OEA se reunirá en Washington para tratar situación de Bolivia

México otorga asilo político a Evo Morales tras el golpe de Estado en Bolivia

mex
11 de noviembre, 2019 - 5:59 pm
Agencias

La cancillería mexicana informó al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia para que, bajo el derecho internacional, se proceda a otorgar un salvoconducto a Evo Morales

México- El Gobierno de México ha otorgado este lunes el asilo político a Evo Morales, quien renunció a la presidencia de Bolivia presionado por las Fuerzas Armadas, informó el canciller Marcelo Ebrard.

En un mensaje urgente convocado a los medios de comunicación sobre la situación en Bolivia, Ebrard detalló que había recibido una llamada de Morales aceptando el ofrecimiento de México, por lo que el exmandatario solicitó el asilo formal en la nación latinoamericana.

El canciller manifestó que tras consultar a la Secretaría de Gobernación de México, se decidió otorgar el beneficio a Morales por “razones humanitarias”.

“La cancillería mexicana, previa consulta con la Secretaría de Gobernación, ha decidido concederle asilo político por razones humanitarias y en virtud de la situación de urgencia que se enfrenta en Bolivia, en donde su vida e integridad corren riesgo”, dijo el funcionario mexicano.

Ebrard señaló que informará al Senado mexicano para solicitar “su respaldo a esta decisión”. Asimismo, dijo, la cancillería mexicana informó al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia para que, bajo el derecho internacional, proceda a otorgar un salvoconducto y garantías de “que la vida, integridad personal y libertad del señor Morales no serán puestas en peligro”.

 

El ofrecimiento

La Administración mexicana ofreció desde el inicio asilo al expresidente y a otros funcionarios de Bolivia. Esta mañana, la cancillería informó que otros 20 políticos habían sido acogidos en la Embajada mexicana en La Paz, pero no se dieron a conocer los nombres por razones de seguridad.

Este 10 de noviembre, Morales comunicó su renuncia tras una escalada de tensión después de los resultados de las elecciones generales que lo dieron por ganador en primera vuelta. La oposición, que no reconoce el escrutinio, encabezó una ola de protestas y violencia en ese país sudamericano.

Previamente, tanto el jefe de las Fuerzas Armadas como el comandante general de la Policía de Bolivia habían presionado al mandatario para que dimitiera, mientras grupos violentos de la oposición emprendieron una campaña de persecución contra ministros y funcionarios del gabinete de Morales.

Horas después de la dimisión, varios medios especularon con que el avión de Evo Morales había despegado del aeropuerto de El Alto rumbo a Argentina. Después se reportó que la aeronave había aterrizado en la ciudad de Chimoré (Cochabamba, Bolivia).

 

La reacción de la OEA

Fue hasta este 11 de noviembre que el secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se pronunció sobre la situación en Bolivia. En un breve comunicado, señala que la Secretaría General de la OEA “rechaza cualquier salida inconstitucional a la situación”.

El organismo convocó este martes a una reunión extraordinaria para tratar la crisis en Bolivia en su sede en Washington, D.C., a solicitud de las misiones permanentes de Brasil, Canadá, Colombia, EE.UU., Guatemala, Perú y República Dominicana, así como de “representantes” del diputado opositor Juan Guaidó, a quien el organismo reconoce como autoridad venezolana, a pesar de que Caracas formalizó su salida este año.

Jeanine Añez, quien asumirá provisionalmente la Presidencia de Bolivia, anunció este lunes que convocará próximamente elecciones para elegir al futuro presidente.

 

Una jornada de protestas

Manifestantes en apoyo a Evo Morales denunciaron este lunes que fueron baleados por la Policía en la ciudad de El Alto, en el departamento de La Paz.

Los seguidores del partido Movimiento al Socialismo (MAS), salieron a las calles para rechazar el golpe de Estado contra Morales, quien renunció el domingo presionado por las Fuerzas Armadas.

También en el barrio Chasquipampa, en la zona sur de La Paz, se registran enfrentamientos y desmanes. Mientras tanto, una caravana de militantes y campesinos que apoyan al Gobierno saliente se dirige desde la ciudad de Cochabamba hacia la capital boliviana para sumarse a las protestas.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente