De la nada cesó la figuración pública de Mendoza y la persecución del gobierno a Empresas Polar

The New York Times: Lorenzo Mendoza pactó con Nicolás Maduro

Mendoza
26 de febrero, 2020 - 9:25 am
Orianna Cardozo / [email protected]

Distintas características inusuales y afirmaciones de allegados de ambas partes, llevaron a intuir al Diario estadounidense que el mandatario nacional y Mendoza Llegaron a una acuerdo 

Caracas – Los gobiernos Chavista y Madurista desde un principio le declararon la guerra a la empresa privada, principalmente a Empresas Polar, por ser el conglomerado industrial más pudiente del país. Sin embargo, desde hace un par de años el acoso por parte del gobierno, cesó repentinamente.

De acuerdo con un extenso y explicativo reportaje publicado por The New York Times, el presidente de Polar, Lorenzo Mendoza, pactó con el Presidente Nicolás Maduro para ponerle fin a la persecución contra su empresa.

“Las tensiones prolongadas entre esta empresa y el gobierno se desbordaron en un conflicto abierto cuando la economía cayó en recesión en 2014. Cuando se terminaron los ingresos, Nicolás Maduro comenzó a acusar a Mendoza, de acaparar los productos y empeorar la escasez”, explica el diario estadounidense.

Las amenazas iban acompañadas de una revisión de las empresas cada vez mayor. Los inspectores fiscales supervisaban con frecuencia las instalaciones de Polar, los sindicatos favorables al gobierno promovían el descontento laboral y las fuerzas de seguridad detenían sus camiones de alimentos y arrestaban a sus gerentes.

Mendoza no apreció mas y terminó el acoso a Polar

Para 2017, Polar estaba al borde de la quiebra. Su división de alimentos estaba perdiendo mucho dinero debido a que el control de precios la obligaba a vender sus productos a un precio muy bajo. La división de cervezas se tambaleó por la pérdida del subsidio de la cebada.

Según el reportaje del diario de Nueva York, por presión de la familia, Mendoza buscó establecer contacto con el jefe de la economía de Maduro, Tareck El Aissami , según informaron dos personas que sabían de sus conversaciones.

El Aissami llevaba mucho tiempo insistiendo en que el gobierno tenía que dejar de lado su doctrina marxista para garantizar su sobrevivencia. Mendoza había encontrado en él un interlocutor que lo comprendía.

Según cinco personas informadas sobre esta reunión, las gestiones de Mendoza culminaron en una reunión en 2018 con Cilia Flores, la poderosa primera dama de Venezuela. El resultado de este encuentro fue un pacto informal que se mantiene hasta la fecha: Mendoza saldría de la escena pública y el gobierno dejaría de acosar a la empresa.

“El gobierno los estaba golpeando muy duro”, señaló Jhonny Magdaleno, líder sindical de larga trayectoria y trabajador jubilado de Polar. “Luego, de repente, dejo de hacerlo”.

Según lo publicado, los Mendoza se negaron a dar declaraciones al respecto.

De esta forma y sin más el gobierno de Nicolás Maduro dejó de presionar constantemente a la empresa y poco a poco las estanterías de los mercados en la nación se fueron llenando. No obstante, tan solo nueve de cada diez venezolanos tiene el poder adquisitivo necesario para adquirir los productos de primera necesidad, a pesar de que no solo Polar sino la población en general, media el cese del control de preciso para acabar con los bachaqueros y el contrabando de extracción por la mafias colombianas.

Lea también: Nueva designación de Maduro para Pdvsa fue criticada por el diputado José Guerra

La Polar de hoy

Las condiciones del mercado siguen siendo difíciles para Polar. Muchas de sus fábricas están cerradas o trabajan a una mínima parte de su capacidad, y la empresa ha despedido a cerca de 15.000 de 34.000 trabajadores.

Sin embargo, estos cambios han permitido que Polar se reinvente como una empresa más pequeña y ágil que se enfoca en los clientes venezolanos con mas poder adcquisitivo y que equilibra el deterioro de su mercado nacional con la expansión extranjera.

Los principales cambios han ocurrido en la relación de Polar con su personal. Lejos han quedado las prestaciones que apoyaban a los trabajadores y sus familias desde la infancia hasta la vejez e incluso cubrían hasta sus funerales. La compañía ha suspendido a miles de trabajadores con la anuencia del gobierno.

“Ignoran las quejas, despiden a los que protestan”, dijo Magdaleno, el líder sindical. “Antes no hacían eso”.

A pesar de los recortes, muchos trabajadores siguen comprometidos con la empresa, que dicen sigue ofreciendo los mejores empleos para obreros en una economía derribada por la crisis.

Foto: Agencias

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente