Maduro asume el mando contra la guerra económica

15 de diciembre, 2014 - 11:44 am
Redacción Diario Qué Pasa

El jefe de Estado venezolano reconoció que las nuevas estructuras no han funcionado al ritmo y nivel esperado, por tanto serán revisadas.

En los próximos días, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, instalará el Estado Mayor de Guerra Económica para enfrentar la situación que afecta a la economía del pueblo venezolano.

Así lo anunció el jefe de Estado durante la entrevista realizada por José Vicente Rangel, transmitida ayer por el canal privado Televen, en el que destacó que él mismo presidirá este órgano que se instalará en Miraflores y tendrá una gran labor a partir del mes de enero de 2015.

Maduro dijo que cuenta con la asesoría de expertos nacionales e internacionales, para «desmembrar la estrategia de ruptura de las cadenas de distribución y logística de productos y servicios», con lo que el Gobierno nacional comenzará a resolver este problema de manera permanente.

«Estamos produciendo y trayendo productos para tres países: el país real que sale a consumir el doble (…) el segundo país es Colombia. Estamos alimentando a 15 millones de colombianos en la frontera (…) Y estamos alimentando un tercer país, el de los acaparadores y especuladores».

Estructuras eficientes

El presidente Maduro reconoció, en el contexto de la autocrítica, que a las nuevas estructuras creadas para frenar la guerra económica les falta velocidad para dar respuesta más efectiva.

«Las instituciones nuevas que yo mismo cree a través de (la Ley) Habilitante, para la nueva etapa, no han funcionado al ritmo y al nivel de la exigencia que tiene nuestro pueblo para salir de esta guerra económica. Ese es un señalamiento autocrítico que yo me hago», dijo.

Ajuste de la gasolina

El presidente anunció que el ajuste de los precios de los hidrocarburos no se realizará a corto plazo, pues el Gobierno nacional prevé primero detener la especulación para que el incremento no afecte la economía nacional.

«Si bien es cierto que la mayoría de las encuestas dice que un porcentaje mayoritario está de acuerdo con un plan de ajuste de los precios de los hidrocarburos internos, también (es cierto que) en una economía como la que vivimos, en la que las mafias especulativas están disparadas, tomar una decisión de esas sería echarle más fuego a la candela», dijo Maduro.

El mandatario nacional considera que «hay que esperar el momento en que paremos esos factores especulativos para plantearle al país el esquema que ya se ha trabajado, que es un esquema justo para ir colocando el precio de los hidrocarburos internos a un precio que permita cubrir sus costos».

«Todo tiene su momento y el momento para hacer ese debate y tomar esa decisión llegará, pero considero como jefe de Estado que no ha llegado. Tengo que evaluar el momento en que no haga daño a la economía y además no estamos urgidos, a pesar de la caída de los precios del petróleo», subrayó.

En este sentido, resaltó que el presupuesto del próximo año está cubierto en su totalidad y no depende de incremento de ningún tipo. «Para el cumplimiento del presupuesto 2015 tenemos los recursos (…) No dependemos de si aumentamos o no la gasolina», recalcó al tiempo que indicó que si en el largo plazo se llegara a producir un ajuste, estos recursos «irán al Fondo Nacional de Misiones para fortalecer los ahorros».

Ajuste al Sicad II

Nicolás Maduro informó que el Sistema Cambiario Alternativo de Divisas (Sicad) II tendrá próximamente un ajuste que permitirá fortalecer su dinamismo.

«Vamos a hacer un ajuste en el Sicad II, un ajuste porque vamos a incorporar nuevos elementos que puedan dinamizar ese mercado», recalcó, al tiempo que señaló que este ajuste está siendo afinado y una vez que esté listo será anunciado.

Maduro mencionó que el año entrante se trabajará, asimismo, en función de buscar nuevas formas financieras que generen nuevos recursos que aporten al equilibrio y den respuestas también a las necesidades de divisas en el país.

Bienvenido sector privado

El mandatario nacional indicó que en Venezuela son bienvenidas todas aquellas empresas privadas que tengan deseos de crecer y de aportar al desarrollo económico del país y del pueblo de Venezuela.

Dijo que en ese sentido el Gobierno nacional ha venido trabajando en pro de mejorar y fortalecer las relaciones con esos sectores, y para conocer sus necesidades y planes de desarrollo productivo.

Rechazó las pretensiones de algunos sectores burgueses, dentro y fuera del país, de quebrantar y desestabilizar la vida económica en Venezuela, como forma de dar al traste con la Revolución Bolivariana.

«Hay una mafia que desde Miami ataca fantasmalmente la moneda, su objetivo es sumar elementos dentro de la guerra psicológica para afectar la economía y darle sustento a los elementos especulativos contra la moneda y el salario de los trabajadores», dijo Maduro.

«El Estado tiene las capacidades de los recursos, de las alianzas internacionales y de tecnología para echar a andar nuevos modelos de colaboración, de trabajo con el sector empresarial nacional y sobre todo con el sector empresarial internacional que quiere venir a trabajar aquí».

«Venezuela abre las compuertas para quienes quieran trabajar. Llamamos al sector empresarial que tiene que estar verdaderamente en la jugada productiva cumpliendo con la ley, respetando al país, respetando a los trabajadores. ¡Vamos a trabajar!», recalcó.

Parto histórico

El presidente afirmó que Venezuela está «en el parto histórico de una revolución económica, para que supere el rentismo y se saque de encima los lastres de la burguesía parasitaria que ha vivido solamente de la especulación durante más de 100 años».

«Estamos en el parto de una revolución en el campo económico. Es una oportunidad histórica para superar la economía rentista y avanzar hacia la economía productiva. Yo sí soy optimista, no creo que es un pecado creer en Venezuela, y en la capacidad productiva de los trabajadores venezolanos y de los empresarios patriotas», destacó.

Maduro sostuvo que «hay un grupo que trabaja día a día para cortar la cadena de suministros, están jugando con la paciencia popular, para irritar al pueblo, a este pueblo bravío. Y si no fuera porque nosotros estamos aquí al frente todos los días, ellos hubieran logrado su objetivo».

Neutralizando campañas

Maduro dijo que Venezuela está constantemente neutralizando campañas de la ultraderecha venezolana que desde Estados Unidos conspira contra el país y su pueblo.

«Nosotros trabajamos con gran capacidad diplomática, basada en los principios de dignidad y respeto, trabajando para neutralizar campañas y políticas que pretenden poner a todo el establishment (organización) imperial de Washington contra Venezuela», afirmó.

Dijo que «si uno actuara solo con el sentimiento de dignidad, a veces provoca cerrar todas las relaciones diplomáticas con el gobierno de Estados Unidos y que se vaya la embajada completa. Pero respiro y encuentro la sabiduría chavista, ese conflicto no va a durar seis meses o un año, es histórico, por más de 200 años la élite imperial de Estados Unidos nos considera menos que ellos, nos desprecia, sueñan con que Venezuela sea una estrella más en su bandera como una colonia más».

Maduro insistió en que el país tiene que continuar llevando la verdad por el mundo. «Una y mil veces en la diplomacia de la dignidad, y buscar detener al monstruo. Estados Unidos se está metiendo en un callejón sin salida, al meterse contra Venezuela lo está haciendo contra América Latina en general. Ya tiene 50 años de fracaso contra Cuba y ahora comienza a ensayar contra Venezuela políticas fracasadas para detener el curso que lleva la historia».

Devela una operación de sicariato

El presidente de la república develó un presunto plan de sicariato en su contra, el cual sería ejecutado en Ecuador.

«En la reunión de Unasur nos llegó una información con nombre y apellido, cuenta bancaria y cuánto le pagaron a un sicario que enviaron de Centroamérica a una operación contra mí en Ecuador», dijo.

Aseguró que se comunicó con el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, para que reforzaran la seguridad. Asimismo, mencionó que el presunto sicario ingresó un día antes a Ecuador. «Lo estamos buscando en Venezuela y las autoridades ecuatorianas tienen la información», acotó.

No hay un líder en la oposición

Nicolás Maduro señaló que «mañana mismo yo abriría las puertas de Miraflores para dialogar con los sectores políticos. Ahora me pregunto: ¿A quién llamo? Si todos tienen miedo de dar un paso. ¿A quién se llama? ¿Quién representa a la oposición?», se preguntó.

Asimismo, dijo que hace un año la oposición tenía un líder, pero el 2014 «ha sido terrible» para el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, «porque ya no es el líder de la oposición».

«No hay un vocero de la oposición que yo agarre el teléfono y llame y diga que este es el líder de la oposición. No tengo interlocutor ni hay un grupo de líderes», añadió.

Descartó la posibilidad de que en el país se pueda dar un golpe de Estado: «Lo único que podría generar un estallido social en Venezuela es que la derecha apátrida me haga algo a mí».

Fotos: @tmaniglia

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente