El Presidente de la AN aun no se ha pronunciado

Diosdado Cabello aseguró que Guaidó está vinculado a «Los Rastrojos» y lo confirmó el diario El Espectador de Colombia (actualizada con explicaciones)

12 de septiembre, 2019 - 5:59 pm
Agencias

El presidente de Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, Diosdado Cabello, acusó a Juan Guaidó de estar vinculado a miembros del grupo criminal colombiano «Los Rastrojos» al mostrar unas fotografías del opositor con el que, dijo, es el «número dos» de esa banda.

Durante su programa «Con el mazo Dando», transmitido por el canal estatal VTV, Cabello mostró fotos de Guaidó con un supuesto «paraco» que no identificó y posteriormente con «Jhon Jairo (…) número dos de los rastrojos«.

«Eso es lo que ellos defienden, este es el segundo de los rastrojos, amigo retratado aquí con Juanito alimaña, de una banda de paramilitares que opera en la frontera», continuó Cabello mientras sostenía las fotografías en su mano.

Este jueves en la página web del programa de Cabello, se señaló que el otro sujeto con el que Guaidó se retrató es Alberto Lobo Quintero.

«Los rastrojos» es una banda criminal colombiana heredada del paramilitarismo que, según el Gobierno de Nicolás Maduro, tiene presencia en la extensa frontera que comparten Venezuela y Colombia.

 Según el Ejecutivo de Maduro, las autoridades venezolanas han atrapado a varios de sus integrantes en los últimos años durante operativos de seguridad.

Confirmado

Este jueves el diario colombiano El Espectador publicó un artículo con unas imágenes donde se percibe la relación del presidente de la Asamblea Nacional (AN) -en desacato-, Juan Guaidó, con los líderes de Los Rastrojos.

La denuncia la realizó la Fundación Progresar en Norte de Santander, mientras que la Policía de Cúcuta confirmó que los hombres que aparecen en las fotos, aparentemente tomadas en una trocha, son líderes de la agrupación narcoparamilitar.

El 22 de febrero de este año fue el concierto Aid Live Venezuela en la frontera colombo-venezolana, en rechazo al gobierno de Nicolás Maduro y para concienciar al mundo sobre los sufrimientos del vecino país. Con artistas de la talla de Carlos Vives, Juanes, Miguel Bosé, entre otros, el evento fue apoteósico. La sorpresa de la jornada fue la llegada del autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, a Cúcuta.

Juan Guaidó junto a alias “el Brother” y “El menor”, ambos líderes de Los Rastrojos. 

No estaba claro cómo había pasado la frontera y llegado hasta el lugar del concierto. Tras el cierre fronterizo decretado por el presidente Nicolás Maduro, eran pocas las posibilidades de paso. Además, el gobierno venezolano le había prohibido la salida del país en días pasados. Por ello, se presumía que el gobierno colombiano le había ayudado a pasar por las trochas que días tras días usan los venezolanos de a pie para llegar a Colombia.

El director de la Fundación Progresar -dedicada a la investigación de la violación de derechos humanos en el lado colombiano de la zona fronteriza con Venezuela-, Wilfredo Cañizares, explicó que el ingreso de Guaidó al país fue coordinado por el grupo de narcoparamilitares.

“Lo dijimos desde el primer día: la entrada a Colombia el 23 de febrero del señor Juan Guaidó fue coordinada con los Rastrojos. Aquí están alias el Brother armado, y el segundo al mando de este grupo paramilitar, alias el Menor”, dice en un trino Cañizares acompañado de dos fotos en las que se ve al dirigente de Voluntad Popular (VP) abrazado a estos dos delincuentes que se entregaron recientemente a las autoridades colombianas, recoge VTV.

El operativo de ingreso a Colombia de Guaidó para el concierto del 23 de febrero se realizó en coordinación con paramilitares de los Rastrojos, “quienes montaron una operación candado desde Guaramito a Agua Clara, hasta cuando llegaron funcionarios públicos a recogerlo”, explicó Cañizares.

El defensor de derechos humanos del país vecino afirmó tener los relatos de la comunidad, en donde cuentan “cómo paramilitares de los Rastrojos obligaron a encerrarse durante 24 horas, hasta cuando el señor Guaidó llegó a Agua Clara y fue recogido por funcionarios de la alcaldía de Cúcuta y de la gobernación”.

Sobre este episodio, El Espectador contactó a Edward Rodríguez, asesor de Guaidó, quien dijo que esperarían a que el líder opositor tenga contacto con la prensa.

 

Explicaciones

En respuesta a este nuevo escándalo que involucra a Guaidó, su representante en Colombia, Humberto Calderón publicó un video en Twitter en el que asegura que el líder opositos pudo haberse tomado esa foto con cualquiera, porque “uno no va por la calle pidiéndole las cédulas y antecedentes a las personas que piden una foto”. Añadió que “por la situación de la frontera, en las trochas, todo el mundo anda armado. Extraño sería que no lo estuvieran cuando hay guerrilleros, ex-guerrilleros y grupos irregulares delinquiendo”.

 Así mismo, consultado por el periódico El Colombiano, el vocero de Guaidó, Alberto Federico Ravell, director del Centro de Comunicación Nacional, confirmó que la foto habría sido tomada el día del concierto y señaló que “Guaidó no le pide la cédula a las personas con las que se toma fotos”.

Ravell afirma que los dos líderes criminales se acercaron a Guaidó mientras cruzaba por una trocha desde Venezuela hacia Colombia y, sin identificarse y desarmados, le pidieron una foto, a lo que él accedió.

Esta versión contrasta con la denuncia del director de la Fundación Progresar, quien publicó la fotografía en Twitter este jueves y señaló que la entrada de Guaidó a Colombia el 23 de febrero “fue coordinada por los Rastrojos”.

Al respecto, Jairo Delgado, especialista en ciencia política y General retirado de la Policía, señaló sobre la versión de Guaidó que “no es común” que líderes criminales caminen desarmados y casualmente por la frontera y que tras la foto puede haber “un plan o un interés específico”.

Hasta el momento, el gobierno colombiano, que respaldó la entrada de Guaidó en febrero, no se ha referido al tema.

Palabras clave

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente