El rescate de una ciudad es una responsabilidad compartida. gobierno y ciudadanos

Francisco Urbina Nava un visionario comprometido con el rescate patrimonial del Zulia

Captura de pantalla 2019 01 03 a las 15.46.33 e1546562450468
3 de enero, 2019 - 8:45 pm
Cortesía de Ingeniando, revista del Colegio de Ingenieros del Estado Zulia

Su mirada recorre Maracaibo desde lo alto de su ultima tarea encomendada, el edificio que sirve de sede del Centro Rafael Urdaneta (CRU), ente encargado de velar por el rescate patrimonial del Zulia, algo que ha sido su pasión desde el año 2000 y que al día de hoy aun desvela a Francisco Urbina Nava.

Pero sabe muy bien que el rescate de una ciudad es una responsabilidad compartida “un 50% por el gobierno (10% nacional, 15% regional y 15% municipal) y el otro 50% le corresponde a los ciudadanos en su forma y concepto de universidades, colegios y cámara profesionales, medios de comunicación, consejos comunales y ciudadanos de a pie ”.

Haber sido llamado para asumir la presidencia del CRU lo define este ingeniero geodesta “como una bendición de Dios y una gran oportunidad para construir muchas obras para la Maracaibo de los 500 años de fundada en el 2.029, esto de la mano de la Fundación Maracaibo 500, que es donde están todos mis sueños”.

Estos sueños los ve realizables en su totalidad y no los considera una utopía porque “desde el CRU y la Gobernación del Zulia, de hecho están todo para ser ejecutado durante la gestión a desarrollar en estos 4 años” .

Sus pasos lo llevan de un extremo al otro de la terraza del edificio ubicado en la calle Carabobo, en pleno centro de la ciudad y detrás del palacio de los Cóndores, sede del Poder Ejecutivo Regional y mira con ojos visionarios lo que se puede hacer.

“Es necesario que todos los actores sociales, públicos y privados, así lo hemos enfocado para garantizar el éxito de la construcción del nuevo casco histórico para la Maracaibo de 2.029 y que nos merecemos los maracuchos”, dice con la seguridad de quien se a manejado en el tema con pasos firmes y ha escuchado a quienes están dispuesto a colaborar para rescatar estos espacios y devolvérselos a la ciudadanía.

WhatsApp Image 2019-01-03 at 4.25.39 AM

Las personas que lo conocen saben que en cada cargo ocupado procura trabajar de la mano con la gente, “porque la opinión de todos es determinante para la toma de decisiones y apuesto siempre porque el éxito sea colectivo”.

No duda en apuntar que “el papel de los jóvenes en el rescate y desarrollo Maracaibo es primordial porque tienen una visión no contaminada y solo hay que apoyarlos en la revisión del pasado para proyectar de manera conjunta el futuro”.

 

Formación Social, Moral y Cívica

Francisco hace un viaje al pasado y recuerda que antes existía una cátedra llamada Formación Social, Moral y Cívica, para formar a los niños y jóvenes. “hay que retomar esas materias a todos los niveles porque esto permitirá graduar profesionales de ciudadanos con una formación que tenga el sentido de pertenencia, valores e identidad”.

Aprovecha este viaje de la memoria para recordar su infancia en el barrio Las Tarabas, en el sector donde se ubica el Circulo Militar, “un ambiente de mucha pobreza pero de mucha felicidad y enseñanza de mi padre Rafael Simón Urbina y mi madre Mélida María Nava”, y señala que de esta época rescataría “la gobernabilidad que había y la educación familiar”.

También recuerda que en varias oportunidades, a lo largo de su amplia trayectoria laboral, tuvo que aprender a conjugar su tiempo para no descuidar su familia.

“En la época de la niñez de mis tres hijos (dos ingenieros y un licenciado) era muy equilibrado y dedicado a ello. Ahora que ya son profesionales, mi compromiso y dedicación al trabajo es total por mi ciudad y las grandes obras de ingeniería”, refiere mientras vamos descendiendo de la terraza por una escalera angosta que tiene una larga historia que contar como parte de la antigua sede de la Policía Regional del Zulia.

 

Ingeniero desde siempre

Su inclinación por la Ingeniería apareció desde muy niño y vino motivado por su facilidad con las matemáticas, una materia que para muchos era un dolor de cabeza y para el una oportunidad para destacarse.

Una vez graduado como Ingeniero Geodesta registró la empresa Gecosa, con la cual tuvo la oportunidad de realizar muchos trabajos en el área de ingeniería geodésica y civil; en cuanto a su actividad publica “ya son 12 años en lo que e transitado por la dirección de catastro, director fundador del Centro de Procesamiento Urbano (CPU), presidente del Metro de Maracaibo y actualmente en CRU”.

Pero este transitar entre lo publico y lo privado le ha llevado a ganarse el aprecio y estima de sus colegas de profesión quienes lo ven como un defensor del gremio.

“Como gremialista siempre he estado vinculado al Centro de Ingenieros del Estado, de hecho, fui presidente de la Asociación de Ingenieros Geodesta, capitulo Zulia. Aparte siempre he pensado que en las elecciones debería haber una sola plancha de consenso deslastrada deposiciones políticas y pensando siempre en el gremio”, puntualiza Urbina sentado en su escritorio.

Consultado sobre lo que quisiera que fuese su legado profesional, vuelve a activarse y sale de la oficina, se va hasta la calle Carabobo “Dos obras con las que aspiro marcar mi vida profesional y agregaría al Metro de Maracaibo –En su línea 1- que es mi orgullo, con el respeto de muchas opiniones adversas. La plaza Zulia Mía en el Paseo Ciencias con una escultura de 20 metros del Relámpago del Catatumbo y seis estatuas de zulianos ilustres y el museo de Maracaibo Centenaria, donde se va a exponer la historia de la ciudad que incluya una biblioteca y un café cultural “La zulianita”.

 

Foto: Ingeniando

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente