaba comprometida en matrimonio con un pagano, pero para cumplir con una promesa hecha a Santa Agata, Lucía decidió no casarse —la promesa era que si la santa sanaba a su madre, ella no se habría casado, sino que habría dedicado su vida al cristianismo y a los pobres—. El novio no aceptó su rechazo y la denunció como cristiana; acusación por la cual la joven fue torturada y asesinada.

Conmemoración

Justo el 13 de diciembre se conmemora, según dice la tradición, el día de su martirio.

Santa Lucía en la iconografía cristiana se representa casi siempre con los ojos en una taza, pues ella llegó a quitarse los ojos en signo de rechazo a su novio y a las persecuciones que le hicieron.

Cada año la barriada luciteña se llena del fervor que sienten los propios y visitantes, quienes llegan hasta el templo a rendirle honores a su patrona.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente