Continúa la «maraña» en la estación de servicio de Ziruma

31 de mayo, 2015 - 3:23 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Además de surtir el tanque de los vehículos, los despachadores venden la gasolina en recipientes

Fotos: Qué Pasa

Pese a que el TAG se ha instalado para combatir el «bachaqueo», la corrupción sigue haciendo de las suyas para burlar el sistema. Jairo Ramírez informó que investigará la denuncia

Maracaibo
— Las irregularidades en el despacho de combustible en la estación de servicio VP, ubicada al lado del elevado de Ziruma, no cesan.

Tras la denuncia realizada por QUÉ PASA en la edición publicada ayer, en el que se ve a uno de los trabajadores de la estación de servicio dispensando gasolina con un chip que tenía en sus manos, ayer este rotativo pudo corroborar otra irregularidad.

Durante la visita a la gasolinera se pudo observar que a varios conductores de vehículos les vendieron gasolina en recipientes que almacenan unos cuatro litros  o más, aproximadamente.  La clandestina venta fue hecha por los empleados de la bomba, quienes luego de despacharle gasolina al tanque de los carros, llenaban las pimpinas y la llevaban los conductores.

Este hecho sumado a que un empleado de una estación de servicio tenga una Tarjeta Automatizada de Gasolina (TAG) suelta en su poder para surtirle a vehículos sin dispositivo, deja en claro que hay corrupción en el manejo del carburante.

Investigarán el delito

Ante esta nueva denuncia el comisionado especial del Gobierno regional para la automatización del combustible, Jairo Ramírez, catalogó esta acción como un delito: «Se tiene que abrir una investigación al respecto y quien esté cometiendo estos actos debe ir preso».

Reiteró que estos actos son inaceptables y que serán duramente penados. Asimismo,  invitó a la ciudadanía a denunciar todas las irregularidades que observen en las estaciones de servicio con respecto a la dispensación de gasolina.

Otra denuncia similar

En las estaciones dispensadoras de gasolina que están vía La Concepción, también se han presentado situaciones sospechosas. Así lo denunció a este rotativo el presidente de la línea de carritos de Curva de Molina-La Concepción, Luis Alberto Rincón.

«Los carros de nuestra línea trabajan con 60 litros de gasolina por día, pero muchas veces por las largas colas solamente podemos echar 30 litros, porque perdemos mucho tiempo o porque los bomberos nos dicen que más de 30 litros no nos pueden dispensar, pero hemos visto muchas veces cómo llegan carros o camionetas de la policía y la Guardia y ni hacen la cola ni les ponen límite de litros cuando les despachan o peor aún llegan camiones Tritón que no sabemos de dónde salen, se meten sin hacer cola tampoco, y a esos sí les llenan el tanque», expresó Rincón.

Asimismo, hizo un llamado a las autoridades a que tuvieran consideración con ellos, ya que tienen que perder tiempo en la cola y a veces los 60 litros no alcanzan para el día de trabajo por los constantes y extensos recorridos que realizan.

Resaltó que esta situación sumada a la escasez de repuestos hacen que disminuya cada vez más el transporte público en toda la región,

Jairo Ramírez, comisionado especial del Gobierno regional para la automatización del combustible

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente