Desde Consecomercio y Coindustria también piden flexibilizar la cuarentena

Esquema de 7×7 no es suficiente para reactivar los comercios del Zulia

comercios
30 de agosto, 2020 - 10:30 am
Anabelle Carrillo

Según los representantes del sector empresarial en el estado, la reactivación de los sectores económicos «fue muy lenta» y de esa manera la industria no puede reacomodarse

Maracaibo – La primera semana de flexibilización para el estado Zulia, después de 4 meses de cuarentena estricta, culminó y aunque se tenían muchas expectativas sobre la apertura de los comercios que se encontraban en el primer nivel de flexibilización, los representantes de la Cámara de Comercio de Maracaibo (CCM), y Fedecámaras Zulia, indicaron que dicho esquema no es suficiente para que la economía del estado pueda reactivarse progresivamente.

«En ese esquema de 7×7 la industria no puede trabajar y como están actualmente los ingresos del ciudadano venezolano y zuliano, va a ser muy difícil reactivar la economía de esta manera. Este es el octavo año de caída del Producto Interno Bruto (PIB), cómo podemos mejorar entonces con un esquema de 7 días cerrado y 7 días abiertos», dijo en una entrevista telefónica Ricardo Acosta, presidente de Fedecámaras Zulia.
En concordancia con Acosta, Ezio Angelini, presidente de la CCM, indicó a QUÉ PASA que en el Zulia se necesita que haya una flexibilización constante y continua, porque «con el 7×7 (trabajar una semana así y la otra no) la industria nunca terminará de arrancar».

Balance de la semana

Haciendo un balance sobre la primera semana de flexibilización el Zulia, los representantes del sector empresarial coincidieron en que «la reactivación de los comercios que abrieron en el primer nivel fue muy lenta».

Lea también: Brasil iniciará pruebas en Sao Paulo de una vacuna china contra el coronavirus

«En una semana no se pueden reacomodar las estructuras económicas de las empresas, la industria no iba poder abrir como tal apenas un lunes (..) La industria se activó, los comercios pudieron abrir para vender inventarios en muchos casos, pero la realidad es que fue poco. Es muy difícil que las personas puedan estar 90 días cerrados y después abrir de un día para otro», manifestó Ricardo Acosta.

Por su parte, el presidente de la CCM expresó que desde la Cámara aplauden que el Zulia hay podido entrar en la flexibilización, pero que la reactivación de los sectores económicos «fue muy lenta», porque «lamentablemente esta semana tuvieron que cerrar».
«Muchos comercios pudieron abrir, otros no. En nuestros números menejamos que el 25% de los comercios no puedo abrir», dijo Ezio Angelini.

Para Ricardo Acosta, «trabajar con el aparato productivo a medias es muy díficil», es por eso que asveró que «de parte de Fedecámaras Zulia hacen un llamado para que se flexibilice la cuarentena.
«No hemos logrado nada con la cuarentena, porque solamente con medidas muy personales podemos evitar la propagación del virus», añadió Acosta.

Por otra parte, Ezio Aneglini comentó que entrar o un nivel 2 de flexibilización o flexibilizar la cuarentena depende del Ejecutivo Nacional, pero que es «su mayor deseo que el Zulia pueda entrar en un nuevo nivel de flexibilización y puedan abrir otros sectores económicos».

«Nostros propusimos un modelo de flexibilización que en otras partes del mundo ha funcionado, que es el modelo israelí, pero no es una desición que depende de nosotros, agregó Angelini.

«Reactivación segura»

La petición de una flexibilización de la cuarentena no es solo un sentimiento regional, el pasado 12 de agosto la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) y el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) propusieron al país un plan para retomar las actividades económicas en el país tras más de cinco meses de paralización comercial, con el fin de evitar la perdida de 3 millones de empleo.

Preocupados por los pocos ingresos en pandemia y las alarmas de cierre de empresas, los presidentes gremiales hacieron un llamado a la reactivación comercial siguiendo protocolos de seguridad.

En el plan se establece una desescalada controlada que permita trabajar a todos los sectores de forma continua, utilizar el teletrabajo donde sea posible, lavado y desinfección de manos y superficies, extender horario de trabajo para evitar aglomeraciones, control de aforo, fiscalización aleatoria por parte de las autoridades, imposición de sanciones de no cumplirse las medidas y otras medidas complementarias.

El presidente de Conindustria, Adán Celis, teme que pueda ser peor de no reactivarse las empresas. Para el dirigente que puede o no puede que el COVID-19 contagie a las personas, dependiendo de cómo se cuida cada quien, pero sí es seguro que sin trabajo los venezolanos morirán de hambre.

Perdidas de empleo

«Estamos calculando que se van a perder más de 3 millones de empleos», dijo el presidente de Coindustria. De acuerdo con Celis, de continuar la pandemia y no tomarse medidas unas 800 empresas, un 60% del sector industria podría cerrar sus puertas. Actualmente las industrias trabajan a menos de un 20% de sus capacidades.

Para 2020, según las estimaciones de la organización, podría haber una caída acumulada de la economía de un 25%. «Eso no solamente es la pérdida de empresas, la pérdida de industrias y de comercios, es también la pérdida de empleo, de productos para los venezolanos», alertó Celis.

El gremialista agregó que se debe abrir todos los comercios ya que unos dependen de otros y permitir la apertura de unos sectores, cuando otros se mantienen cerrados no es una opción considerable.

 

Palabras clave
, ,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente