Las colas se «depravaron» en los Bicentenario

2A 1 01
24 de julio, 2015 - 1:52 pm
Redacción Diario Qué Pasa

2A 1 01

Diariamente se observa la red pública de alimentación repleta de personas a la caza de precios regulados

Fotos: Hayleén León

Hasta cuatro tipos de colas se hacen en Abastos Bicentenario para acceder a los rubros de primera necesidad regulados por el Gobierno venezolano

Maracaibo —
Las colas en la red pública de alimentación, puntualmente en el caso de Abastos Bicentenario, se intensifican sin control. Los usuarios aseguran que los «bachaqueros están desatados» y desde que eliminaron la venta por terminal de cédula los compradores no parecen seres humanos.

Este miércoles, en la sucursal de Bicentenario Costa Verde, se hicieron dos colas de tercera edad y jóvenes: una en el estacionamiento y otra afuera del centro comercial; una tercera de discapacitados y otra de empleados públicos, para un total de cuatro filas.

La cola de los discapacitados era la más traumática, al estar compuesta por personas con enfermedades hipertensivas, minusválidos, invidentes, enfermos crónicos, y aun así deben madrugar, hacer la cola y pasar horas de sol y empujones para que le den un número y en algún momento tener acceso, así lo explicó Alba Torres, persona con necesidades especiales.

María Prieto, otra discapacitada, suplicó junto a toda la multitud «Ministro Osorio, quien le dijo que todo estaba bien en el Zulia lo engañó, por favor le suplicamos que regrese la venta por terminal de cédula».

Los preocupados indicaron que los «bachaqueros» van todos los días a ver qué sacan, «Aquí la gente viene de la parroquia Ildefonso Vázquez para el negocio del contrabando y la reventa todos los días, no hay controles verdaderos», insistió Prieto, quien también asiste varios días a la semana porque asegura que los ingresos no alcanzan para comprar comida a cinco veces el costo.

El temor de comprar a sobreprecios los alimentos hace que la gente trabajadora y pensionada luche con los «bachaqueros» por comprar los productos a precios regulados.      

Carita%201

Auxiliadora Briceño, persona de la tercera edad, «estuve de 8:00 am a 2:00 pm esperando y me hicieron buscar un informe médico, y compré a la 6:00 de la tarde».

carita%202

María González, enferma de artritis, «no puedo estar de pie y tengo que soportar esto porque no tengo para compra en tiendas, por lo caro».

2A%20 %202

Discapacitados esperan horas de colas en la inclemencia del sol, calor y malos tratos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente