MUD condiciona su regreso a la mesa de diálogo

1257 principal 01
19 de mayo, 2014 - 11:52 am
Redacción Diario Qué Pasa

1257 principal

Foto: Agencias

La alianza opositora que participa en el diálogo con el Gobierno se reunió ayer con los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas y el nuncio apostólico y les expusieron las razones por las que han decidido suspender la mesa de diálogo. «Los cancilleres escucharon nuestros puntos de vista, (…) Ellos ahora van a hablar con el Gobierno, van a expresar estos puntos de vista para poder hacer la mediación que corresponde», dijo el secretario de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo. Reafirmó que el diálogo sigue «congelado». Entre las peticiones está revisar el caso de los políticos presos y los estudiantes aprehendidos. «Vamos a ver cuál es la respuesta que el Gobierno da».

Exigen que sean estudiados los casos de los políticos presos y los estudiantes aprehendidos tras protestas.

Caracas —
El sector de la oposición venezolana que participa en el diálogo con el Gobierno se reunió este domingo cercano a las cuatro de la tarde, en privado, con los cancilleres de la Unasur (de Brasil, Luis Figuereido; de Ecuador, Ricardo Patiño; de Colombia, María Ángela Holguín) y con el nuncio apostólico, Aldo Giordani, a quienes expusieron las razones por las cuales decidieron suspender las conversaciones.

Como participantes en el encuentro estuvieron presentes el secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo; el gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski; el secretario general nacional de Avanzada Progresista, Juan José Molina; el presidente ejecutivo de Un Nuevo Tiempo (UNT), Omar Barboza; el diputado a la Asamblea Nacional, Andrés Velásquez; el secretario general nacional de Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup y de Copei, Roberto Enríquez.

Diálogo «congelado»

Pasadas dos horas de encuentro, Ramón Aveledo se dirigió a la prensa y allí expresó: «Hemos tenido una reunión de trabajo… para informarles acerca de nuestra evaluación del primer mes de diálogo; era necesario que el Gobierno se decidiera si quería diálogo, entonces dar muestras concretas de su interés o, como viene dando distintas señales confusas, más bien parece que no lo quisiera. Ellos (los cancilleres y la nunciatura) van a hablar con el Gobierno para poder hacer la mediación que corresponde».

Enfatizó que la oposición, por responsabilidad con el país, ha dado el primer paso para dialogar, «pero nosotros queremos que se cumpla efectivamente la Constitución en cada uno de los aspectos que hemos planteado… nada estamos pidiendo fuera de la Constitución».

Agregó que ocho de cada diez venezolanos respalda el diálogo, pero este no está dando los resultados que debería, «la gente quiere resultados y es nuestra responsabilidad mostrarlos».

Asimismo, mencionó «nosotros a este diálogo hemos acudido por razones de seriedad y responsabilidad, y por eso mismo hemos dicho que está congelado, que está suspendido y pedimos a los cancilleres que vinieran junto con el nuncio para poder explicarles la situación, ellos ahora hablarán con el Gobierno, le explicarán nuestros puntos de vista, vamos a ver cuál será la respuesta que el Gobierno da y cuál es la actitud que el Gobierno tiene».

Continuó: «El diálogo es necesario por la situación que el país vive y esa situación debe ser tomada en serio por el Gobierno».

Además, entregaron un resumen de lo que han llevado a cabo con todos los detalles, copias de declaraciones de voceros del Ejecutivo, «entregamos también un informe de los derechos humanos, la situación de los detenidos, de los procesados; este es un tema que preocupa en todas partes del mundo».

Pues exigen que sean estudiados los casos de los políticos presos y los estudiantes aprehendidos.

Recordó así que la oposición ha pedido la creación de una «verdadera Comisión de la Verdad» que no esté conformada por dirigentes de ninguno de los dos bandos y que se realice la elección de los representantes de los poderes públicos «de acuerdo con la Constitución».

Palabras de Copei

Por su parte, Roberto Enríquez, presidente del partido Copei, dijo a periodistas minutos antes de ingresar a la reunión que «ya lo que queda es esperar que la comisión de Unasur y el Vaticano logre que se destranque el proceso de diálogo y nos lleve a una solución que al país le dé esperanzas».

Apuntó que la MUD no está dispuesta a aceptar que lo acordado durante estas conversaciones con el Gobierno «se desconozca». «Aquí nadie está planteando que se convierta en una tertulia, el diálogo no es una tertulia y es un diálogo político», comentó.

Cabe destacar que el proceso de diálogo que se inició el pasado 10 de abril entre el Gobierno y la oposición para tratar de aliviar la crisis política que atraviesa el país fue suspendido el pasado martes a petición de Ramón Medina, secretario ejecutivo adjunto a la MUD, por considerar que el oficialismo no ha cumplido con sus compromisos.

Las protestas antigubernamentales en Venezuela ya duran más de tres meses y han dejado como saldo al menos 42 muertos y centenares de lesionados.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente