Dijo me largo de UNT"

José Luis Farías también renunció a UNT: “Su dirección fracasó” (+Comunicado)

7657697c0c20d4ba4c37e95c065fb38a
11 de diciembre, 2018 - 10:42 am
Agencia

En una carta dirigida a Manuel Rosales, presidente de Un Nuevo Tiempo (UNT), se dejó constancia el pasado lunes que quien era el secretario del partido, José Luis Farías, decidió renunciar motivado a discrepancias con la dirección de la organización.

Caracas -En una carta dirigida a Manuel Rosales, presidente de Un Nuevo Tiempo (UNT), se dejó constancia el pasado lunes que quien era el secretario del partido, José Luis Farías, decidió renunciar motivado a discrepancias con la dirección de la organización.

En el oficio destacó que esta decisión es únicamente política y no personal, dejando en claro su visión de hacerse a un lado, al igual que lo hizo la diputada Delsa Solórzano el pasado lunes, con la intención de crear un nuevo movimiento, llamado Encuentro Ciudadano.

me largo de UNT”, inició el escrito, donde manifestó que esta medida es motivado a que dentro de los lineamientos del partido no hay un “proyecto político viable” debido a que la dirección “fracasó”.

A continuación se presenta de forma íntegra la carta emitida por el dirigente político

Sr. Manuel Rosales
Presidente de UNT y demás miembros de la DEF
Presente.

Antes que nada debo comenzar por lo obvio para hacer oficial el rumor: me voy, me largo de UNT. Dejo atrás viejos afectos que espero no los disipe la separación, pues se trata de una decisión política, no personal. Aunque debo admitir que también hay un remanente de sinsabores que no viene al caso mencionar.

Y como de política se trata, la conciencia obliga a exponer de modo sucinto y respetuoso mis razones políticas principales que paso a presentar:

1. Hace rato que UNT dejó de ser un proyecto político viable para este país. No es una sensación levantada por mi proverbial manía de criticar cuanta vaina política me sirven a la mesa, pesada herencia de un pretérito izquierdoso. Nada que ver, diría mi preadolescente hija. Es una convicción de la cual, a Dios gracias, no soy el único portador ni en el pasado ni mucho menos en la actualidad porque el gentío que nos acompaña en este divorcio es fiel prueba de cuanto digo. La existencia de esa idea ha mostrado su efecto en sucesivas divisiones. Pudiera extenderme en casos y detalles de esta implosión que suma años y miles de valiosos compañeros pero no es mi intención poner el dedo en la llaga sino referir la larga historia de esta diáspora partidista.

2. No hay viabilidad de UNT como proyecto político porque su dirección fracasó. Llevada durante mucho tiempo con acierto, seriedad y respeto, luego cambió de manos para caer primero en una especie de franquiciado político muy pernicioso hasta devenir hoy en una suerte de bodega atendida por su propio dueño en la cual toda divergencia cae en el vacío.

3. La insatisfacción mayoritaria con UNT trocó en frustración general. Un partido orgulloso de su dirección política fundadora, de sus asesores, identificado con sus símbolos, dispuesto en sus comienzos a hacer historia devino en una estructura burocrática-clientelar sin horizonte, sin línea política, convertido en una referencia maltrecha, señalada por unos y otros. Nos duele decirlo porque a él apostamos más de una década de nuestra vida pero no podemos esconderlo a la hora de hacer pública nuestra partida del mismo.

Presentadas escuetamente mis razones para abandonar la militancia:

Advierto que asumo mis aciertos y errores durante mi militancia, de los cuales hay suficiente información en los medios de comunicación y en la memoria colectiva de nuestros compañeros.

Afirmo mi disposición a seguir en la lucha por liberar a Venezuela del Pranato madurista que la sumió en la tragedia que la agobia.

Reitero mi compromiso con la Unidad, pero dejando claro nuestro rotundo rompimiento con el estilo cupular y de juego de intereses que la ha destruido.

Insisto en la imperativa necesidad de iniciar su reconstrucción presentando a los venezolanos un acuerdo unitario de qué hacer para conquistar el cambio político y qué hacer una vez lo conquistemos.

Elevo mi voz para gritar la consigna de pelea con que arranca nuestro movimiento Encuentro Ciudadano: “A Maduro dale duro. Con Maduro no hay futuro”.

Palabras clave
, ,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente