Colapso eléctrico dejó al HUM en la UCI

15 de octubre, 2015 - 1:13 pm
Redacción Diario Qué Pasa

El director del HUM indicó que el servicio de agua y electricidad ya fue restablecido en el centro hospitalario

Foto: hayleén León

Trasplante de riñón fue fallido debido al apagón que dañó un transformador

Maracaibo — Las dificultades en infraestructura y servicios que sufre el Hospital Universitario de Maracaibo (HUM), entraron en Cuidados Intensivos desde el pasado jueves 8 de octubre, cuando un despiadado chubasco causó que el transformador principal del edificio de adultos explotara, dejándolo sin electricidad por tres horas.

«Una vez que explotó el transformador, se empezó a trabajar para sustituirlo; al otro día del aguacero fue colocado un transformador auxiliar y se restableció la electricidad en todo el edificio», explicó Samuel Viloria, director del HUM.

Asimismo,  indicó que el «transfer» de las plantas eléctricas, que es el dispositivo que permite la transición de energía del servicio habitual a la que proviene de las plantas eléctricas, se quemó, lo que impidió que la energía siguiera fluctuando en el edificio.

Cabe destacar que el HUM posee ocho plantas eléctricas, que están en capacidad para atender áreas como emergencia, pabellón, maternidad, Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Problemas en ramificaciones

Viloria le aclaró a QUÉ PASA que la explosión del transformador ocasionó que  la bomba de agua que surtía al centro médico se quemara, lo que dejó sin agua al centro de salud por 24 horas.

«En vista de la situación, también se reemplazó la bomba. El hospital solo dejó de tener agua el lunes 12 de octubre, porque hubo piezas que nos costó conseguir para hacer la nueva instalación», relató.

Especificó que desde el martes 13 de octubre a las 10:00 de la mañana se instaló una bomba de respaldo, que es la que está funcionando actualmente, y la que sufrió daños la estamos reparando», indicó.

Riñón dañado

Ante la noticia difundida sobre la descomposición de un riñón a punto de ser trasplantado, el director del centro hospitalario dijo que: «No es que se pudrió el órgano, sino que para el momento en que el paciente iba a ser ingresado a quirófano, el riñón ya se encontraba en Isquemia, es decir, ya tenía 27 horas de haber sido extraído del cadáver, y aunque el órgano estaba en las debidas condiciones, luego de las 25 horas, es muy posible que el paciente rechace el transplante», explicó.

Viloria manifestó su solidaridad ante esta terrible situación e informó que el equipo de nefrólogos del hospital está abocado a darle prioridad al paciente que aún sigue en espera del trasplante.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente