Charlie Charlie alarma a padres

1 de junio, 2015 - 11:59 am
Redacción Diario Qué Pasa

El misterioso juego se ha vuelto viral en las redes sociales. Los niños en las escuelas imitan estas prácticas

Fotos: Endry Polo

«Charlie Charlie estás allí», es la interrogante que realizan los niños y adolescentes a un raro juego de dos lápices cruzados sobre una hoja en la que está Si, No, No Si. Esta extraña práctica llegó a las escuelas y hogares tras hacerse viral en las redes sociales. Al respecto la Iglesia católica rechaza cualquier ritual en el que se invoquen espíritus o demonios. «Lo único que se debe invocar es al Espíritu Santo», asegura el padre Vidal Atencio

Maracaibo — «¡Mamí, mamí! yo he jugado Charlie Charlie en el colegio muchas veces, escribimos sobre una hoja Sí, no, no, sí y colocamos dos lápices en cruz para empezar a preguntar ¿Charlie Charlie estás ahí?», le confesaba un niño a su  madre mientras el equipo reporteril de este rotativo la entrevistaba sobre el nuevo juego que ha conmocionado las redes sociales y a las madres zulianas.

«Lo hemos jugado en el recreo o a la salida, le hacemos preguntas a Charlie Charlie y la punta del lápiz  se mueve marcando sí o no, y a medida que vamos preguntando nos vamos asustando, pero igual nos da curiosidad preguntarle, por eso hemos jugado varias veces», dijo nuestra el niño de quien omitimos su nombre para resguardarlo.

Aida Santos, madre del menor, no podía salir de su asombro, ya que aseguró desconocer la existencia del juego e incluso que su hijo lo practicaba: «Yo no sabía que eso estaba de moda, menos que él lo jugaba porque en la casa yo nunca se lo permitiría, porque estoy totalmente en contra de esas cosas, nada de invocar espíritus o muertos  está bien», puntualizó.

El mismo asombro lo experimento Julia Sulbarán cuando le informó a nuestro equipo reporteril que había pescado in fraganti a su hija de 12 años jugando Charlie Charlie con sus amiguitas en la terraza de su casa hace pocos días: «Yo soy católica, y mi hija asiste a una escuela católica no entiendo de dónde pudo haber sacado ese juego diabólico», exclamó.

Postura religiosa

El padre Vidal Atencio, mediante una entrevista telefónica, informó a QUÉ PASA que la Iglesia católica rechaza todo tipo de acto, juego o ritual que invoque almas o espíritus: «El único espíritu que debemos invocar los cristianos católicos es el del Espíritu Santo, todo lo demás desvirtúa la fe del ser humano», aseveró.

Asimismo aclaró que los rumores de personas poseídas por espíritus, actos satánicos o de índole demoníaca producidos por juegos de este tipo, en su mayoría no han dejado pruebas que ratifiquen la presencia del demonio, pero llevarlos a cabo tienta a la manifestación del mal, que así como el bien también existe.

Vidal sugirió a padres y maestros ser supervisores de las redes sociales, que aunque representan una herramienta muy positiva también deben saber usarse.

Le hizo un llamado a la familia a inculcar cada vez con más fuerza los valores religiosos a los más pequeños de la casa.

¿De dónde salió?

Varios informes y tuits indican que tiene sus orígenes en México, pero el juego no parece tener referencias al folklor y la tradición mexicana, ya que en este país no existe un demonio que se llame «Charlie».

Es posible que para el público anglosajón, el hecho de que este misterioso juego se relacionara con la cultura mexicana le diera ese toque «exótico» que lo viralizó, de la misma forma que el juego de mesa de la Güija tiene sus orígenes en una inteligente estrategia de mercadeo de un estadounidense del siglo XIX en vez de Egipto, como muchos pueden pensar.

¿Sabe usted qué es Charlie Charlie? ¿Qué opina usted sobre este juego?

Grisel García, 20 años, parroquia Chiquinquirá:

«No sé qué es Charlie Charlie pero sé que es algo que están promoviendo por las redes sociales y tampoco sé cómo se juega»

Orángel Ramos, 20 años,  parroquia Cacique Mara:

«Me parece una estupidez ponerse a jugar eso, ya se han escuchado casos de niños que han enterrado vivos o violaciones de niñas por ese juego»

Marelvis Franco, madre, parroquia Luis Hurtado Higuera:

«Los niños no deben jugar eso, yo en la casa estoy pendiente de mi hijo y en los colegios también deben hacerlo».

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente