Especial: Tamaño del pene: ¿Preocupación sin razón?

1221 20foto dr
8 de abril, 2014 - 3:47 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

Foto Ana Elisa

El doctor José Espina, sexólogo, explicó que detrás del mito «a mayor tamaño, más placer», se ha mantenido como herencia cultural desde tiempos inmemorables, siendo transmitido de generación en generación hasta la actualidad

Maracaibo — Con suficiente frecuencia como para asegurar que es una preocupación constante, hombres solteros y casados van a la consulta de los sexólogos con preguntas inquietantes sobre el tamaño del pene. «La opinión de la mujer es clave para derribar los falsos conceptos y la cultura falocéntrica en que vivimos», indicó el especialista José Espina.
Esta percepción sobre el propio pene o Síndrome del Vestuario, se da sobre todo en hombres de edades comprendidas entre 18 y 35 años, e incluso, puede provocar que los afectados renuncien a determinadas profesiones y actividades en las que es habitual cambiarse de ropa en presencia de otros.

Espina explicó que detrás de este mito de que «a mayor tamaño, más placer», se ha mantenido como herencia cultural desde tiempos inmemorables, siendo transmitido de generación en generación hasta la actualidad.

El especialista explica que en la actualidad, diversos estudios han demostrado que no hay tal asociación.

La anatomía es perfecta

Anatómicamente las terminaciones nerviosas que dan más placer y pueden llevar a un orgasmo, en la mujer están ubicadas en el tercio anterior de la vagina; quedando dicho que «independientemente del tamaño del órgano sexual masculino, se tocará el conocido punto G».

La vagina se ensancha y se alarga durante la fase de excitación, sobre todo en el tercio interno, donde puede llegar a medir de 6-7 cm de ancho. Pocas veces se puede encontrar un pene de tales dimensiones, como para llenar y estimular esa parte profunda de la vagina.

Contradictoriamente, el choque del pene contra el cuello uterino es molesto para la mayoría de las mujeres y puede producir lo que se conoce con el nombre de dispareunia. Este choque es más frecuente cuando la mujer tiene hiperflexión de las extremidades (las rodillas cerca de la cara), y con la penetración vaginal posterior, ella sobre él (posición del misionero).

Hablemos de medidas

Si vamos a hablar de medidas, investigaciones exactas indican que el tamaño promedio del pene erecto es 13,5 cm.

El 68% de los hombres tiene un pene de 11,7-15,2 cm; el 13,5% de 9,7 a 11,4 cm; otro 13,5% oscila entre los 15,5 y los 17,3 cm; solo el 2,5% de las mediciones resultaron mayores a los 17,5 cm y menores a los 9,4 cm.

Alcohol y cigarrillo: enemigos del pene

El doctor José Espina manifestó, además, que los enemigos de una relación sexual satisfactoria son el alcohol y el cigarrillo, pues «primeramente, se ven efectos de supresión de la erección debido a que el alcohol inhibe el funcionamiento del sistema nervioso autónomo, responsable de que se produzca la erección. De más está decir que a falta de una buena erección, la penetración y el coito se ven afectados negativamente».

Además un estudio realizado por un fabricante de Sildenafil, medicamento usado para tratar la disfunción eréctil, revela que fumar puede acortar el pene casi un centímetro. Como las erecciones dependen del correcto flujo de la sangre, y el tabaco calcifica los vasos sanguíneos, se dificulta la circulación eréctil.

Aprovechando la necesidad humana

Hay empresas que han intentado sacar tajada sobre la «necesidad de un buen tamaño» con diferentes métodos, tales como el alargamiento, que consiste en diseccionar (cortar) el ligamento suspensorio, y los ligamentos laterales que unen la base del pene con el hueso del pubis. Las cirugías consiguen en grandes rasgos un aumento del pene en reposo, pero el tamaño en erección es más o menos el mismo.

Como este procedimiento crea una cicatriz, podría provocar el efecto contrario. También se ha de contar con la pericia del cirujano, pues la zona está llena de vasos sanguíneos, y una mala incisión podría provocar una posterior dificultad para la erección.

El engrosamiento consiste en la inyección de grasa entre la piel del pene y el tejido que envuelve los cuerpos cavernosos. La grasa es extraída del propio cuerpo del paciente. El diámetro puede aumentar un centímetro.

Puede haber complicaciones en el engrosamiento del pene, por este podría quedar con deformidades.

En el mercado hay diversos aparatos que  «aseguran» la capacidad de alargar el pene. Se debe tener en cuenta que es un tratamiento doloroso. Es un aparato que se sujeta a la base del pene una parte y al glande la otra. Conectado por unos tubos, y cada cierto tiempo se estiran unos centímetros los tubos y con él, el pene. Se consigue alargar unos centímetros con el uso del «aparato», pero eso conlleva que el conducto urinario y las venas se hacen más finas y débiles. Es decir todo lo que alargas por un lado, estrechas por otro.

Por otro lado, han inventado pastillas que «garantizan» que se consigue alargar los cuerpos cavernosos. El resultado no se ha probado científicamente ni sus efectos secundarios.

Cinco mitos falsos sobre el pene

¿Es pequeño mi pene?

La mayoría de los hombres contestaría sin pensarlo demasiado que sí, que su pene es de un tamaño inferior al de sus compañeros. Así, al menos, lo dice el estudio que un grupo de investigadores británicos ha publicado recientemente en la revista científica BJU Internacional. Según este informe, el 63% de los hombres consultados considera que su ‘hardware’ es más pequeño de lo normal.

¿Cuál es la medida estándar del pene?

Para saber si tu pene es grande o pequeño, deberás medirlo mientras esté en plena erección. Si de largo te mide entre los 12 y los 15,7 centímetros, ¡enhorabuena!, según dicho estudio su pene tiene un tamaño normal.

¿A las mujeres les importa el tamaño?

Si aun así continúa preocupado, tenga presente que aproximadamente el 85% de las mujeres dicen sentirse satisfechas con los penes de sus parejas.

¿Les gustan a las mujeres los penes grandes?

No necesariamente. Los penes grandes no equivalen a un mejor orgasmo. De hecho, si es demasiado grande, las mujeres pueden tener problemas para alcanzar el clímax.

¿Por qué entonces queremos un pene grande?

Aunque la obsesión por tener un gran pene ha sido una constante a lo largo de la historia, ésta se ha acrecentado en los últimos años por culpa, en gran parte, de la pornografía: que ha encumbrado a penes de tamaño extraordinario. Pese a ello, la mayoría de mujeres no busca un pene de 21 centímetros.

¿Considera importante el tamaño del pene para tener satisfacción en su relación sexual?

Carolina Andrade

“No tiene que ser tan grande, pero tampoco pequeño, depende del tamaño de la vagina de la mujer”.

Ruth Mejías

“No es importante para mí, lo que me interesa a la hora de tener relaciones, es que el hombre se sepa mover”.

Zuly Rodríguez

“Si es importante, hay que buscarle la respuesta a la vagina, y los hombres deben saber que fumar y tomar licor les disminuye el tamaño”.

Johan Rangel

“Algunas personas tratan de decir que importa, pero no creo, porque siempre hay formas de satisfacer”.

José Correa

“Si lo consideran importante, creo que el tamaño puede ser normal y no tan pequeño, pero hay otras formas de saciar a las mujeres”.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente