Pedro Pablo Fernández: No busquemos salidas, sino entradas

12 de mayo, 2016 - 11:56 am
Redacción Diario Qué Pasa

El director del Ifedec señaló que en Venezuela no hay gobiernos buenos o malos sino gobiernos con precios del petróleo altos y bajos

Foto: Sandy Ulacio

El vicepresidente de estrategia de la tolda verde dijo que lo que se está privilegiando una confrontación política por encima de las necesidades económicas y sociales de la población

Maracaibo — Pedro Pablo Fernández es de hablar relajado y sus apasionamientos por la política los deja ver en lo que ha sido su vida y que lo han llevado a ocupar varios cargos, incluido el de diputado por el estado Mérida ante la Asamblea Nacional que terminó su mandato en 2015. En esta oportunidad concedió una entrevista exclusiva a QUÉ PASA donde se paseó por la realidad política nacional y habló sobre la renovación que se vive a lo interno del partido Social Cristiano Copei del que es su vicepresidente de estrategia.

¿Es posible una salida política en el país?

– «La superación de la crisis va a estar bien difícil porque rectificar este modelo y hacer un plan de ajuste va a ser complicado. Para ello hace falta una unidad nacional, no lo puede hacer solo el Gobierno nacional  o un solo partido. Estamos en la construcción de un consenso que debe ser amplio y entender que venezolanos somos todos y hay que tirar de la carreta, pero hacia el mismo lado. Así que no creo que debamos hablar de salidas sino de entradas de ideas y proyectos para recuperar al país».

¿Ve a la Asamblea Nacional trabajando en función de esa sintonía?

– «Yo lo que veo hoy es un gran conflicto entre poderes que no permite buscarle solución a la crisis, eso es lo que estamos viendo hoy. La presión que hay en el país por la misma situación puede estallar y hará reflexionar a todo el liderazgo político».

¿Existe un liderazgo en la oposición para encabezar esta coyuntura?

– «Tenemos que construirlo. Debe surgir un liderazgo que sea capaz de aglutinar voluntades y sumar, ese es el liderazgo que exige Venezuela».

¿Es posible rescatar la institucionalidad?

– «Sí es posible, lo que hace falta es voluntad política, aunque por parte del Gobierno lo que ha existido es una actitud de monopolizar el poder, eso lo que ha hecho es que el poder esté en pocas manos y por ende aplicar aquello de que el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente. El poder tiene que estar compartido entre distintas ramas y entre ellas prestarse apoyo, tal y como lo establece la Constitución, no entrarse a pescozones. Lo que estamos haciendo es privilegiar una confrontación política por encima de las necesidades económicas y sociales de la población».

¿Pude realizarse el revocatorio este año?

– «Claro que es posible realizar el referendo revocatorio este año y el CNE está en la obligación de acelerar todo para garantizar lo que es un derecho constitucional consagrado de elegir a un gobierno y de revocarlo».

¿El partido de gobierno está disminuido?

– «El Gobierno ya no es mayoría en la Asamblea Nacional, pero está lejos de ser una fuerza insignificante. Solo tendrá alrededor de 30% de los diputados, pero sacó más de 40% de la votación.

Bajo este escenario entonces ¿los partidos de la Unidad son pequeños aún?

– «La Mesa de la Unidad Democrática está conformada por muchos partidos pequeños que se unieron y demostraron una fuerza política importante y que mostró que existe una necesidad de cambio en el país, pero hay que seguir trabajando».

¿Y cómo salir del atolladero económico?

– «Aunque no sean populares se deben tomar medidas de ajuste como se tomaron en el gobierno de Carlos Andrés Pérez, algo que puede causar mucha irritación en una población que ya está sufriendo demasiado. La crisis venezolana no es cualquier crisis, no se parece a ninguna que hayamos tenido en el pasado cercano y solo se podrá comparar con la Guerra Federal o la de Independencia. Debemos trabajar para erradicar la pobreza y trabajar en un modelo económico productivo de inclusión para todos. Para superar la crisis, tanto el Gobierno como la oposición deberán resolver los enormes desequilibrios macroeconómicos; recuperar el aparato productivo para aumentar la oferta de bienes y servicios producidos en el país e incentivar inversiones en materia petrolera».

¿Y qué se debe hacer con el control cambiario?

– «Se debe acelerar la política cambiaria, porque ese es otro de los caminos que debe seguir el Gobierno para salir de la crisis, pues de esta manera la industria tendría a disposición materia prima para reactivarse».

Recientemente mandaron a los empresarios a «romper el cochinito» y a trabajar con sus divisas ¿cómo ve usted esto desde su experiencia económica?

– «Debido a la caída de los precios del petróleo el país no cuenta con suficientes divisas, por lo tanto la mayoría de las empresas están operando muy por debajo de su capacidad operativa. Es difícil que los empresarios hagan uso de sus divisas cuando existe un control de cambio, unas reglas no muy claras en materia de marco legal y las constantes amenazas de expropiación».

¿Cuál es su opinión sobre el aumento de salario y la inflación en el país?

– «El reciente 30% de aumento salarial (Bs. 15.051,15) anunciado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, es ridículo, ya que los salarios suben por las escaleras y la inflación por el ascensor, lo que provoca que cualquier ajuste se convierta en sal y agua en el bolsillo de los venezolanos. Mientras el problema inflacionario no se resuelva, seguirá afectando a pobres y ricos».

Copei apoyar el llamado del papa Francisco a apostar por los pobres, ¿bajo cuáles perspectivas?

– «Ciertamente, desde el social cristianismo apoyamos las ayudas que se puedan hacer en materia de inversión social, siempre y cuando estas no vuelvan al pobre más pobre que es lo que estamos viendo en estos momentos porque ya no hay el ingreso petrolero que tuvimos en un momento».

Pero eso no es potestad única de este Gobierno, es algo que entonces también realizaron presidentes como Rafael Caldera y Luis Herrera Campins

– «Sí, y quiero puntualizar una cosa, sobre todo del gobierno de Herrera Campins que fue el que tuvo una renta petrolera importante, en Venezuela no hay gobiernos buenos o malos, hay gobiernos con precios de petróleo altos o bajos. Nosotros no hemos aprovechado la renta petrolera porque en el año 1974 al país le entraron millones de dólares y no se invirtieron correctamente y lo que se armó fue una gran fiesta, se importó de todo y cuando amaneció con los precios bajos, lo que teníamos era un gran ratón».

Parafraseando a Arturo Uslar Pietri, ¿«no se sembró el petróleo»?

– «Exacto. Te pongo el ejemplo de Noruega, ellos durante la época de las vacas gordas crearon un fondo de ahorro de 980 mil millones de dólares de los cuales solo gasta anualmente los intereses que producen que son 40 mil millones de dólares, ese es el mejor ejemplo».
Pero ellos tienen además una industria desarrollada de mucho antes «Claro, es que eso es realmente un estado fuerte. No solo que ahorra sino que además busca la igualdad social».

¿Hay un ejemplo más cercano de lo que debe ser un gobierno social y eficaz?

– «El Brasil de Lula (Luiz Inázio da Silva), ese es el mejor ejemplo de un socialismo que apostó por la igualdad pero también por el crecimiento y entendió que eso solo lo podía hacer trabajando de la mano con el sector privado y llevó a más de 40 millones de brasileños a salir de la pobreza».

Renovación verde

El miembro del partido Social Cristiano (Copei), Pedro Pablo Fernández, en su visita a QUÉ PASA también habló sobre el proceso de renovación que se vive en el seno de la tolda verde y que motivó su visita a la región.

«Acudimos el lunes al Consejo Nacional Electoral a presentar las capetas y todos los recaudos que permiten la legalización de la tolda política, luego que en el último evento electoral nacional no participamos y por ende no conseguimos el mínimo requerido del 1% del padrón electoral».

Es por esta razón que Copei «debe recolectar el 0,5% del Registro Electoral en cada uno de los 24 estados del país que demuestren que somos un partido con militancia», señaló Fernández.

Pero esta renovación de nómina también ha servido para que a lo interno del partido social cristiano se busque una reescritura de sus estatutos que permita «refundar un movimiento político con un liderazgo que crearemos que no busque el poder como fin sino que el poder sirva para ayudar a conseguir la dignidad de la persona humana amparados en lo establecido en la Doctrina Social de la Iglesia», destacó.

En este sentido afirmó: «Copei no es un partido donde un grupo de amigos se juntan para aspirar a cargos y posiciones. Nosotros queremos dejar atrás ese partido. Queremos hacer una renovación coherente en estos tres meses que tenemos por delante y presentar un partido político completamente distinto».

2Q==

Foto: Sandy Ulacio

Perfil

Abogado graduado en la Universidad Central de Venezuela (UCV). Especialización en Economía. Mención Honorífica en The Economics Institute en Boulder, Colorado. Máster en Public Policy en la Universidad de Georgetown Washington-Estados Unidos.

Fue diputado a la Asamblea Legislativa de Miranda y presidente de la Comisión de Finanzas por tres períodos consecutivos. Exconcejal de Baruta y exdiputado a la Asamblea Nacional; así como director general del Centro de Políticas Públicas Ifedec.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente